miércoles, 6 de marzo de 2013

¡Arriésgate conmigo!

No cabe duda, que cuando pasa el tiempo, uno vuelve a ver un acontecimiento, llámese película, escuchar una canción, mirar las fotografías de un album familiar, etc, y según lo que estemos pasando justamente en ese momento de nuestra vida, nos hace contemplar de manera diferente las cosas. Estaba viendo por la TV la película "Mamma mía" y ya la había visto varias veces, pero ahora, debido a un proceso gripal, agravado por las salidas que tuve que hacer a la calle, mi esposo me ha mandado a la cama y bueno, escogí el sofá-cama que está en el cuarto de televisión, porque aunque me siento mal, con dolor de cuerpo, cabeza, etc,etc, estoy aburrida y quiero en mi enfermedad ¡entretenerme sin hacer esfuerzo! fue por esta causa que he elegido el sofá-cama, y pues corroboré lo que escribí arriba. En casa, por muchos años, sólo habíamos visto la "miel" para los hot-cakes, que por cierto, abro un paréntesis para decirles que según de la floración en la cual las abejas hayan ido a libar, ese es el sabor de la miel ¡y sí que es diferente! ¡lo hemos comprobado! porque las chicas que nos la venden, sus familiares tienen apiarios y llevan las cajitas con las abejas a diferentes lugares, y así hemos probado la miel de árnica y manzanilla (ellas le llaman "medicinal"), también la miel de la floración del café, etc, etc, y bueno, como este no es un post acerca de esto, cierro el paréntesis. Y sigo... la "miel" que antes en casa se había visto, era la que ya les he platicado y que mi esposo y yo derramábamos, je,je, PERO AHORA, hay una "miel" diferente, esta es una miel joven, ya no con la madurez como la mía y la de Rudy, ¿a qué me refiero?,  a la "miel" que derrama mi hija "sandwich" (quien ha visto posts anteriores, sabe a quién me refiero) y bueno, este verano "pinta" ya muy caluroso, hablando de sentires afectuosos muy humanos, y pues ya se ha empezado a escuchar las campanas de boda, ya saben cómo son los novios, nosotros, sólo callamos y esperamos el ¡momento cuchi-cuchi!, ja,ja,ja,ja. Tenemos que agradecerle mucho al Señor por habernos permitido tener con nosotros a nuestros tres hijos, y aunque seguramente, por este año, probablemente, no sé, terminemos todavía con los tres hijos, o quién sabe, iniciemos el 2014 ¡si es que todavía no viene el Señor por nosotros! con una hija menos o diré mejor: ¡con un hijo más! en fin. Todo esto me lo hizo recordar la película que estaba viendo en la TV, y que aunque ya la había visto muchísimas veces, ahora tiene otro sentir, sobre todo, cuando veo a la protagonista estrella entregar a su hija en matrimonio. Claro que nuestra situación no es así, porque gracias a Dios, mi esposo vive aún. Y cuando una de sus amigas le canta a un escritor soltero al igual que ella: "Si me dejas intentarlo, ¡arriesgate conmigo! y bueno, toda acción que hacemos siempre lleva riesgo, especialmente el casarnos, pero las cosas son tan diferentes cuando es Dios el que lleva el control de nuestras acciones, y la historia completa de este "love story" ya la platicaré extensamente con sus paréntesis debidos acompañado el post con la foto de la mano de mi hija luciendo el anillo de compromiso. ¿Porqué no lo tiene ahora? ¡porque él está lejos! en otro país, pero pronto el tiempo pasa y seguiremos dejando que sea Dios el que controle todos los eventos de nuestra vida, mientras tanto, seguimos caminando, pidiéndole al Rey de reyes y Señor de señores, que siga haciendo su voluntad en nuestras vidas como familia, sabiendo que nunca en su misericordia, gracia y amor, desea algo malo para nosotros. Así que, mientras tanto, dejo la frase que escribí en mi Biblia antigua: "Que en mi vida o en mi muerte, el Nombre de Dios, sea siempre glorificado" y hasta el próximo post.

3 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Gloria a Dios por tu familia
Y en cuanto a Mamma mía ¿Verdad que es una peli muy romántica?

Isa dijo...

¡Hermosa película, Alí! A mí, me encanta y ya la he visto varias veces. Tiene unas lindas canciones y buenos actores.
Saludos afectuoso, hermano.

Anónimo dijo...

uta tu yo pensaba que el novio era apuesto, entregado a Dios y con trabajo estable porque te los tiras muy alto mi estimada, pero no pude menos que carcajearme cuando me dijeron que es juan manuel perez