miércoles, 13 de noviembre de 2019

Navegando...(segunda parte)

Todo evento esperado, llega a su tiempo y debemos aprovecharlo para vivirlo a más no poder porque jamás regresarán esos momentos! Así que ¡llegó el cumpleaños de mi hijo! Y como todos los mexicanos promedio, pues no estamos viviendo en vida de auge y estamos bien así, y gozamos cada momento. De eso se trata la verdadera felicidad, de hacer grandioso un momento que ya estaba en el calendario. El tiempo pasa y no es preciso, buscar la forma de pararlo... dice la canción y este es mi primogénito. ¡Qué barbaridad! Mi lap no quiere jalar parejo y ahora no me da espacio como yo quisiera. Esta lap ya esw muy vieja, jijijijiji. Cualquier semejanza con la dueña, sí que tiene mucho de semejanza! Quisiera poner más fotos pero no puedo porque ya no me da espacio para escribir, Agregaré una foto más y espero que me salgan!                                                               
                             
   Me voy!!!!!                         

Navegando por la Vida

¡Qué emocionante es navegar! Sea por el mar en una lancha, yate o Barco, y también es agradable navegar por el mundo internáutico, que en sí no sé si es correcto este nombre, pero de repente me pareció tan bonito, que lo escribí! Pero más emocionante es navegar por la vida. ¿Se puede? ¡Es lo que hacemos todo los días en cuanto abrimos nuestros ojos y ponemos nuestros pies en el tapete, justo ahí comenzamos a navegar! Pero cuando las cosas se ponen difíciles, tenemos un piloto que guía nuestra barca, porque en sí no somos nadie importante, salvo para nuestra familia, amigos y Cristo. Para Él somos como una piedra que Cristo, nuestro salvador, nos colocó en su collar de mil perlas! (Como dice Rubén Sottelo en "Amor Sublime". ¡Somos valiosos y eso es lindo, agradable y nos insta a llevar una vida excelente para él y siempre tener motivo para vivir y seguir! Una sonrisa alegra a cualquiera y hasta a nosotros mismos que la dibujamos en nuestro rostro!     
¡Vean esta carita tan apacible y llena de confianza! Y durmiendo en las comodidades que se pueden tener. Muchas veces así debemos de ser nosotros, conformarnos con lo que tenemos, y no es que quiera promover el conformismo, sino el liberarnos del egoísmo y luchas sólo por tener las cosas materiales, de tal manera que hasta olvidamos el gozar la compañía de las personas que amamos y también de nuestras mascotas como la Zuki, bigotes de café capuchino! Jajajajajaja.  No me es fácil poder hacer esto de disfrutar lo que tengo, porque muchas veces mi pensamiento se fija en determinada cosa que quiero alcanzar y bueno, eso hasta me quita las ganas de lo que tengo alrededor y no lo disfruto, ni agradezco a Dios Padre por proveérmelas!                                                                     

   

 


martes, 29 de octubre de 2019

¿Cansada?

Primero tengo que definir en qué área me siento cansada, y no es en mi esfera espiritual, quizá lo es en mi esfera física, porque cada vez me da más problemas mi rodilla "la enfermita", jijijiji. así le digo yo a la que fue la que inició con el problema, pero desgraciadamente la izquierda ¡ya casi se le semeja! Ni modo a seguir hasta que me llamen para cuando me toque mi intervención quirúrgica.
El jueves voy a mis radiografías y gracias a Dios que cuento con mi yerno querido que el lunes le pediré que vaya a apartarme lugar al IMSS a las 3 o 4 de la mañana y como vendrá mi hijo, él lo sustituirá a las 6 de la mañana para yo presentarme a las 7. Esto de ir al Seguro, es trabajo de familia, porque somos ya tanta gente, que luego no encuentra uno lugar para el "enfermito", en este caso, YO.
A una amiguita, se le enfermó su hijo de urgencia, que como no alcanzó ni siquiera camilla, lo sentaron en una silla y ahí el pobre se la pasó toda la noche entre sus "ayes" y como para "rematar con broche de oro" es diabético, y aunque él les decía, no le prestaban mucha atención debido a la cantidad de gente,pero que como de lo que originalmente fue a Urgencias, ya había pasado, lo dieron de alta, pero en el taxi, se les puso bien mal, ¡y de nuevo a Urgencias! en donde ahora sí alcanzó camilla. Mi pobre amiguita estaba angustiada y en su cara reflejaba su angustia y dolor! Por fin le dieron su cama en piso y ya le pudieron tratar como se debía y ahora ya está bien.
Yo estoy pidiéndole a Dios, que para cuando me toque la intervención quirúrgica para mis prótesis, por fuerza me tienen que tener cama o esperaré en cuanta haya una para poder ingresar.
Cada vez somos más...¿los enfermos?...¡NO! ¡los pobres! jejejejeje. Y si yo tuviera dinero, me iba a hacerme esto de manera particular, pero no puedo darme ese lujo! Ni modo, seguiré esperando y orando y mientras pongo todo lo que esté de mi parte hacer: ¡Bajar de peso! Ya son 15 kilos los que llevo bajados. Quizá me pidan otros 5 kilos menos


