miércoles, 5 de agosto de 2009

El lonche

Pues nunca me imaginé que algún día iba a escribir sobre ésto: ¡el lonche! ja,ja,ja.
Primeramente voy a explicar lo que es para mí, porque creo que cambia de estado en estado dentro de mi propio país, bueno, eso es lo que creo, aunque no conozco mucho sobre este tema. Pero al paso de los años y cuando me he encontrado en diferentes lugares de mi amplio país, he ido descubriendo los diferentes significados que se le da a esta palabra, aunque, por lo menos en la parte centro y sur de México, tiene el mismo significado.
Aclaro que me puedo equivocar en lo que estoy escribiendo, porque mi conocimiento, muy amplio ¡no lo es!
En el estado de Veracruz, "lonche", es una comida que se lleva el trabajador a el lugar en donde realiza su trabajo por la imposibilidad de ir a comer al medio día a su casa. Así que antiguamente, los labradores se llevaban su "lonche" y a buenas horas de la mañana -como las diez u once de la mañana- se detenían a comer el alimento. Bueno, creo que aún eso varía de región a región, aún dentro del mismo estado de Veracruz.
Yo hablo por la familia de mi mami, que tenían una huerta familiar de algunas hectáreas, y que la tenían dividida en dos partes. En una parte, estaba llena de árboles frutales, especialmente de diferentes árboles de mangos ¡hmmmm! cómo recuerdo mi infancia en las vacaciones escolares, bañándome en el arroyo con todos mis primos y mis hermanos. Y mi tío, aventando hacia el arroyo, diferentes tipos de mangos y naranjas, los cuales atrapábamos, ya fuera en el aire o en el agua y...¡a comer se ha dicho! Infancia feliz la mía, ¡sigh!(suspiro). Después, había que regresar al puerto -en el cual nací- a seguir mi vida. ¡Wow! No me quiero poner nostálgica recordando todos esas frutas que me tocó disfrutar, porque no sólo había mangos y naranjas. Por lo menos, puedo recordar: anonas, guayabas, guanábanas, naranjas, tamarindos, limones, naranjas y sandías, melones, cocos, zapote,ciruelas, papayas, plátanos, ¡uf! Y del otro lado de la huerta, había sembrado: maiz, tomate, chile, y otras cosas que yo no ponía atención. Lo que me interesaba era la fruta, je,je, y ahí me pasaba feliz de la vida todo el periodo vacacional.

Así que mi tío que todos le decíamos "Tito" de cariño, era el administrador de la huerta familiar. Mi abuelita le llamaba Aurelio, pero al morirse, se supo su verdadero nombre con el que había sido registrado en el Registro Civil: ¡Juan Daniel! ¡qué barbaridad! pero qué disparidad de nombres, para nada parecidos. Lástima que esta huerta haya sido dada a un hijo que nunca supo lo que era sembrar, pero ese fue el deseo de mi abuelita al morir -ya mi tío Tito, estaba con el Señor- y este tío la vendió, casi diré: ¡la regaló! por lo barata que la vendió, y ¡ah, cosa triste! al nuevo dueño, lo mataron sus propios parientes para quedarse con esa huerta. Tan valiosa era por su tierra, ¡tierra de la buena!, en fin.

