lunes, 6 de octubre de 2008

¿Hay Etiqueta en la Biblia?

Para que no se torturen con la respuesta, je,je, les digo que: ¡SI! ¿y saben por qué razón hago esta aseveración?. Como es clásico en mí, primero haré un cuadro de antecedentes para luego entrar a lo que voy.

En la navidad de 1992 ¡Ups! ¡cómo ha pasado el tiempo! ¡sigh!(suspiro), mi esposo me dió como regalo de navidad, un libro que lo visitaba casi todos los días ¡en el supermercado!, ja,ja,ja.

Pues sí, cada vez que podía, iba a ese supermercado, y me dirigía a la sección de libros, y ya tenía el lugar en donde lo tenía "apartadito", je,je, y como era un libro que no se leía, pues era de los que estaban en rebaja, así que yo, lo tomé del montón en el cual estaba, lo aparté para evitar que alguien lo fuera a comprar, e inicié a juntar $$$ (por esos tiempos, mi esposo no me daba todavía el pleno uso de la economía casera por estar en recuperación ¡sólo habían pasado dos años!), así que sólo le platiqué mi "travesura" y el afán que mostraba de ir siempre a ese supermercado.
Mi esposo había notado que cuando iba a ese supermercado, me dilataba muchísimo. Lo que sucedía es que me ponía a leer el libro que les comento, ja,ja,jaja, pero como mi vista no estaba todavía correcta, tardaba mucho en leer, así que iba lento, muy lento en la lectura, pero al yo tener miedo de que alguien lo fuera a encontrar y a comprarlo ¡y todavía no lo terminaba de leer!, le dije a mi esposo mis temores y él me pidió los datos de dónde lo tenía escondido, así que llegó el día siguiente y volví a ir, buscando al que ya consideraba mi libro ¡y no lo encontré!.

Regresé de inmediato al consultorio toda alicaída, tristona, y él me preguntó al observarme, el porqué de mi actitud, y casi llorando le comenté que habían vendido "mi" libro, ja,ja,ja. Él me consoló como pudo, y así siguió el tiempo, pero yo no olvidaba mi libro y cuál sería mi sorpresa al abrir mi regalo en esa navidad, ¡era el libro que tanto quería!.

Su título: "El arte de la etiqueta". Hoy, al estar revisando el estante en donde tengo mi recetas de cocina, ¡lo encontré! e inmediatamente me puse a recordar. Mis hijas también se empezaron a recordar todas las lecciones que les había dado con libro en mano.

Ja,ja,ja,ja, no vayan a pensar que soy una dama muy refinada, ¡para nada!, pero como trataba de recuperar lo que había perdido, pues ese era mi interés.

En realidad, poco lo he logrado, pero prosigo a la meta. Así que hoy en día,por ejemplo, no hablo con comida en la boca, je,je, bien que me acuerdo de las enseñanzas de casa, ni tampoco hago otras cosas que son básicas, pero yo quería saber más, siempre más, por eso la razón del libro.

En fin, inicié a leerlo y a compartirlo de nuevo con mis hijas, ahora ya ellas unas señoritas, antes unas pequeñuelas.

Y ahorita comparto con ustedes algo que volví a encontrar:

En la Introducción dice:
"La esencia de la etiqueta es la gentileza..." ¿les recuerda algo? ¡yo sé que sí! porque en Filipenses 4:5 dice: "Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres". ¿Se dieron cuenta de lo que les escribo?

Desde que tuve mi encuentro con el Señor Jesucristo, escuchaba que la Iglesia había cambiado muchas cosas en el mundo, además, escuchaba que las personas preferían a gente cristiana en el trabajo, porque eran la gente más honesta, respetuosa,sinceras, que no faltaban a su trabajo sólo por flojera, que tampoco eran mentirosas y demás cualidades positivas.

También dice el libro acerca de la Etiqueta, después de decir que su esencia es la gentileza, añade: "...la decisión de no ofender a nadie. Es comportarse siempre son sinceridad; usar el suficiente tacto ante cualquier circunstancia...una persona educada, de buenos modales, es tolerante..."
Al leer ésto, ¡16 años después! y al observar la terrible conducta de muchos que se dicen "cristianos", me digo: "Creo que por lo menos, ya que no leen la Biblia, deberían de leer "El arte de la Etiqueta", ja,ja,ja.