RUDY

¡Por fin el hombre que escogí para amar, me ha alcanzado! El día de ayer Rudy cumplió 64 años al igual que yo! Y como ahorita la situación no está para derrochar, pues lo celebramos con un mini-pastel de chocolate y pizza. 

Ya no pude hacer como antes porque cada vez mi desenvolvimiento sola se ha vuelto más restringido, pero le agradezco tanto al Señor por la vida de mi esposo, que hace ya 41 años nos propusimos envejecer juntos, y cada quien tiene sus propios achaques! Jijiijiji. Y de esta manera nos complementamos. 

Lo contrario de lo que acostumbramos, sólo estuvimos el puro núcleo familiar con un "colado", jajajajajajaja, o sea, nosotros los padres con nuestros 3 hijos y nuestro yerno, que no es para nada gravoso. Dios escoge a quien se una a nuestra vida para ser parte de ella y mi querido yerno cuyo nombre es Juan Manuel  ya desde hace 5 años está formando parte de nuestra vida. Espero que me salgan las fotos que desde ayer tomé, pero quiero colocar aquí al principal: a Rudy! 

¡Me salió! I can not believe! Quise ponerlo "resumida" la frase en inglés pero no encontré la tilde o como se llame, jajajajajaja.  


Yo como buena secretaria, porque ese es ahora mi trabajo, estoy sentada en las piernas de mi jefe! Jajajajajaja.

Mi hijo Alex, "escogiendo" regalo para su papi que terminó en unas plumas que ellos les llaman: "las pinta-bonito", jijijijiji.

Mi Rachel, dizque escogiendo el regalo, yo diría...¡divirtiéndose ellos mismos! ¿En qué terminó el regalo? En unos chocolates, que por cierto en la familia somos fanáticos del chocolate como buenos mexicanos. 

Mi asesora de computación con su carita cansada por el trabajo y por batallar con adolescentes cuyos padres, y da tristeza decirlo, no han sabido educar. Ni modo, el trabajo duro de todo maestro hoy en día. Lo bueno es que ella los puede guiar en buen camino! ¿El regalo? Su presencia ¡y sí que es un regalo verla! Aclaro que ella al contrario de sus hermanos, nunca llevó ningún curso o taller sobre computación pero nació en buena época y no sé cómo pero tiene cierta habilidad innata para ésto. Ella me ha ayudado muchísimo. Algunas veces ha dicho: Haber papá, "¿quién me dijo: hija, ayúdale a tu mami a abrir un blog y el Whatsapp?" Jajajajajajaja. 

¡Y no podía faltar el nuevo agregado familiar! Mi yerno Juan Manuel que algún día les platicaré cómo fue que la conquistó, ¡Ay! Mis hijos están tan a gusto en casa, que sólo el amor al Señor les hace salir fuera a otros lugares. Pues eso me da gusto, porque a nosotros no nos estorban ninguno, pero no quiero que se me queden como antiguamente se decía entre la juventud cristiana: "Para forrar Biblias y repartir folletos" Jajajajajajaja.  

Esta es mi Zuki, mi gatita preciosa que luego se comporta como perrito. En donde me siento, ella va a colocarse cerca de mi, eso me hace quererla más! Porque es muy traviesa como buena siamesa. 