Mi tío Tito, partía a las 3-4 de la mañana, rumbo a la huerta a regar las plantas, teniendo la ventaja del río que cruzaba toda la huerta, y a las 6 de la mañana, él estaba desayunando. Inmediatamente partía nuevamente a la huerta, no sin antes, dejar órdenes de que a sus "huesos" (yo, je,je) la dejaran dormir todo lo que ella quisiera, porque venía agotada de tanto estudiar, je,je, y nos reuníamos a las 11 a comer, bueno, él hacía eso, para mí, ¡era mi desayuno!, ja,ja,ja,ja. Recuerdo que mi abuelita me decía: "muchachita floja, si no fuera que Güello (otra manera de decir Aurelio) dió órdenes de que no se te parara, porque si no...¡desde las 5 de la mañana te ponía a hacer quehacer y echar tortillas!. Sé que lo decía con un tono que quería ser de enojada, pero en realidad, ella decía que todos los de la ciudad, éramos raros, ja,ja,ja,ja, porque nos acostábamos tarde y nos levantábamos tarde. Yo le decía, que sólo era por las vacaciones y ella sabía esto.
Pues sí, mi tío se llevaba el lonche preparado por mi abuelita, que lo comía como a las 10 de la mañana aproximadamente. Podía ser un poco antes o un poco después de la diez que lo hiciera, ¡pero lo hacía!
Cuanto más crecía, me di cuenta que muchas señoras hablaban sobre ponerle "lonche" a su marido. Yo sólo escuchaba, porque mi mami, nunca hizo ésto, salvo cuando a mi papi le tocaba trabajar aún en la noche y no podía venir a comer ni a cenar, ella le enviaba su "lonche" o se lo llevaba ella misma.
Con mi esposo que no es trabajador de ese tipo, nunca tuve la necesidad de hacer "lonche", je,je, ni de estar lavando la ropa de la cual se quejaban mucho las señoras cuyos esposos eran trabajadores de algún taller mecánico o albañiles, por ejemplo, ¡uy! ¡pobres señoras!
La verdad es que ha sido una bendición de no sufrir las penurias de estas mujeres. PERO, se dice que uno nunca debe de decir: "de esta agua no beberé", ja,ja,ja,ja. Y ahora entiendo el dicho, porque mi hija Raquel, cuando desde el día de ayer, empezó a hacer su servicio social en el taller de una diseñadora, como no quiere perder el tiempo en el autobús, prefirió mejor llevarse su "lonche" para así poder comer tranquila y poder realizar su trabajo que le pone la diseñadora, que por cierto es amiga de ella, aunque son de diferentes edades, -con sólo unos 7 años de diferencia aproximadamente-
Así que cuando en la noche del día lunes me dijo que quería llevar "lonche", ¡ay! Casí, casi, quería yo hacer como los personajes que salen en el "Chapulín Colorado" : "y ahora, ¿quién podrá defenderme?", ja,ja,ja,ja.
Pues entre las dos revisamos el refrigerador, decidimos lo que se iba a llevar y al otro día, sólo la ayudé a empacar, porque edad tiene para hacerlo ella, pero todavía la quiero consentir un poquito más.
Aparentemente a ella la veo más lejana para salir de casa, pero, bueno, eso no lo sé. Dios dirá cuál será su camino, así que...¡baste a cada día su propio afán!
En el estado de Durango, cuando nos dijeron que si queríamos un "lonche de aguacate", tanto mi esposo -que es del estado norteño: Sinaloa- como yo -del estado sureño: Veracruz- pues, nos sorprendimos ambos y tuvimos que preguntar a qué se referían con eso, y resultó que era: ¡una torta con aguacate!, je,je. Lo que es que cambia de lugar a lugar en los diferentes lugares, aún dentro del mismo país tan famosa palabra.
Así que aquí me ven, en apariencia tranquila, ¡y lo estoy!, pero preparándome, para ir dentro de dos horas al super, para comprar las cosas que llevará en su "lonche" mi hija Raquel. Nada de mucha trascendencia, porque regresa a casa y ella quiere comer su sopita calientita, je,je. Así que hemos cambiado los roles en la comida. Lo que antes hacía a medio día, lo he pasado para la noche y lo de la noche para la comida de a medio día.
Mi esposo, como todo excelente padre...¡aguantando! porque que de repente le tuve que cambiar todo sus horarios de comida, je,je, bueno, no el horario. Acostumbramos a comer la comida fuerte a medio día, a las dos de la tarde aproximadamente, y la cena, ¡también comida!, ja,ja,ja, dice mi hija Ana, que por eso estamos como estamos, je,je.
Yo pienso que ya vendrán los días en que algún especialista me prohibirá ciertos alimentos, y ¡sigh!(suspiro) ya no los podré comer y necesariamente me veré en la penosa necesidad de prescindir de ellos. En fin, el día de hoy, nuestras hijas salieron de casa: Raquel rumbo al trabajo, y lo que se había dispuesto para su "lonche", siempre quiso que fuera para su desayuno, y nuestro desayuno...¡se lo llevó de lonche! ¡ay! Cuando bajé, inmediatamente pensé: "¡ah!, aquí tengo esto para que desayunemos (Rudy y yo)". Llega Ana que se iba a Jalapa, y ¡zaz!, ¡adiós al desayuno nuestro! ¡se lo llevó de lonche para el viaje, así que tuve que idear algo sencillito para nosotros los "viejitos" que nos quedábamos en casa, ja,ja,ja.
Desayunamos muy bien. Estamos seguros que las hijas comieron bien y todos...¡contentos!
Pero vaya que sí les es difícil a las pobres mujeres que tienen que preparar los lonches para sus esposos e hijos, ¡ahora las entiendo!, bueno, un poquito, pero creo que con eso es suficiente.
Los "lonches" varían según los ingredientes que se tengan a la mano, o la situación económica de la que goce la familia, je,je, pero aunque sea unas "enchiladas" se llevan de lonche.
Gracias por leerme. Los sigo visitando mis estimados amigos bloggeros. Y si Dios lo permite, nos seguiremos escribiendo.
Torta: Es un pan de sal, ¡ay! no sé explicarme, porque en Veracruz, les decimos: "micha". En México, D.F., se le dice: "bolillo" y en Sinaloa: "torcido".¡Ups!, ya no me acuerdo en qué estado de la República se le dice "pan francés". En fin, se toma uno de estos, se parte a la mitad y se le coloca todo lo que la imaginación de uno quiera. Puede ser sólo lo clásico: jamón con queso -de la clase que sea- o hasta lo más inimaginable que tenga uno en esos momentos en la mente o en el refrigerador. Hay algunos que le ponen ¡un tamal!, je,je.
Saludos y buen provecho con la torta que quieran o tengan a la mano.

