domingo, 12 de octubre de 2008

¿Qué es lo necesario?

Leyendo en la Biblia 1º Timoteo 6:8 : "Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto", y estuve pensando por un buen tiempo en ésto, y llegué a mi conclusión.
Pero antes de decirles cuál es, quiero, como siempre hago al tener un pensamiento y preguntas en mí, un marco de antecedentes históricos, porque de otra manera, ustedes no entenderían ¡nada!.

Quien haya nacido en "pañales de seda", ¡los felicito! (y cuídense de los secuestradores ¡uy!), pero por desdicha, un buen porcentaje de nosotros, tenemos que estudiar y ver por nosotros mismos la manera en que hemos de "ganarnos el pan", aunque ya tengamos una profesión. Claro está que eso no quiere decir que dicha persona afortunada de la que hablamos en el párrafo de arriba, no estudie o cosas así, pero es bien sabido por todos, que estas personas, no tienen que ganarse el pan con su propio sudor, je,je, o como se diría por acá, que hay muchos que se ganan el pan con el sudor del de enfrente, ja,ja,ja, pero bueno, dejemos así esta introducción y ¡vayamos al grano!, así se dice en México.

Tanto mi esposo como quien escribe este post...¡yo!, je,je, estudiamos Medicina, llevando al mismo tiempo dos Terapéuticas: la de Galeno o Medicina Tradicional y la Homeopática, ¡arriba los "chochitos"! (son los que nos han dado de comer, je,je).
Siendo estudiantes de Medicina, al mismo tiempo llevamos un curso de enfermería de Quirófano para poder trabajar mientras estudiábamos. Mi esposo se había venido de Sinaloa sin el apoyo económico de sus padres, ya que estos deseaban que se quedara en su tierra, así que trabajó ¡de todo!, je,je, y la verdad es que yo, mi padre, un gran hombre cristiano, nos suplía a mis hermanos y a mí, nuestras necesidades económicas, pero uno como joven, siempre quiere "aletear".

Al terminar la carrera, ya estábamos casados, y después de pasar el Servicio Social e ir a trabajar para el gobierno a un proyecto establecido (IMSS-COPLAMAR) para alcanzar a las personas más alejadas de un lugar con servicio médico, fuimos a un pueblito (Estación Symon) en el estado de Durango -al norte del país en la parte del centro- que casi estaba constituído por mujeres. La mayoría de los varones, se habían ido a USA de "mojados", y el querido gobierno, no por hablar mal de él, sino para decir exactamente la verdad, en los 8 meses que estuvimos por ahí ¡nunca nos pagó!¡imagínense!. Incluso nuestro querido hermano Darío Clingan -Darrell- nos decía: "ustedes están ahí, ¿trabajando o pagando penitencia?",ja,ja,ja,ja (No había agua, no había luz, ni nada para comer y estaba a la orilla de un pequeño desierto de 4 km. De día...¡un calor! y de noche...¡brrrr! ¡qué frío! ¡ugh! Siempre nos preguntamos: ¿qué hace esta gente viviendo aquí? Lo bueno es que aprovechamos para llevarles el mensaje del evangelio). Sobrevivimos con el dinero que habíamos ahorrado del Servicio Social, y como nunca fuimos ¡ni somos!, personas que nos atraiga el lujo o el andar en automóviles costosos, así que nos sentíamos contentos con tener suplidas nuestras necesidades de comida y vestido.
Al enviarnos el Señor a Veracruz -por circunstancias que ahorita no diré, ya habrá otra ocasión- pues nos encontramos que no teníamos ¡nada! y sí un bebé a punto de nacer (Alex), un Seguro Social que nos había vuelto la espalda, porque nos desconocía (los que son mexicanos, saben que ese es el "estilo" de por acá, ja,ja,ja), así que mi querido papi, ante situación tan apremiante, inmediatamente (a dos días de haber llegado al Puerto) metió de trabajador a mi esposo al muelle, pero le puso en "la puerta" -en la zona de Contenedores- para que mi esposo que desconocía todo movimiento portuario, pudiese realizarlo y a la vez, no hubiera menoscabo en su persona por algún accidente al desconocer los movimientos. Estar en "la puerta" significa llevar la apuntación de los movimientos de carros con carga que entraban y salían en la zona de carga y descarga, bueno, eso dió las posibilidades ¡de inmediato! de poder ir al IMSS (Seguro Social) para asegurar mi entrada para tener a la criatura ¡uf! ¡qué trabajos y carrereos para mi esposo! Lo bueno es que el bebé retardó su llegada a este mundo por ¡quince días! ¡qué bueno! ¡Dios hace todas las cosas! Eso es lo bueno de tener y dejar todo en sus manos.

