lunes, 21 de junio de 2010

¡Un nuevo miembro en la familia!

A nosotros los García Fernàndez, siempre nos han gustado los gatos; claro que con esto no descarto el amor a los perros. De hecho, la primera mascota que tuvo mi hijo -Alejandro- fue un perro de orejas grandes que se le mojaban en su leche o en cualquier comida que se le pusiera. ¿Porqué entonces no seguimos con los perros?, porque mi esposo nos dio varias razones para cambiar a otra mascota: 1.- Salíamos frecuentemente. 2.- Las casas, cada vez eran más pequeñas y los hijos más grandes, je,je 3.- Necesitábamos una mascota que fuera independiente. Así que por unanimidad, todos elegimos ¡un gato!
Cuando llegó la primera gata -su sexo fue escogido por lo que había leído Alex acerca de estos animalitos- recibió el nombre de "Arlene" y el encargado de todas sus necesidades fue Alex, así que a él le tocó el privilegio de decidir el nombre, aunque hubo concenso para el nombre, él fue el que lo decidió. Al llegar la segunda gata, -diez años después- la encargada de todo con respecto a ella fue Raquel y recibió el nombre de "Susú" (las proposiciones de los nombres eran exclusivas de los hijos y la decisión final, de quien fuera a encargarse del animalito) y de nuevo han pasado otros diez años...¡qué barbaridad, qué rápido pasa el tiempo! Pues sí, regreso al momento cumbre de este relato.
Llovía a cántaros en esa noche, preludio al día del padre y desde la madrugada, Raquel escuchaba un maullido que después, cesó, para volver de nuevo estando ya ausente Ana Isabel, que estaba esperando su turno para tener a su gatita. ¿Qué pasó? Que un animalito todo mojado, fue recibido por Raquel en brazos, y al preguntarme, yo le dije: "ustedes se hacen cargo de esa gatita y de tu papi, ¡a mí no me digan nada!".
Ja,ja,ja,ja, me imaginaba la cara que iba a poner mi esposo al regresar de su viaje y encontrar que ya había un nuevo miembro en la familia. Raquel le habló a la hermana para saber si la aceptaba o de nuevo iba a la calle la gatita, y como la gatita llenaba los requisitos que Ana quería: amarilla con rayas blancas, y los ojos de color amielados-verdosos, ¡se quedó! ¡exactamente llenaba los requisitos que Ana había esperado por tanto tiempo! De inmediato fue bañada ¡y no maulló!, cosa que me sorprendió en un gato, creo que estaba hambrienta de cariño esa gatita. Las ordenes de la que iba a ser la encargada de ella, fueron dadas por teléfono -Ana estaba en un curso- y después del baño y de comer, fue llevada al Veterinario para recibir sus primeras vacunas y la desparasitaran. Así que cuando Ana llegó, ¡ay! parecía, como dice mi mamá: "una vaca que ha dejado a su becerrito", ja,ja,ja, llegó buscando a ¡Patatas! ¡este es el nombre del nuevo miembro! Pero yo a quien esperaba era a mi esposo y su reacción, porque había dicho que no quería otro gato hasta que Susú falleciera, ¡sigh!
Al ver la alegría de mi hija con su gata y al mirar que esa gata se dejaba tomar en brazos y acariciar, pensé: "¡mamma mía! la que se va a armar si mi esposo no quiere a la gata". Yo ya amaba a la gatita. Era tan cariñosa. Que cuando mi esposo llegó, mientras veníamos en el coche, traté de darle los pormenores y creo que él desde antes de llegar a casa ¡ya había aceptado a la Patatas! al saber a través de mí, la alegría que le había dado a la hija, que en cuanto llegó su papi, inmediatamente se la presentó y le enseñó el montón de fotos que ya le había tomado a la gatita. ¡Ay!, dijo mi esposo: "No quiero imaginarme la cantidad de fotos que tendrás de tu primer hijo", pero ella veloz y acertadamente le contestó (con todo respeto): "igual que ustedes con Alex", ja,ja,ja,ja ¡muy cierto!
Bueno, Susú...¡muy celosa e imponiendo jerarquías! Ja,ja,ja, Patatas, aceptando tal cosa. Así es en el mundo de los animales. Y yo me pregunto: "Si en el fondo de nuestro corazón, sabemos que Dios existe y fuimos creados para ser para alabanza de su gloria, ¿porqué nos resistimos? ¡Caray! No puede ser posible que los animales nos den mayores lecciones acerca de lo que debemos de hacer, cuando después de que Dios nos recibió cuando estábamos peor que Papatas ¡sigh!
Quería decirles que ya tengo a alguien más a quien "apapachar" ¡y que sí se deja!, ja,ja,ja, porque Susú, decimos que es una gata...pero montés, por lo huraña que sigue siendo, je,je, sin embargo, ¡es la consentida de Raquel!, je,je. Y también me pongo a pensar y a orar, porque Ana, tiene sus decisiones muy firmes con respecto al que será su futuro compañero de la vida. No son requisitos físicos, sólo pide que tenga trabajo y que sea alto. O sea que chaparritos...¡abstenerse!, ja,ja,ja,ja.
Me río, porque cuando viene del Señor, todo lo que somos hace...¡clinch! y nos olvidamos de todo lo demás. Orar y esperar, Dios hará lo demás.
Un saludo afectuoso.

