jueves, 2 de octubre de 2008

¡Les tengo un chisme!

Creo que antes de entrar "en materia", hay que aclarar qué es un chisme.
Y voy a sacar la definición, no de ningún diccionario, sino de mi mente ¡ups!, como dirían por mi terruño: "a buen árbol me arrimo", ja,ja,ja. Ahí les va:

Es tener un conocimiento de algo ¡y decirlo!, que no puedes corroborar por que no te consta y que puede afectar a terceros.

Así que ya armados de ésto...¡les tengo un chisme!, ja,ja,ja,ja.


Hace una semana, iba con mi hija en un taxi rumbo a un salón de eventos, cuando en el taxi en donde íbamos, el taxista iba escuchando a una persona que su voz ya se le oía "cascada", por lo tanto pensé: "ya es alguien de muchos años", je,je, además por lo que expresaba, me dije: "es alguien que sabe mucho", así que nos vimos forzadas a escuchar a este viejito en la radio.

Y estaba hablando sobre el origen del himno nacional mexicano, pero le puso tanto "sabor" a la plática, que yo estaba fascinada escuchándolo, mi hija y el taxista se encontraban al igual que yo, ¡tan amena era la plática de este señor!.
Se puso a explicarnos los orígenes de muchos hechos que aparecen como "verídicos" en la historia mexicana, pero que la realidad fue otra. Dice él, que nuestra historia está mal escrita. Que aparecen cosas que no son, y las que son, no aparecen.
Les platico la que me llamó la atención, de ahí el título del post.

Cuenta la historia (y así nos lo enseñaron en la escuela -los tres estábamos de acuerdo: Mi hija, el taxista y yo-) que cuando inició la lucha por la Independencia de México, una de las heroínas: doña Josefa Ortiz de Domínguez, siendo parte de los que planeaban el golpe, como fue encerrada en su recámara por su esposo, ésta tocó con el tacón de su zapato o zapatilla en el piso para que el inquilino del salón de abajo la escuchara y dieran aviso a Allende de que la conspiración había sido descubierta.

Cuenta el viejito (no puedo poner su nombre, porque inicié tarde la programación, y me tuve que bajar cuando todavía no terminaba), pues sí, cuenta el viejito, que todo esto es una mentira. ¡Ay!, me quedé asombrada, después de tantísimos años, me entero que lo que aprendí, ¡no lo es! ¡uy!. Pues sí, resulta que lo que sucedía es que doña Josefa Ortiz de Domínguez, su esposo, don Miguel Domínguez -Corregidor de Querétaro- la había encerrado en su cuarto, no porque conspirara, sino porque ¡le ponía los "cuernos" con Allende! (otro heroe de la Independencia), ja,ja,ja,ja. Y si la llevaron a encerrar a un convento, no fue por nada de lo que se ha dicho -y que uds. pueden leer en el mismo internet, poniendo: doña Josefa Ortiz de Dominguez- sino porque ¡estaba embarazada! y el niño que venía ¡era de Allende!, ja,ja,ja.

¡Válgame! como decía una de mis tantas tías. Por eso les digo que lo considero ¡un chisme!, aunque como decía el viejito: "que no todo lo que se escribió es tal como es, porque no se dijo la verdad". Ja,ja,ja,ja, de sólo recordarme que mi amada doña Josefa (así se llamó mi escuela primaria), le ponía el cuerno a don Miguel ¡y con Allende!, ja,ja,ja,ja, ¡sigh! y tanto Allende como doña Josefa están como "héroes", bueno, a nadie le quitan nada ya, ja,ja,ja.

Lo único que me da un poco de pena es don Miguel, bueno, la diferencia de 15 años, pues siempre se resiente. Además, que si ustedes ven en el internet, a doña Josefa, alguien por ahí la tenía como la Ana Bolena de esa época, ja,ja,ja, ¡mamma mía! ¡pero de qué cosas se entera uno!, je,je.