Pero qué cambios, en especial para mi querido marido. Unos días antes, todavía se encontraba tras un consultorio dando consultas, y después de ser despedido por todo un grupo de mujeres que lloraban y sus niños que decían adiós con pañuelos blancos ¡todos!, que salieron a todo lo largo de la vía del tren para despedirse de su primer médico que tenían y que les había salido tan certero y compasivo, y días después, encontrarse él en un mundo de varones, todos mal hablados, la mayoría sin estudios y acostumbrados a la vida ruda y dura del muelle, ¡sigh!.
Pero en fin, este es un lado que tienen que vivir todos aquellos que quieren aventurarse en la vida matrimonial, ja,ja,ja,ja, ¡pero vale la pena!, estoy segura que si le preguntaran a mi esposo ¡eso les dirìa!.
¿Saben qué pasó?, al ir al Seguro Social a inscribirnos, le buscaron en la computadora y resultó ¡que estaba apuntado desde que nos encontrábamos en Durango!. Ahí fue en donde nos dimos cuenta que nada había sido por cosas de la "suerte", sino que Dios estaba en cada una de las acciones sucedidas en nuestra vida.
PERO...
Ahí fue donde se inició nuestro "via-crucix". La mitad de lo que ganaba mi esposo, era para pagar la renta y mil pesos más para la leche del niño (nos quedaban mil pesos para el resto de los gastos mensuales ¡ay!). El bebé, salió muy "tragón", ja,ja,ja,ja, desde recién nacido, a más de chuparse su lechita materna de ambos senos míos, todavía necesitaba tomar ¡siete onzas de leche más! ¡wow! (siete onzas equivale a una mamila grande. Las pequeñas tienen 4 onzas). Tuvimos que llevarlo al Pediatra porque pensábamos que quizá nos estábamos engañando como médicos porque al ser padres, no podíamos captar bien la situación, pero no, la criaturita, era muy comelón, al grado que a los ¡dos meses!, el Pediatra ya le instaló que se le diera su comidita -ante nuestro asombro- más su leche ¡ay! ¡y nosotros casi sin dinero! y con una criaturita que comía como nigua, ja,ja,ja,ja. La única fortuna, era que no necesitábamos ir con el Bariatra (especialista para bajar de peso) porque nos manteníamos siempre en el peso adecuado, ja,ja,ja.
Pero siempre habíamos sido personas sin ansias de tener lujos. De automóvil, teníamos un WV viejito. Mi esposo trabajaba de día en el consultorio y por las tardes hasta las 12 de la noche, trabaja en el muelle. Yo era: la secretaria, la muchacha del servicio, la telefonista, la enfermera, la de recepción y la que entretenía a las personas para que no se aburrieran, además, cuidaba al hijo y limpiaba la casa, tres veces al día, porque tantos "pies" en mi sala -que funcionaba como sala de espera-, pues había que limpiarla seguido para que no se viera sucio. Así que por ¡diez años!, sólo dormía 3-4 horas diarias ¡hasta que me enfermé! ¡uy! pero con una semana de dormir 8 horas diarias ¡me curé!, ja,ja,ja.
Además, vendía ropa, perfumes, bisutería, colchas, cosas traídas de USA, hacía tandas, cajas de ahorro, "encalichaba" la barda de mi casa para que siempre se viera recién pintada, lo mismo que la casa ¡uf!, ja,ja,ja, hice el anuncio de médico de mi esposo, y debía tener tiempo para lavar la ropa (mi hijo resultó alérgico a los pañales desechables, así que tenía que lavar diario ¡50 pañales! ¡sigh!), hacer de guisar a la vez que atender a las personas ¡en mi propia sala! y estar lista para cuando mi esposo me llamara a las exploraciones ¡ay!. En realidad, no sé cómo sobreviví, pero Dios me dió el ánimo, junto con mi esposo de salir adelante, soportando todos los rigores de vivir en donde vivìamos ¡un patio de vecindad! ¡ay!, y además, hospedar mucha gente en casa ¡tan pequeña!. Nos volvimos arquitectos, decoradores, animadores, y además, todavía tenía "tiempo" de poder asistir a TODAS las reuniones ¡Y SERVIR!, y gozarme al recibir a visitas en casa, para comer,¡cómo querían a Alex! que salió asmático y teníamos que hacer turnos de hospital para poder dormir en los tiempos de crisis de su enfermedad ¡sigh!