19 comentarios:

*Denisse* dijo...

Pero que lindura de mascota!!, tiene una mirada dulce y traviesa tambien!! yo tuve gatitos hace mucho tiempo pero no tuvimos muy buenas experiencias, mas bien tristes pero por eso ahora tenemos (bueno en casa de mis padres pero yo sigo diciendo "tenemos" jaja) una hermosa perra y conservamos a un cachorro de su segunda camada... Que divertido es tener mascotas.

Y la familia seguira creciendo mi Querida Isa!! eso ni lo dudes jaja

Un besotototote y que Dios te bendiga mucho!!

Isa dijo...

Gracias mi amada Denisse por compartir en este manantial. Y la verdad es que a mi me encantan todos tipos de animales. Estoy en espera de mi "Juancho" (un chihuahua) ¡algún día llegará! je,je. Y no te preocupes que todavía sigas sintiendo tuya la casa de tus padres, es algo común y que nos sucede muy a menudo. ¡A mí también me pasó!, ja,ja,ja.
Besitos.

Andres sgv dijo...

Tengo tres perros, pero nunca falta, al menos, un gato en la casa. He tenido tantos que he descartado la teoria que tienen 9 o 7 vidas; mis perros han vivido mas largo que cualquier gato...al menos en casa.

Me dio por tener Siameses, pero despues me entro la idea de tener un gato todo negro y lo tengo, mi maleante de cuatro patas es ahora "Fito-Malasombra". Ya sera publicado un dia en mi blog.

Un abrazo fuerte a PATATAS!

elim-el oasis de Eva dijo...

Bienvenida a la familia bloguera a "Patatas" (ya nos contarás si hace alguna travesura...)y ahora te contaré un secreto... tengo alergia a los gatos...

elim-el oasis de Eva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isa dijo...

¡Hola,Andrés! Dale saludos a "Fito Malasombra", de parte de Patatas García,ja,ja,ja :)
Creo que nos hemos adaptado muy bien a los gatos porque tantos estos animalitos como nosotros, somos muy independientes, je,je.
Un fuerte abrazo.

Isa dijo...

¡Hola Eva preciosa! Cuánto siento tu alergia hacia los gatos. Le doy gracias a Dios que mis dos hijos -Alex y Raquel- a pesar de tener terreno alérgico, se han adaptado muy bien a los gatos y estos no les han causado trastornos. Así que podemos gozar de estos bellos animales.
Saludos hasta tu preciosa tierra.

Alex dijo...

Me dio gusto ya conocer a la nueva integrante de la familia, espero verla dentro de dos meses en persona. Saludos a todos en la casa mama, y en especial a la Susu, aunque no se deje agarrar.

GerardoA dijo...

Amada Isa. gracias por tu visita al blog y dejar tu aporte infinito. Dios te honre en todo. No hay familia completa si no se tiene una mascota tan linda. yo tengo una pudell, peerla. por cierto da a luz el lunes- y un Rockweiller. Rock. 10 meses. Kadosh. besos

Isa dijo...

¡Hola,hijo! Por fin le ha tocado el turno a tu hermana y ahora ya tiene a Patatas, que por cierto es muy qurendona. Todos esperanmos que no tome las costumbres de la Susú ¡ay!, je,je.
Un besote apretado para ti mi hijo lindo.

Isa dijo...

¡Qué tal hermano Gerardo! Todos esas clases de perros las hemos disfrutado a través de mi hermana la más chica, que como tiene patio grande puede darse ese lujo, je,je. Nosotros nos tenemos que conformarnos con los orgullosos, querendones e independientes gatitos, je,je.
Un saludo afectuoso.

Rafa dijo...