La última, pero no por eso menos querida, es "Patata", que debido a ciertas cualidades muy propias de ella, le decimos: "Patonta" jajajajajajaja. Como toda viejita de 9 años gatunos, le fascina dormir y comer, esos son sus pasatiempos favoritos como a algunos humanos, jejejeje,

¿Qué tal te pareció, Ali? Mi hijo Alex me dió unos empujoncitos y me parece que ya aprendí! ¡Eso espero! Good bye, y el Señor les siga bendiciendo.


 

miércoles, 24 de julio de 2019

¿Soy intolerante?

Una de las cosas muy importantes para todos los que somos maestros de Escuela Dominical, es la tolerancia! A veces debido a esta intolerancia, que pierdo mi capacidad de poder sembrar en mis alumnos los valores eternos y lo que es peor, los alejo a ellos e incluso a toda la familia! Debemos ser muy cuidadosos en este aspecto y recordar que todos somos diferentes tanto en el aspecto físico como en el intelectual. El ser maestro es un don, el cual debemos de manejar con temor y temblor, porque hay vidas en mis manos que Dios ha depositado, para que como el sembrador, siembre la buena semilla. Y siento que "está de más" el decir que los dones son para edificación! Por lo tanto, todos esos niños  -no importa la edad-  deben ser para mí, joyas que pulir con mi enseñanza y almas a las cuales las debo dirigir a Cristo, ya que Él es el único camino y dador de Vida Eterna. Por lo tanto, debo poner en mi enseñanza todo mi amor y conocimiento corroborado y avalado por la Palabra de Dios! ¿Se me va a pedir cuentas de tal trabajo? SI!!!!! Así que ya que este es mi ministerio, poner todo mi empeño, guiado por el Único Dios Verdadero, y no por temor como dice esa maravillosa poesía de autor anónimo: "No me mueve mi Dios para quererte, el cielo que me tienes prometido, ni me mueve el infierno tan temido para sólo por eso dejar de temerte! Es hermosa esta poesía,  y así debemos ejercer nuestro ministerio, sólo porque amamos a Cristo, aunque nada se nos dé. La satisfacción de ver niños y muchachos crecer en la paz y conocimiento de Cristo, siendo ejemplo para otros, debería ser nuestra finalidad. Ser sal y luz para que otros sientan la necesidad de disfrutar al Dios Verdadero!


I'm happy!

No sé si decir que a mi edad, cualquier cosa me da alegría o tristeza, pero en estos días, he tenido ambas, especialmente las felices!
Le estaba dando clases de Biblia a una nena de 5 años y quiso desobedecer a una orden que le di y le dije: "¡Tú no harías eso en el Kinder!" y ella me contestó: "¿Acaso tú sabes lo que nos dicen en el kinder?  ¿Alguna vez fuiste?  Jajajajajaja. :D  Le dije: "Sí mi niña, cuando tú vienes, yo ya fui y regresé varias veces". Ella pone su mirada muy fija en mí y me dice: ¿Cuántos años tienes? (pero qué desfachatez de criatura) Con toda tranquilidad le dije: 64 años  (y pensé..."una ligera diferencia de casi 60 años!) Jajajajaja. Y ella me contesta después de mirarme largamente y meditabunda me dice: "Pues sí que ya estás grandecita" Jajajajajajaja. ¡Cómo me divertí con esa nena! ¿Será que esté yo grandecita? ¡Para nada! ¡Soy Veterana! o como dicen los chamacos: ¡Un clásico! Jajajajajajajaja. Y bueno, siguiendo la dirección de la plática, estoy participando de maestra en la EBV (Escuela Bíblica de Verano) y como mi clase es de preadolescentes, al platicar con algunos de ellos, me dijeron al decir yo: "No, mis hijos, yo ya estoy grandecita", ¡No, maestra, usted es joven! Jajajajajaja. ¡Sí claro! Lo sé, y como decía mi abuelita: "Se arruga el cuero pero el corazón NO!!!!!! Y eso sí, mi corazón está juvenil, siempre dispuesta a servir, a dar, a compartir, especialmente con la chamacada que necesitan buenos consejos y ejemplos. Así que si Dios me está dando la oportunidad de proseguir aún con la discapacidad de mis rodillas, le agradezco que no me ha dado la discapacidad en mi boca ni en mi lengua! Así que mientras pueda, buscaré ser ejemplo viviendo en la santidad y obediencia que Él me manda.
Me despido ya de ustedes, porque esta chica clásica, necesita dormir como toda buena veterana! jajajajajajaja.  :D


miércoles, 3 de julio de 2019

Ya son 41

No había yo escrito nada acerca de nuestro 41 aniversario y pues hemos tenido y vivido tantas emociones, que ni oportunidad de vivir con libertad este aniversario 41. Lo que sí puedo decir es que estos años han sido como el "confeti" o sea... ¡Han tenido de todo!
Nuestra única hija que nos queda en casa, nos hizo una cena especial para ir a disfrutar al malecón. Así que cenamos a la orilla del mar con el rumor de las olas y recibiendo las suave brisa del mar, rica y fresca, ¡ah! Porque con este calor, sí que se apetecía! Y rematamos con un rico helado. Así que este aniversario estuvo con trabajo y por lo menos me conformo que mis rodillas no me dieron tanto problema. 
Ya llevo bajado 10 kilos para dos meses y medio, creo que está muy bien, pero bueno, hay tanta gente con este mismo problema que yo tengo: Ausencia de meniscos, que han pasado a muchísima gente para el 2020 para su intervención quirúrgica y yo espero y oro porque me sean puestos mis prótesis para el 2020.
 Dice nuestro Señor Jesucristo al cual amo: "En el mundo tendréis aflicción, mas confiad, yo he vencido al mundo". Esta es mi esperanza, aunque sí el dolor luego me vence, pero hay que salir adelante. No tengo mucho de que platicar, debido a que mi discapacidad ha reducido mi mundo, ya no puedo moverme como antes y luego tantas cosas de que hablar, pero como ya soy una "chamacona de 64 años", cuando pongo mi lap y cuando por fin se le ocurre encenderse, etc,etc,  ya hasta se me olvidó de qué iba a platicar! Ja,ja,ja,ja,ja,ja.
Prosigo en tocar mi guitarra que no se me olvide. Estoy de nuevo con el teclado para no olvidar las notas y pues también tomo mi mandolina y estoy tratando de que se empiece a escuchar bien lo que toco. Cualquiera diría que puedo hacer todo eso porque estoy como dice nuestro Presidente: "de Fifí", ja,jaja,ja,ja,ja. No es cierto! No soy "fifí" (el mexicano moderno entiende esto), pero desde niña me fascinó la música y siendo niña de máximo 11 años, ya estaba aprendiendo a tocar piano, pero sólo estuve en lo básico, después siendo "preparatoriana" ya de 17 años, inicié a tocar la guitarra en mi cuarto de estudiante, aprovechando que a mi tío se le había ocurrido tirar a la basura, justo cuando fui a su casa y le pregunté: "¿Va a tirar esa guitarra? (era un requinto) Me dijo que sí y yo se lo pedí y me la regaló, así que la saqué del bote de la basura, la limpié y me la llevé conmigo a la CDMX (aquí estudiaba en la Vocacional del Poli para luego entrar a la Universidad del Poli (I.P.N.)  Después me compré un "Guitarra Fácil" (creo que todos los mexicanos conocemos esta revista) y empecé a imitar las posiciones y como mi mamá fue muy cantadora, me aprendí las canciones de Los Panchos, Los Dandys, Los hermanos Michel, etc, así que marcaba los acordes que ahí venían y como conocía la música por mi mami, pues buscaba imitar. Tardé un año en poder hacer la Cejilla. Mis dedos se sangraban pero a mi no me importaba. Si me preguntan hoy en día que si sé tocar la guitarra, digo que sí, y si me preguntan: ¿Me puedes enseñar? ¡Claro que sí! ¡Pero yo enseño Guitarra de Mariachi! Jijijijijiji. Y he enseñado a muchos y lo más maravilloso es que he podido cantarle a mi Señor! Yo sé que Él se agrada de mi tocar que aunque yo no sea lo máximo, pero puedo tocar y cantar y esto es algo que me emociona o como diría my twin  -mi nieto postizo: ¡Genial!  Este es ahora mi medio de pasar mi tiempo porque sí me aburro pero yo solita busco en qué entretenerme! Y aquí estoy...escribiendo y viendo "Hermanos a la Obra", jijijiijiji. 
Escribiré otro día porque no me quiero perder la final! Un beso de despedida para todos los que quieran o se atrevan a leerme!