No tenía tiempo ni dinero, para asistir a ningún "Spa" o Gym, pero nos es por nada, estaba delgada, no tenía "llantas" ¡qué va!, tenía que caminar mucho.Siempre andaba en movimiento y tenía brazos torneados, las lavadas me ayudaban mucho, je,je. En fin, Dios siempre me vió con ojos de misericordia, porque me concedió una piel sin manchas, sin acné, unas manos con uñas duras que resistían el detergente, así que mis manos daban la apariencia de cuidadas, ja,ja,ja, el niño tenía apariencia de hijo de ricos (rubio, sonrosado,piernas torneadas, bien comido, ja,ja,ja). A mi esposo, los vecinos le decían -atrás de él ¡obviamente!- : ¡pobre niño rico!, por el lugar en donde vivíamos. En fin, Dios nunca deseó que tuviéramos $$$, Él sabe y nos conoce, y le estamos agradecidos por todo lo que nos dió, y no me refiero a cosas matreriales y de $$$$.

Seguimos igual, sin ansias de lujo, agradecidos con el Señor porque SIEMPRE nos ha dado LO NECESARIO.
¿Qué es lo necesario? tener para comer, un lugar en donde reposar cuando estemos cansados o enfermos y criar a nuestros hijos. Tener vestido, y aquellas cositas que ya no son consideradas "lujos" como un automóvil, aire acondicionado -¡con este calor!-, una computadora, por poner un ejemplo y tener el necesario $ para mandar a los hijos a la Universidad. Y pues ¡estamos contentos!
Ja,ja,ja, tanta vuelta para llegar a la conclusión tan pequeña ¡sigh!. Cuando le compartía a mi esposo el comentario de Luis Penieres del post pasado, cómo se divirtieron conmigo las hijas y mi esposo dijo: "¿Ya ves que no soy el único que digo eso?, ja,ja,ja. Bueno, ese es mi estilo y les agradezco que me lean mis tonteras de "chiquilla de la media vida", ja,ja,ja. Y a Luis lo quiero mucho.
Sé que algunos se han de estar preguntando, porque fue la pregunta clásica de época pasada: Si había tanta necesidad económica, ¿por qué ella no trabajó como Médico, al fin y al cabo que también lo era?. Pues por la simple y sencilla razón que mi esposo decidió que así fuera, él quería ser el dador principal de la economía, je,je, además como él también me decía: "las mujeres, prefieren doctoras y tú manejas las dos terapéuticas al igual que yo, ¡y me vas a dejar sin chamba!, ja,ja,ja,ja. Por eso, por amor a mi esposo, trabajé en otras cosas, y ahora estoy ¡de mantenida!,ja,ja,ja,ja, ¡pero creo que me lo merezco!, je,je.

Están invitados a mi casa, todos son bienvenidos. No encontrarán lujos, pero sí una plática dicharachera, y seguro que me "sacrificaré" con sacarlos a pasear, ja,ja,ja.

Un fuerte abrazo para los varones lectores y para las hermosas damas que acuden a este manantial, les envío un beso bien tronado al estilo jarocho.



24 comentarios:

Rafael dijo...

que vida!! podrias escribir un libro...desde ahora seras mi heroina preferida...madre mia, lo que has vivido,gracias por compartir parte de tu vida,es muy interesante conocer este tipo de vivencias y saber que hay personas como vosotros en cualquier rincon del mundo, gente buena, que sigue conservando sus principios aun ante tales adversidades

un fuerte abrazo

nota:pasate por mi blog,te contesto a tu comentario,jejeje

El Peregrino dijo...

Bueno Isa, yo tampoco ando en lujos, pero ni comparación a toda la vida que llevas encima... Sin duda ese sí que ha sido un gimnasio, de los de cuerpo y mente, de los que fabrican almas que aprecian lo que tienen, de las que saben mirar arriba sin dejar de pisar la tierra de la realidad.