20 comentarios:

Brisa dijo...

Jejeje :-)
El "lonche" viene de lunch en inglés, creo yo!.Aquí forma parte del spangligsh ;) y se puede oir facilmente que uno está "lonchando" jajaja!.

Besos Isa.

Brisa dijo...

*spanglish :P

Isa dijo...

Mi querida Brisa, ja,ja,ja,¡estás en lo cierto!. Creo que ya desde hace muchos años, ya se usaba el "Spanglish", je,je, y si he escuchado eso de "lonchar", ja,ja,ja. No sé si se diga en Cuba ésto, pero tú estás rodeada de muchísimos mexicanos que "lonchan".
¿Has visto cómo hasta lo podemos conjugar?: Yo loncho, tú lonchas, él loncha, ja,ja,ja,ja.
Besitos preciosa cubanita.

Keila dijo...

Ay, Isa, pues uno debe ir ajustándose a lo que venga, ¿verdad? De hecho, creo que ese es la frase del momento: "la única constante es el cambio".

Rafa dijo...

Me ha encantado, cuando nos cuentas tus vivencias vacacionales en la huerta de tu tío, me he sentido muy sensibilizado, la infancia que tuviste es la que yo hubiera deseado para mí, me encanta la Naturaleza y la fruta (jejeje),Que pena me ha dado, tu primo el que heredo la huerta, jamás debió de venderla, es como si vendiera parte de su vida, traicionando la memoria de su padre, en fin hay personas que no tienen escrúpulos de nada , hay que ser mal nac…

Yo mi lonche me lo compro en una maquina que hay en el trabajo, en la cual puedes elegir entre diferentes bocadillos, en otra maquina sacas el café y en otra puedes elegir diferentes latas de refrescos jejeje, como ves esto es como mas artificial, mas frio, y además todo carísimo, te diré que un sándwich( mini, dos bocados) vale 1 euro y 20 céntimos.

No me enrollo más, te doy las gracias, he aprendido algo más de vuestra interesante cultura… maravillosa cultura

Isa dijo...

¡Keila, preciosa! Me agrada ver tu comentario en el manantial, y sí es cierto lo que dices, bueno, es el cambio lo constante, je,je. Gracias por venir.
Besitos.

Isa dijo...

Oye,Rafa, ¡qué lonche!, ja,ja,ja, creo que no se ve tan apetitoso y si carito, pero en fin, cada quien se tiene que acomodar al lugar y pues ahí nos vamos, je,je. Y sí que mi tío no hizo bien las cosas, pero en fin, ¡qué podemos hacer!, sólo nos quedan los recuerdos.
Gracias por venir mi estimado amigo.
Saludos.

Patricia dijo...

Hola, Isa!! Aquí por mi tierra le decimos "vianda"..., a veces me la preparo por la noche para llevarla al día siguiente a la oficina; pero más de una vez remoloneo para levantarme y por salir apurada para no llegar tarde... ¡me la olvido en la heladera! ¡Que mal!!!! jajaja Un abrazo, amiga!!! Nos leemos... =)

Isa dijo...

¡Hola,Paty! Muchas gracias por venir al manantial y comentar.Y muchas gracias por compartir con nosotros el equivalente de "lonche" en España, je,je.
Yo, lo de vianda, lo tomaba como un equivalente a decir comida, no importa la hora ni el momento.
Saludos hasta tu España preciosa.