Es increíble cómo la Iglesia ya no es quien marca la pauta. Y no me estoy refiriendo a aquella religión popular que se dice llamar sólo ella "Iglesia", sino me refiero a los salvos por Cristo, ¡la verdadera Iglesia del Señor Jesucristo! Esto es una verdadera catástrofe. Si a mí me duele el corazón, pienso en lo que ha de sentir nuestro Señor en observarnos, a los que hemos sido comprados a tan alto precio...¡precio de sangre! ¡sigh!
Creo que si por lo menos leo la epístola paulina a los Filipenses, encontraré muchas cosas que me ayudarán a ser más cortés, pero no fingido, porque lo practicaré ¡todos los días!.
Y me permito abrir un paréntesis para que sonrían y así explicar mejor este punto.

"Nos contaba un querido hermano de nuestra congregación, el cual trabajaba dentro de los navales, que en una ocasión, un general, al encontrarse muy contento por la forma rápida y bien hecha con que habían realizado un trabajo cierto grupo de soldados navales, se dispuso a invitarles a comer como una forma de recompensarles. Les llevó a un restaurant de cierto lujo, y él mismo les pidió el menú, pero al observar que casi todos, sólo miraban y ninguno se atrevía a comer, platicó con el comandante que estaba a cargo de ellos, diciéndole: ¿qué pasa? y éste le contestó: "mi general, esta es gente corriente, creo que mejor hubiese sido que les hubiese hecho una "cochinada" (término que se refiere a matar un cerdo,puerco, cochino, marrano, o como le quieran llamar, je,je y hacerlo en "carnitas" -término usado por acá para poder utilizar la carne del animal en tacos-) y les hubiese ud. dado su buen pulque, o cerveza, y sus "Cocas" (término para la Coca-cola), porque definitivamente, como no están acostumbrados a ésto, ¡hay muchas caras forzadas!."
Mi queridos hermanos en Cristo, cierro el parétesis y pongamos en práctica lo que la Biblia nos manda, para que no haya muchas "caras forzadas" entre nosotros, je,je. Claro que hay muchos que son hábiles en fingir piedad, pero el espiritual, reconocerá facilmente al engañador. Sólo que hay que tener cuidado, porque muchas veces la envidia, hace confundir a los hermanos y se le puede llamar malo al que no lo es, así que no juzguemos, y si oremos y pongamos por práctica lo que la Biblia nos dice, para que no seamos ninguna "Cara forzada".

Así que ya saben, nada de "caras forzadas", ja,ja,ja.
Gracias por leerme y un fuerte abrazo para todos.










36 comentarios:

elim-el oasis de Eva dijo...

Isa, muy buenos como siempre tus comentarios, ¿has leído el libro "Sonría otra vez"? Es un estudio sobre la carta a los filipenses (de Chuck Swindoll)Me lo has recordado.
Un abrazo "no forzado" para ti

Keila dijo...

Me encantó la frase sobre la gentileza. La Biblia es un libro de Etiqueta y de Cocina, pues también nos recuerda que debemos sazonar todo con amor. ¡Qué lindo es poder leerla y compartirla! Gracias, Isa.

Brisa Nocturna. dijo...

Yo digo que la clave de todo esta en el amor =)

Un abrazo sin etiqueta para ti.

Gusmar Sosa dijo...

Me gustò el estudio!!!!
Pero no sé si me gustó más tu introducción, la vivencia!!!!
Si ya estoy acostumbrado a eso, y me gusta!!!!
Me haces reir y luego plaf!!!! El golpe de gracia... Saludos...Y a tu familia, por cierto Ava me tiene enamorado de sus historias melancolicas!!!!!! Estoy por publicar en mi blogs una que me gustó mucho de ella, ya pasaré a pedirle permiso. Abrazos...

Isa dijo...

¡Hola mi Eva!, mi guerrera en Cristo.Siento amplio placer de gusto al encontrar tu visita a mi manantial. Y ese libro de Swindoll no lo he leído, voy a buscarlo.
Besitos para ti hasta tu casita española.

Isa dijo...

Así es mi Keila, los que nos hemos gozado leyendo la Palabra de Dios, podemos decir que es una fuente inagotable, tal cual su autor...¡Dios!
Gracias por tu visita mi escritora preferida y te mando un abrazo bien apretado hasta la ciudad del "Smog", je,je.

Isa dijo...

Mi amada cubanita,cuando el amor existe entre dos personas, todo lo que es de buen nombre, surge sin necesidad de tener "caras forzadas", je,je.
Te envío un abrazo muy jarocho.

Isa dijo...

¡Hola Gusmar! siempre serás alegría varonil para este manantial, y me hiciste reír con tu comentario, ja,ja,ja, por lo que acá decimos que primero le "sobamos" (tallar la parte que va a ser golpeada) y luego...¡zaz!.
Ja,ja,ja,verdaderamente que no lo he hecho a propósito, sino que creo que ese es mi estilo, je,je.Así como me encanta el tuyo.
Besitos a tu familia y un abrazo para ti.

El Peregrino dijo...

Hola Isa... Pues yo también prefiero que me inviten a "carnitas", ja, ja.

Lo de las "caras forzadas" me recuerda a un libro que leí hace años de Luis Palau, su título es "No te dejaré hasta que seas perfecto", y casa al principio confesaba que él había sido un "hipócrita sincero", curioso término ¿Verdad?. Era su manera de decir que había aprendido a poner esas caras forzadas, porque es lo que se supone que un buen cristiano debía hacer, tener una buena apariencia... Le llevó varios años aprender que no es así, igual que a mi... Y creo que muchos aún no lo han aprendido, ji, ji.

Muy buen artículo, amiga.

Mi Ser dijo...

vine a visitarte... y contemplar el poder de la Palabras.... sabías que la Palabra es fuente de aguas vivas no?... es una Promesa pendiente... aquello que viene a darnos cuenta... El poder de la palabra... tan grande que puede ser condena o simplemente un oasis... como lo fué hoy... compartiendo tus letras....

Te Dejo un Abrazo...
Mi Ser

♥ ♥ ♥ JOSELYN ♥ ♥ ♥ dijo...

Antes de conocer a CRSISTO era las que pensaba que lo bueno era malo y lo malo era bueno, Nos guíamos tanto del mundo que estando vulnerables espiritualmente, nos engañan facilmente, cuándo Acepté a JESÚS... Mi vida cambió... Por esa razón, nosotros debemos mostrar gentileza en nuestras palabras y nuestras acciones, para que nuestras vidas llegan a ser un "árbol" para los demás Proverbios 15:4. DIOS TE BENDIGA TREMENDAMENTE Y CONTIGO HAZ DE TENER SABIDURIA

♥ ♥ ♥ JOSELYN ♥ ♥ ♥ dijo...

Antes de conocer a CRISTO era las que pensaba que lo bueno era malo y lo malo era bueno, Nos guíamos tanto del mundo que estando vulnerables espiritualmente, nos engañan facilmente, cuándo Acepté a JESÚS... Mi vida cambió... Por esa razón, nosotros debemos mostrar gentileza en nuestras palabras y nuestras acciones, para que nuestras vidas llegan a ser un "árbol" para los demás Proverbios 15:4. DIOS TE BENDIGA TREMENDAMENTE Y CONTIGO HAZ DE TENER SABIDURIA

Isa dijo...

¡Hola Peregrino!, ja,ja,ja, me causa risa encontrar esta... ¿sátira?...¡que te gusta la carne!, je,je, perdón...¡carnitas!, ja,ja,ja. Habrá de verse a muchos cristianos que sin ella no pueden vivir, ja,ja,ja.
Gracias por tu visita estimado hermano, este manantial se gozó con tu comentario.
Saludos.

Isa dijo...

Qué tal caracolito, ya pasé por tu casita y de nuevo te vuelvo a repetir,pero ahora en mi manantial: ¡Feliz cumpleaños!
Gracias por tu visita.

Isa dijo...

Mi querida Joselyn, me lleno de gusto cuando veo tu comentario cuando me visitas en mi manantial. Y si es verdad lo que dices, pero también es muy cierto que Cristo cambia todo lo que somos.
Bendiciones!!!

Jenny dijo...

Siempre puedo pasar por aqui y encontrar algo vivo y real para este caminar! un abrazo enorme!!!

Isa dijo...

Gracias Jenny por tu visita, la cual agradezco ampliamente.Me encanta también tu blog, tienes muy buenos posts. Muchas gracias por tu comentario en mi manantial.
Un abrazo grandotote.

Rafael dijo...

mi querida Isa, me siento muy bien al ver la energia que tienes, con la fuerza que expones tus vivencias, y ver lo buena persona que eres...que Dios te sigue dando esa energia durante muchos años, nosotros no faltaremos a tus citas!! siempre me siento un poquito mejor al visitarte.

gracias por ser como eres!!

Un abrazo,no tengo mas remedio que quererte !!

Michel... dijo...

La Biblia un libro de etiqueta.. me encantó - gracias por compartir y por retarnos a que la gentileza, el amor y la ayuda y sonrisas no forzadas sean el pan diario de las iglesias - que la gente sepa que somos cristianos por eso y no por pescaditos o las megabiblias. Un abazo :D

Tinkerbell dijo...

Definitivo: la Biblia nos eneseña todo lo necesario para poder vivir.

Isa dijo...

Mi estimado Rafael, gracias grandemente por visitar mi manantial y comentar, y te diré como decía mi papi:"el día que pueda decirte libremente hermano (porque compartimos el mismo Padre -¡celestial, obviamente!-, ese día será el más feliz para mí".
Cuida a tus hermosos hijos y a tu esposa que te los cargó por nueve meses y los ha cuidado a todos uds.
Gracias porque te gustan mis posts.
El Señor te continúe bendiciendo.

Isa dijo...

¡Hola Michel!, qué gusto encontrar tu visita en mi manantial. Y dime:¿en dónde estás ahorita?. Y lo que dices es cierto, por todas las cosas que nos marca la Biblia:amor,gentileza, templanza,bondad,gozo,etc,etc,debié-ramos ser conocidos los cristianos y entonces va a ser más efectivo nuestro testimonio ante los que no le conocen.
Gracias mil por tu comentario.
Nos seguimos visitando y el Señor te continúe bendiciendo en cualquier lugar en donde estés.

Isa dijo...

Mi amada Campanita,muy cierto lo que dices,si tan solo hiciéramos caso ¿verdad?.
Muchas gracias por visitarme y repartir tu belleza por este manantial.
Besitos para ti.

Santa Claus dijo...

Jojojo espero que estes bien. Estoy concientizando a las personas de Santo Domingo para que ahorren, ya que la situación no esta fácil y adémas por ahí viene la navidad jojojo.

Cuando puedas visita mi blog y dejame saber tu opinión del ahorro y para que quieres hacerlo.

cuidate!

Susanita dijo...

Jejeje, me gusta la manera jovial en que escribes! Dios te bendiga y te invito a darle una vuelta a mi blog! Exitos!

Claudia Gonzalez Cañas dijo...

UUff, excelente enseñanza mi Isa, pero primero que todo, lo del supermercado genial, genializimo, lo hubiera hecho también, jejejje. Y con respecto a la etiqueta de la biblia, totalmente y por excelencia. Más si El Señor mismo dijo que le imitáramos a Él, y qué hombre podría ser mas amable, correcto, criterioso, pasivo, humilde, pero con la autoridad que sólo Él poseía.

Gracias por éstas lecciones que no podemos olvidar.Un besito para tí.

Claudia

Isa dijo...

¡Hola Santa Claus!, gracias por tu visita aunque todavía no es navidad, ja,ja,ja, perdón:jo,jo,jo.Buscaré mi abrigo y pasaré a visitarte, y ¡vaya! ese es el tema del próximo post del manantial.
Saludos.

Isa dijo...

Gracias Susanita por tu amable invitación para ir a tu casita, tenlo por seguro que iré.
Gracias por tu visita a mi manantial y por comentar.
Un abrazo muy fuerte para ti.

Isa dijo...

Mi amada Claudia, muchas gracias por tu visita a mi manantial y muy cierto lo que me dices, nuestro Señor Jesucristo, el ¡excelente ejemplo a seguir!
Te envío mi cariño desde México.

Lc dijo...

Have a great weekend.

Luis Penieres dijo...

haha, me encanta tu manera de contar las cosas, empiezas con una idea le sigues con otra, le campechaneas y terminas con otra, oiga aste´chata, hehehe, no per es padre leer tus aventuras, me hiciste recordar mis épocas de prepa, cuando hiba a leer los comics sanborns, porque como estudiante, pos no tenias la lana para comprarlos y ahi me pasaba un buen rato viendolos y toda la cosa, soñando cuando 1ero Dios yo hcier comics y animacion...ah como pasa eltiempo, ahora compro los comics de ha 4 a veces por jalon y hasta los leo después, como cambia uno, pero no cambiemos nuestro primer Amor i dejemos que se apggue nuestra pasión por Jesús...saludosss (haha ya me extendi, quien sabe a "quien" me paresco...hahaha)

Isa dijo...

¡Hola Ic!, Qué gusto me da de nuevo recibir tu visita a mi manantial.Gracias mil por tus deseos, lo mismo te deseo yo.

Isa dijo...

¡Qué tal Luis!,me hiciste reir con tu comentario, ja,ja,ja, no cabe duda que no nada más sabes hacer lindas caricaturas. Y oye, por lo que veo compartimos la misma aficción:¡ir a leer a la misma tienda!, ja,ja,ja.Sigue haciendo buenas caricaturas.
Saludos

hapuc dijo...

jajajaja... que buen relato serás mi ejemplo de blogger para segurir...

que buena...
seré gentil

Isa dijo...

¡Hola Ivonne! Muchas gracias por visitar mi manantial y por poner tu comentario. Es para mi un gusto grande el contar con tu presencia en mi blog.
Te doy un fuerte abrazo virtual.

Isa dijo...

¡Hola Ivonne! Muchas gracias por visitar mi manantial y por poner tu comentario. Es para mi un gusto grande el contar con tu presencia en mi blog.
Te doy un fuerte abrazo virtual.