Y también me enteré, de algo que ya sabía, pero que hasta entonces me "cayó el veinte" ¡plink!. Los españoles votaron porque el himno nacional mexicano era el más bonito (muchas gracias de cualquier manera: ¡muy agradecida!, ¡muy agradecida!) porque tanto el que escribió la letra, como el que hizo la música ¡eran españoles!, ja,ja,ja,ja.

Uno criollo -el que la escribió- y el otro, catalán (si no me equivoco). Así que ¡cómo me reí en ese taxi!, y por lo tanto llegué super contenta y con una sonrisa a todo lo largo de lo que se llama boca, ja,ja,ja.

Quise compartirlo con ustedes, para que si están tristes...¡sonrían!. Así es la vida, y hay que tomarla como viene ¡olé!.

No hay por qué amargarse de lo que no se puede componer, ni estar resentido, se pone uno viejito y arrugadito, ja,ja,ja,ja.

Así que seguiré conservando mis recuerdos de historia tal y como me lo sé, pero le pondré ese "sabor", je,je, tal como ese eminente viejito lo platicó, y será super interesante observar las caritas de los niños, y de los adultos, je,je.


¡Sonríe, Cristo te ama!. Esto es lo mejor.
Nos seguimos leyendo ¡hasta la próxima!.




24 comentarios:

elim-el oasis de Eva dijo...

Pues gracias por la lección de historia y desgraciadamente es más creíble la segunda interpretación, ¡ay¡ cómo es el corazón humano...

Gusmar Sosa dijo...

Y gracias por el buen humor que le inyectas a mi día!!!!
De verdad que no paré de reir mientras leía!!!
A veces la historia es irónica...
Pero que cada quien crea lo que le convenga o pueda!!! jajaja.
Saludos.

Alex dijo...

Pues amada Madre mia, esta es la primera y más importante lección de historia. "Lo que creemos que es real ES FICCIÓN y lo que pareciera ficción era en realidad LA VERDAD".

Jóse dijo...

Parece que mi comentario se borró, así que aquí va de nuevo:

Decía que la historia universal habría que rescribirla porque está llena de sucesos y anécdotas que jamás fueron ni serán contadas, como en este caso que quedó una sabrosísima y no menor anécdota, ja já.

¡Bendiciones!

EOP/Biografías dijo...

Muy bueno! jeje...
"En todas partes se cuecen habas"
:D

miloys!!! dijo...

que chisme je je je!!


me llamo algo la atencion que en tu perfil escribiste que naciste de nuevo!
Amen estamos en las mismas porque hace unos meses tambien naci de nuevo Alabado sea el señor!

saludos!!

Isa dijo...

Mi querida Eva, mi esimada guerrera en Cristo, es verdad que así es el corazón del hombre: engañoso ¡y perverso!.
Gracias por visitarme y comentar.
Besitos para ti.

Isa dijo...

¡Hola estimado Gusmar!, que tan apreciados son tus escritos para mi. La verdad es que me reí tanto en unión con mi hija y ¡el taxista!. Creo que los tres tenemos mucho para contar, je,je.
Saludos.

Isa dijo...

Mi amado hijo,a ti que tanto te gusta la ciencia-ficción, quiero decirte, que esa es la "historia" que aprendimos, ja,ja,ja.
Besitos cariño.

Isa dijo...

Mi querido José, comparto tu opinión y qué bueno que esta anécdota nos dió la oportunidad de hacer una gran sonrisa en nuestra boca, cosa que no creo que haya pasado con el pobre de don Miguel Domínguez, ni modo, como decimos por acá:"le tocó bailar con la fea", ja,ja,ja.
Un fuerte abrazo.

Isa dijo...

¡Hola Dany!, es un gustazo recibir tu visita y tu comentario en mi manantial.
Por cierto, hoy recibí el libro que lei en tu blog:"Apocalipsis,el libro de un desterrado".
Sólo he leído la introducción, pero sólo eso lo encontré ¡buenísimo!. Así que me presto pronto a leer lo demás.
Bendiciones.