Los animales tienen mas sentimiento del que creemos, cuando se toma la decisión de adoptar una mascota se debe saber que si la abandonas puede morir de pena es un echo demostrado, no me gustan los animales en zoos , encerrados ni enjaulados…

Precisamente hace un par de días una chica estaba en el paseo marítimo regalando unos gatitos de aproximadamente 1 mes, los tenia los 4 en una cestita y me contaba que al final los tendría que abandonar, incluso había llamado a la protectora y le dijeron que no se quedaban con ellos, llevaba dos días intentando regalarlos y no los querían .

Eran preciosos tres negros y un romano…si los abandona se les hundirá el mundo y morirán de pena.

Por cierto, me encanta tu nueva mascota, es un maravilloso gatito, seguro sabra darte muchas satisfaciones, el animal no sabe la suerte que ha tenido, ha encontrado el paraiso en su nuevo hogar.

Un fuerte abrazo mi querida amiga.

Isa dijo...

¡Hola,Rafa! Qué gusto encontrar tu comentario y es verdad que la Patatas recibió un hogar. ¡Pobrecita! ¡Toda empapada! Quizá hubiese muerto de una neumonía, pero está aquí, bien bañadita y comidita y poco a poco ha ido engordando, ya no es aquella gatita llena de parásitos. Hasta esponjocita se está poniendo, je,je. Es triste ver cómo hay personas que no ponen cuidado a sus mascotas, en fin. A nuestra Patatas, en cuanto le llegue su tiempo, la mandaremos a operar. Por cierto, es una super cazadora ¡uf! ¡Qué bueno!
Saludos estimado amigo.

Adán Cortés dijo...

Vaya que interesante y llena de aprendizaje tu historia de patatas, y toda la historia de las mascotas jajaja a ni no me gustan los perros me gustan los gatos, pero como nunca estoy en casa no tengo mascota y pues en el departamento de Acapulco solo tuve un gato 3 días, aqui con mis abuelitos tuve varios gatos pero como yo me iba ellos tambien, la verdad ya no se si me acostumbraria a tener mascota jeje pero son unos animales emblematicos los gatos, no por nada los egipcios los adoraban jajaa aunque no sea corecto jejeje

Isa dijo...

¡Hola,Adán! Gracias por colocar tu comentario en el manantial. Y pues los gatos, son super independientes y muy limpios. Aquí,"Patatas", conforme va creciendo está aprendiendo muchas cosas de lo que sí y no puede hacer en casa, además a los lugares a donde no se debe meter aunque la puerta esté abierta. Todo mundo la jala para acariciarla y ella ¡se deja querer! je,je.
Saludos hasta la gran traficosa ciudad de México.

Hno. Huerta dijo...

Amo a los animalitos...Jejeje desde hace tiempo he pensado, para algún momento de mi vida (tipo sueño guajiro) el poder vivir "al final" por una montaña con un clima fresco, cerca de un lago, en una casa campestre, junto con mi esposa, pastoreando una iglesia local, y teniendo muchos animalitos... Dos caballos, ovejas, gallinas, operros, gatos, etc...

Por el momento, me limito a simplemente amar a los animales que se me cruzar, jejeje.. Me encariño fácilmente con ellos, y ellos a su vez en su mayoría conmigo....

En fin, si fuéramos igual de amorosos con El Creador... Las cosas serían distintas... En fin...

Por cierto, yo mido como 1.72, paso el corte o quedo atrás?? Jajajajajajaj es broma.
Bendiciones!

♀♥†♥ PERLA_DE_DIOS ♀♥†♥ dijo...

Hum, tierno, amistoso, y mimositos, es una lindura con esos ojitos vaya que me enamora,
... Bienvenida Patatas.

Isa con la descripcion de tu hija Raquel, es una persona maravillosa, hum tiene tus génes jejeje Provecho con tu nueva mascota PATATAS.

Dios te bendiga
Bay

Isa dijo...

¡Què tal hermano Huerta! Yo tambièn tengo ese "sueño guajiro", je,je, pero en realidad no sé cómo sea el final de mi vida, aunque sì me encantaría estar rodeada de ese tipo de animalitos en mi "casita de fin de semana", ja,ja,ja. Bueno, soñar no cuesta nada. Y sí que pasa el estandar que pide Ana en estatura, ja,ja,ja, lo demás...¡es Dios quien lo hará!
Haber qué día nos conocemos.
Bendiciones del Altísimo.

Isa dijo...

Mi querida Jossy, me da mucho gusto ver tu comentario en el manantial, que por cierto ya se te extrañaba. Y la "Patatas" es de mi hija Ana Isabel. La gata de Raquel se llama "Susú", Por cierto, hoy recibiò su segunda vacuna la "Patatas" y ahí va creciendo y engordando y dándonos momentos felices con sus "chamacadas" de gatita, je,je.
Besitos, linda peruana y muchas gracias por tu visita.