Gracias por compartir tus vivencias, enriquecen, alientan, y sirven para mostrar que cuando Dios permite cosas en la vida de alguien, igualmente le da fuerzas para "soportar" todo lo que viene... ¡Y con contentamiento! Esa sí que es una verdadera riqueza, como alguien dijera una vez: No es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita.

Un abrazo

PDTA: Me he permitido agregarte al Blog-Roll del blog No Mas Mitos para "tenerte vigilada", ja, ja.

Isa dijo...

Gracias Rafael por ser un leal amigo. Visitante preferido del manantial que se goza al leer mis "pato-aventuras", ja,ja,ja, como yo le llamo.
Saludos mexicanos para el españolísimo Rafael.

Isa dijo...

Gracias Peregrino por "vigilarme", ja,ja,ja, me encantan las historias que cuentas y voy a pasar para pedir tu permiso de poner como post uno de los relatos tuyos que tanto me gustaron. Aunque estaría en "compás de espera", porque de repente la cabeza trabaja más aprisa que mis manos y me gusta darle su tiempo a cada post.
Pasaré a los Mitos de tu blog.
Saludos.

elim-el oasis de Eva dijo...

Isa querida, gracias por compartir estas vivencias tan personales pero que son un ejemplo para todos los que te leemos. Hay personas que no entienden por qué no trabajo fuera de casa, pero es que tenemos incluso más de "lo necesario" (ja, ja, no mucho más) y estamos contentos con eso. Saludos desde una noche otoñal de España.

Isa dijo...

¡Qué precioso se me hicieron esos saludos desde una noche otoñal española ¿muy romántico no?
Gracias Eva, mi guerrera cristiana por visitar mi manantial y ya ves, en todo hay que tener contentamiento, creo que es la clave para verse más joven, ja,ja,ja.
Te envío un besito.

Isa dijo...

¡Felicidades desde mi manantial para Rafael Conejo (hijo) por su bien merecido gane en el ajedrez.Creo que aunque es pequeño, me daría una paliza en dicho juego, ja,ja,ja.
¡En horabuena campeón! y saludos para el padre que ya no cabe en sí de satisfacción.¡Ambos se lo merecen!

Rafael dijo...

gracias mi queridisima amiga por tus felicitaciones,creo que mi hijo pudiera ganarte, tu tendrias que jugar conmigo jajaja,seguro me ganabas!!

hasta dentro de un ratito!!

Isa dijo...

¡Uy Rafael!, tiene añísimos que no lo juego, ya estoy "oxidada", ja,ja,ja, probablemente, quedemos "tablas", ja,ja,ja.
Saludos.

Michel... dijo...

Wow! Anécdotas a montón, con cuantas cosas... Es muy fácil olvidar (también) como SI tenemos lujos, preguntemos a los países pobres si no es un lujo tener, agua potable, drenaje, techo, comida... Dios nos ha dado tanto! Pero si mucho se nos ha sido dado, mucho será requerido... Un abrazo de jarocho deportado jaja

Claudia Gonzalez Cañas dijo...

Cada linea que leía, quería leer inmediatamente la otra y pucha que me reí, jajajajajja. Pero no por lo que has pasado, sino por tu forma de relatarla y cada vez te admiro más Isa. Eres una mujer muy esforzada y en esas cosas es que tenemos cosas en común, jajajaj, vez aún me rio. Y lo necesario es justamente lo necesario así de simple, lo demás muchas veces está de mas. Te cuento que una vez mi mamita hace muchos años en una oportunidad daba las gracias en la mesa por los alimentos y todo y cuando dijo:"Es lo necesario, no queremos más que esto, que sea tu voluntad.. nosotros nos miramos con una cara, como queriendo decir que dices mamáaaaaaaaa?, Como dices eso, jajajajaja. Bueno en resumen me ha encantado tu escrito con tus experiencias que siempre son enriquecedoras y ejemplo a seguir para mí. Te mando un besito a la distancia y se me cuida.

Clau

Isa dijo...

¡Qué tal mi deportado!, ja,ja,ja. Me da mucho gusto encontrar tu comentario Michel y tambièn espero que los germanos te traten bien, si no...¡les echamos montón los jarochos!, ja,ja,ja,al fin y al cabo que somos el estado más pobladito, aparte del Edo. de México ¡obviamente! y creo que los canadienses deberían pedir prestados a algunos jarochitos para ir a poblar algunas de sus zonas que necesitan gente guapa, ja,ja,ja.
Saludos y te sigo visitando.