Claudia Gonzalez Cañas dijo...

AAAYYY, la historia, siempre la historia, jajajaja. Tú sabes que me encanta,y gracias por contarme ésta. Aunque la de Pancho villa es la que me llama más la atención por lo que cuentan sobre esa famosa revolución. Bueno acá en Chile han estado por muchos años algúnos próceres en lo alto, pero que ahora a sido más cuestionada su labor. Graciaaaaassssssssss, mi querida Isa y VIVA MEXICOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO.

Clau

Isa dijo...

Gracias Miloy por visitarme y comntar en mi manantial, cosa que agradzco ampliamente. Y me alegra muchísimo saber que ya perteneces a Cristo, eso, te alegrará la vida para siempre, aunque muchas veces empañen la sonrisa. ¡Adelante con Cristo!, aunque yo no soy recién convertida, pero ¡me siento así!, viviendo cada día mi amor por Cristo.
Bendiciones!!!!

Isa dijo...

Mi amada Claus, cada vez que me visitas, mi manantial ¡resplandece! ¡Bravo por la niña bonita! Y hablando del Centauro del Norte -Pancho Villa- tiene muchas anécdotas, a más de "chismillos" sobre él, ja,ja,ja, que si mujeriego, que si dejó hijos por todos lados ¡sigh!, ja,ja,ja, en fin.Pero como todo eso le gusta a la plebe,incluída yo entre ellos, je,je, pues el chisme sigue ¡y los corridos sobre él también.
Besitos para ti linda niña.

Rafael dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rafael dijo...

jajaja, el viejecito, que imaginación,a este señor el alzheimer no le afecto...que Dios le conserve esa fantasia!!!

UN ABRAZO

Isa dijo...

¡Hola Rafael!, gracias por visitar mi manantial. Y con respecto a este viejito, se ve que tenía un título profesional, pero no sé, quizá Letras, o qué sé yo, pero sí que su mente la tenía super lúcida. Digno de imitar.
Gracias por comentar y visitar mi casa.
Saludos hasta España.

Anónimo dijo...

Uy pero ese chisme ya es viejo, en la escuela lo enseñan, para mi no tiene la más mínima novedad porque ya es sabido por muchos la verdadera razón. Doña Josefa estaba haciendo cornudo al marido con Allende.tiene años que sé de esto.

Brisa Nocturna. dijo...

Jajaja Isa, me hiciste reir. En realidad esas cosas a mi no me sorprenden, porque me fio muy poco de los libros de historia, todo siempre es acomodado de manera heroica y quijotesca. En mi pais hay miles de esos "chismes" jejeje.

Un abrazote.

Isa dijo...

¡Hola Brisa!: Pues sí que muchas cosas de la Historia que nos aprendemos es ¡ciencia-ficción!, ja,ja,ja.
Saludos mi linda cubanita.

Isa dijo...

Mi estimado(a) Anónimo(a), no cabe duda que tienes todo el perfil del chismoso, porque en la escuela ¡no enseñan ésto!, pero así actúan los chismosos ¡yo los conozco!, pero como diría la monja:¡me da flojera contradecirte!. Si te viera de manera personal, mi trato contigo sería diferente ¡así le he hecho a los mentirosos como tú!, ja,ja,ja, ¡y vieras cómo caen en su propia red!.
Saludos hasta tu escondite.

Una amiga dijo...

JAJJAJA... yo no lo sabía llegué tarde

Anónimo dijo...

bueno pues si a ti te dá flojera contradecirme a mí muchisimo más, porque yo fuí a la escuela y ahi lo aprendí, y no me importa que digan que soy chismoso porque sé que no lo soy. Así que por mí di lo que quieras. No soy moneda de oro para caer bien a todos (as).

Anónimo dijo...

hola ps si si sabia de eso es mas hay una libro que se llama tres golpes de tacón y ahi hablan sobre ello.

asi que a leer