Yahuan dijo...

ayss!! fíjate que desde aquí la comida de allá nos resulta demasiado agresiva, como muy picante, pero me entraron muchas ganas de comer las cosas que cuentas.

Lo que dices de los nombres, no sé si será casualidad o qué, pero un primo de mi padre en su documentación pone que se llama Juan Pedro y, sin embargo, todo el mundo le llama Geno (de Genoveo supongo), y la abuela de mi madre se llamaba Felicitas, pero al morirse descubrieron que no, que tenía otro nombre que ahora mismo no recuerdo.

Está genial lo que cuentas.

Mil abrazos.

Yahuan dijo...

Ah!, y aquí, en España yo vianda nunca lo había oído para referirse a eso, sí tentenpié, almuerzo,..., pero vianda como comida en general, las viandas.

Isa dijo...

¡Hola,Yahuan! Gracias por ilustrarnos más con respecto a tu país precioso...¡España! Y con respecto a los nombres, pues es algo chistoso,porque inician llamándole al pequeño de una manera -ignoro la razón o causa- y al paso del tiempo, ¡todos olvidan su verdadero nombre!, ja,ja,ja. Claro que ahora, como para todo te piden el acta de nacimiento, je,je, pues dificilmente puedes olvidar cómo te llamas, ja,ja,ja.
Saludos preciosa, y gracias por ilustrarnos y venir a este manantial a compartir tus conocimientos. Y sobre la alimentación, no te preocupes, ¡que yo no como chile!, je,je, pero si me encantan esas comidas que para los extranjeros son ¡una bomba! como el mole por ejemplo, ¡hmmmm! para mí...¡riquísimo! ¡hmmmm! :) Aunque ya está llegando el tiempo que por causa de mi estómago, ¡uy! puedo comer sólo un poquito, porque si me extralimito...¡ay! seguro tendré días desastrosos por delante.
Saludos.

Patricia dijo...

¡jajajajaaj! ¡¡¡Qué lio geográfico!!!
Bueno, pues que "vianda" le llamamos en Argentina..., el que debe almorzar fuera de casa se lleva su vianda, que sería lo mismo que el "lonche" de Isa o el "tentenpié" de Yahuan... Cosas del idioma y las latitudes. Abrazos!!!

Isa dijo...

¡Hola,Patricia! pues sí que es un lío geográfico, ja,ja,ja, lo has expresado correctamente. Y bueno, si tenemos que salir y regresar fuera del tiempo de comida, pues tomemos nuestro lonche o vianda, o si no, de plano me doy mi tentempié por ahí, je,je.
Gracias por comentar y venir al manantial.
Besitos.

Triple dijo...

Ya ves Isa, finalmente no estuvo de más incluirte en ese e-mail de "lonches" que envié hace unsa semanas, quizá ahora te sea útil!!!

sgv dijo...

En Bolivia una torta es un pastel y un pastel es una empanada, asi que eso de que el significado de una palabra cambia dependiendo del lugar, es muy cierto.

Recuerdo haber llevado "lunch" a la escuela y siempre me sabian riquisisisimos! Luego mas tarde, tambien era costumbre ir a las "gordas y picadas".
Todo lo que es comida me trae buenos recuerdos!

Isa dijo...

¡Hola,Triple! Muchas gracias por venir al manantial. Por tus recomendaciones de lunch. Por tus comentarios, y por todo.
Siempre es bueno saber ser agradecido. Así que agradezcamos al Bondadoso y Eterno Dios que nos suple cada día para tener $$$$ para comer y hacer nuestros lunchs, lonches,viandas y tentempiés, je,je.
Besitos hasata la "esmoguera" capital.

Isa dijo...

¡Qué tal Andrés! Es estupendo esto que haces de mandar los diferentes nombres y sus significados que hay por el lugar por donde te encuentras. Y sí que son diferentes los significados, je,je.
Tu mami se ha de sentir contenta por que eres feliz recordando la comida que ella hacía.
Saludos hasta Bolivia mi apreciable amigo y hermano.

GUSMAR SOSA dijo...

Saludos isa!!!!! Veya que ocurrencias tienes pa escribir!!!!
Por aquì pasé y disfruté. Te dejo un abrazo.

Isa dijo...

Mi estimado Gusmar, tú que si me levantas el ánimo. Muchas gracias amigo.
A propósito ¿cómo se dice en Venezuela? ¡Es igual en todo el país, o cambia de zona a zona?
Un saludo afectuoso.