Isa dijo...

Mi amada Claudia,recordando lo que diría nuestro estimado Luis Penieres, que me encuentra chistosa porque tengo el estilo de hablar de ¡Cantinflas!, ja,ja,ja, pero ¡qué honor me concede nuestro querido Luis! Y como decimos por acá:"que me la haga buena", ja,ja,ja.
Me encanta cuando visitas mi manantial y veo que tu mami era una mujer sabia. Tuviste buen ejemplo.
Besitos niña linda.

Gusmar Sosa dijo...

Tonterias????
No lo son, son verdaderas experiencias, de esas misma que yo he vivido con los míos. Y es cierto, lo necesario es lo necesario. Saludos Isa, Gracias por tu sabiduría y experiencia.

Isa dijo...

Mi estimado Gusmar, muchísimas gracias por comentar en mi manantial y no fallar a la cita.Se lee que eres noble y pronto acumularás más experiencias que con lo bonito que escribes, nos las harás gozar hasta en un libro no solamente en el blog. Mientras tanto...¡te aprovechamos!.
Saludos hasta tu hermosa tierra ¡Venezuela!

Brisa Nocturna. dijo...

Entiendo todo lo que dices querida Isa por propia experiencia.
Y para mi algo imprecindible es la "plática dicharachera"...me encantaria escuchar la tuya!!
Muchos abrazos con cariño =)

Gustavo J. Ontiveros dijo...

que bueno DIOS, que fidelidad. Gracias por compartir un poco de tu vida
Shalom

Isa dijo...

Mi amada Brisita, ciertamente que me encantaría de nuevo escucharte, pero más, que nos pasarámos una noche desveladas de tanto platicar, je,je,aunque esta "viejita", ya sólo aguanta hasta la una o dos de la mañana, pero no problem!!.
Te sigo visitando hermosa cubanita.

Isa dijo...

¡Hola Gus!, verdaderamente que es un gusto tu visita en mi manantial y poder leer tu comentario. Siempre agradecemos al Señor porque la fidelidad de Él es muy grande.
Saludos.

Luis Penieres dijo...

"oiga aste´chata, como digo una cosa digo otra" hehe, no pues gracias por compartir las "penurias" del ayer, y porque lo importatnte nos recueerdas como Dios simepre esta al prendiente de nosotros y comoel se ocupa de todo. Gracias de verdad por compartirnos la actitud de un matrominio ante las adversidades: confiados en Dios y amandose: Y me asusute cuando dijiste que ahora siguen igual, me pregunte: que todavía tu hijousa pañal? hahah, saludos. DTB

Isa dijo...

Ja,ja,ja,¡Hola Luis!, vaya que si es refrescante tu comentario,je,je,y lamento decirte que ahora la única que usa pañal ¡es mi mami!je,je. Ya ves, así es la vida, tal cual iniciamos ¡terminamos!,ni modo.Siempre tenemos que estar agradecidos con nuestro Dios cualquiera que sea la circunstancia por que Él es soberano.
Muy lindas tus caricaturas que no me las pierdo.
Saludos.

Keila dijo...

Amiguita, ya volví y te leo, luego comento con más calmita.

♥ ♥ ♥ JOSELYN ♥ ♥ ♥ dijo...

DIOS es tan bello que sabe nuestras necesidades y sobre todo nuestros pensamientos antes de desearlos.... El sacrificio vale para reposar en tiempo de abundancia, DIOS estaba siempre con ustedes.. Y mira de mantenida JAJAJAJAJA si lo eres como lo afirmas jah jah esta muy bien eres una lindisima ISA ... Gracias a DIOS también lo soy pero como mujer nos toca los quehaceres domésticos y vaya que si Isa no nos salvamos ahí... Vaya me encanta lo extenso asi no te escapa una y puedo comprender mas detalladamente, Me alegra pasar ... Me alegra conocerte más y me alegra mucho que nuestro Dios es maravilloso... Cristo sea en tu alma y que el señor le bendiga mucho, ilumine y guarde sus pasos. Que Dios te bendiga y te colme de abundantes bendiciones

Anónimo dijo...

jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja ¡CUANTA IMAGINACION JAROCHA ! jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajjajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja.