lunes, 1 de junio de 2009

La vida se va como el viento...

En estos últimos tiempos, me ha tocado estar mucho en la "casa de luto". ¿A qué me refiero? Que me ha tocado ver, en diferentes tiempos y edades, a la muerte pasearse entre mis conocidos. El sexo no lo diferencía, la edad tampoco.
Lo mismo puede ser una joven, como la primera que me ha tocado de este último tiempo que les quiero referir, que hubiese podido ser mi hija.
Algunos piensan que fue negligencia médica. Yo pienso: ¡Ya le tocaba! Porque si Dios no hubiese decidido que su tiempo sobre esta tierra había terminado, no importa la gran cantidad de calamidades que hubiese habido con ella por parte de los galenos, ella seguiría viva. Pero todos tenemos un tiempo dado por Dios. Claro que eso no es pretexto para ser negligente. Sólo que no debo de tener mayor aflicción que la que debe de haber.
La otra visita a la casa de luto, fue para una ¡chiquilla de casi mi edad! ¡sigh! Aparentemente podemos aún tener toda una vida por delante como la joven de 29 años que menciono, o tener 53 años y estar a medio tiempo de cumplir los 54, pero Dios es el que decide sobre nosotros. Lo creamos o no.
Y hoy, acabo de recibir la última visita a la casa de luto. Este fue un varón de una aproximación a mis años, unos años más, pero, bueno, ante el corte del hilo de nuestra vida, ¿quién tiene poder? ¡ningún humano! ¡ningún seguidor de satán! Sólo Dios puede hacer eso.
Y me siento triste. Ayer veía las fotos en donde aparecen con Triple e Insufrible (los nicks de Karen y Rodrigo) y oraba por él, que se hiciera la voluntad de Dios en su vida. ¡Y se hizo!
Él ahora goza, nosotros seguimos sufriendo, pero ya llegará nuestro tiempo. Sólo pensé, al mirar las fotos el día de ayer y saber que él se estaba debatiendo entre la vida y la muerte, en cuánto debo de valorar a mi esposo. Gozar cada día. Momentos en que podemos platicar. No dejar para después, el decirle cuánto lo amo y aprecio. Quizá al rato, esté con él, pero en un hospital y él debatiéndose entre la vida y la muerte.
Todos podemos conocer el pasado, vivir el presente, pero el futuro...¡lo desconocemos! Yo por eso, se lo confío a mi Dios, Señor y Salvador, porque en Él, ¡todo está seguro!
Perdónenme por poner este post, un tanto cuanto medio tenebroso, pero creo que siempre debe haber un tiempo para estar en la casa de luto y meditar y hacer reflexión: ¡un día ahí estaré! y debo de saber y pensar, qué voy a hacer los siguientes minutos, horas y tiempo que Dios me conceda.
Yo sé con quién estaré, y no es nada religioso. Es por lo que he leído en la Biblia, cuando nuestro Señor Jesucristo hacía su última oración: "Padre, quiero que donde yo esté, estos estén conmigo, para que vean mi gloria que tú me has dado". Es por eso sé que voy a estar con Él, ¡para ver su gloria! ¿Y porqué voy a estar con él?, porque un día fui a él y Él me dió la potestad de ser llamada ¡hija de Dios! ¡wow! Y como en el cielo, no entrará nada inmundo ni que hace mentira,idolatría, etc,etc, ¡pecado en otras palabras!, sino sólo los que su nombre estén inscritos en el libro de la Vida, pues ¡yo estoy ahí! ¡porque mi nombre está inscrito en el libro de la Vida del Cordero!
Hay tristeza, porque por un tiempo no los veremos, pero un día...¡uy! estaremos en la gran reunión. ¡Qué lindo!
Y como dice el salmo: ¡Has cambiado mi lamento en gozo, me ceñiste de alegría!
Un abrazo afectuoso a todos.





26 comentarios:

Rafa dijo...

A la muerte no hay que tenerle miedo, pero a la enfermedad que te lleva a ella?, pongamos el caso del cáncer. Mi querida Isa, hace aproximadamente un mes a la mujer de mi cuñado (Ana, la mas buena y especial con todo el mundo en especial para los niños, Maestra de Escuela, de las que verdaderamente sienten y aman su trabajo) le diagnosticaron Cáncer de mama, la metástasis se ha metido ya en los huesos y también en el hígado, te estoy hablando desde un mes para acá, ya me contaras lo que esta pasando, ahora que empezaba a vivir, como quien dice, con 35 años y su vida empezando a encarrilarse . En fin espero que la quimioterapia que le están poniendo le pueda parar el maldito cáncer.

Perdona Isa que me haya salido un poco del tema pero me ha salido así.

Un besazo mi querida Isa, ya iré pasándome a ver como va el hilo, ahora me voy a ver unos arreglos que me están haciendo en un pisito que tengo aquí al lado…ya sabes, si quieres venir por España, por lo menos casa tienes, puedes planificarte unas vacaciones, piénsatelo.

sgv dijo...

Por eso deseo disfrutar el HOY al maximo, quiza sea mi ultimo dia!

elim-el oasis de Eva dijo...

Gracias Isa por compartir este tema, a veces, vivimos demasiado rápido y es bueno pararse y meditar hacia donde vamos.

Keila dijo...

Creo que no podemos pensar en la vida sin pensar en la muerte. Gracias, Isa, por compartir.

Victor Cabrera dijo...

En realidad la vida pasa rápido... debe ser por los afanes, uno trabaja y trabaja y se pasan los días, y no nos damos ni cuenta.
Entonces viene esta reflexión y nos hace parar un poco y a valorar todo lo que Dios nos ha dado, y más aún, la vida eterna que nos espera si somos fieles.

Sin duda, aprendemos más en la casa del luto que en la de fiesta, por algo el Señor lo recomendó.

Bendiciones!

hapuc dijo...

uf, que hermoso post, la muerte es algo que parece tan temible para el hombre de hoy, en cambio para nosotros es solo nuestro paso a un hogar donde pertenecemos...

un abrazo, ah y recupere mi blog

Isa dijo...

¡Gracias,mi leal amigo Rafa! Ahorita no podemos movernos ni a diestra ni a siniestra;ya sabes, por causa de los estudios de los hijos. Pronto terminará esa etapa y el Señor nos pondrá nuevos derroteros. Tenemos presente tu invitación. Muy agradecidos.
Siento tanto lo de tu cuñada Ana ¡sigh! y como tú dices, que apenas estaba encarrilada su vida. Dejemos a nuestro Soberano Dios, todos los designios de nuestra vida. Mientras tanto, quiere mucho a Lulú y goza con ella y con tus hijos, hasta el más mínimo detalle.
Un afectuoso abrazo mi Rafa.

Isa dijo...

Gracias,Andrés por tu comentario. Debemos de vivir, tal como lo dices, como si fuera nuestro último día.
Saludos.

Isa dijo...

¡Mi Eva preciosa! Es cierto lo que escribes, muchísimas veces vivimos tan aprisa que no nos detenemos a meditar, ni a disfrutar con nuestros seres amados.
Gracias por venir al manantial a comentar,algo que te agradezco grandemente.
Besitos.

Isa dijo...

¡Hola,Keila! Es verdad, que nunca podremos separar a la vida de la muerte.Desgraciadamente, esto es algo que olvidamos frecuentemente.
Un besote tronado hasta la ciudad del Smog.

Isa dijo...

Mi hijociber Victor, la vida pasa muy de prisa. Hoy podemos escribir conforme estamos, pero mañana ¡no lo sabemos. Sigamos cobijándonos bajo las alas del Omnipotente.
Bendiciones también para ti.

Isa dijo...

¡Mi Hapuc! Qué gusto me da verte por este manantial y por tu comentario.
Te quiero visitar de nuevo en tu nueva casita. Gracias por venir a mi manantial. Y nuestra esperanza es que tenemos una hermosa casa allá con él, tal como tú lo escribes.
Besos.

Dr Jay dijo...

La muerte debe motivarnos a vivir cada dia como si fuera el ultimo, dando todo de nosotros para cambiar este mundo en el Poder de nuestro mejor amigo! JESUS!

TE felicito por tu blog!

A favoritos!

Triple dijo...

Gracias Isa!!! Siempre oportuna.

Claudia Gonzalez Cañas dijo...

Disculpa por llorar al leer tu post mi querida Isa, no pude evitarlo y tu sabes porqué. No me importa que el mundo crea que soy una niña, realmente no me importa: Yo solo deseo ver a mi mama, deseo darle un beso y presentarle a tanta gente que he encontrado en mi camino, en éstos casi dos años que el Señor la llamó. Pero bueno creo que era parte del proceso madurar, jaja. Te mando un besito y te pido disculpas por ser autoreferente, pero entiendo lo que sientes, creeme que lo entiendo.

Un besito para ti, mi querida Isa.

Adan Cortes dijo...

Que fuerte y que cierto lo que escribes Hermana,me pone a reflexionar,bueno tambien t invito a visitar el blog de la iglesia de tacubaya www.jovenescongregados.blogspot.com donde cada semana comentamos de los devocionales que llevamos y las palabras que nos alientan etc... t invito para que si gustas puedas comentar con nosotros y tambien t invito a visitar mi blog www.escritoschamuscados.blogspot.com en donde yo tambien publico pensamientos frases y mis historias.
Bendiciones

Isa dijo...

¡Hola Dr. Jay! Gracias por tu visita a mi manantial y también por tus palabras.Pronto iré a visitarte.
Saludos.

Isa dijo...

Triple querida,gracias por tus palabras. Muchas veces no me siento para nada oportuna, pero agradezco tanto el que me visites. Dale por favor de mi parte un beso a Gloria y mis concolencias. Creo que le alegrará dentro de su tristeza, saber que de muchas partes, oramos y nos recordamos de ellos.
Un saludo afectuoso.

Isa dijo...

Mi amada hijaciber Claudia. No te preocupes querida, para nada inoportunas. El corazón, cuando ha amado tanto, no le es fácil cerrar la herida de la partida. Sé cuánto amabas a tu mami y también sé que te consuelas sabiendo que ella está con el Señor,libre ya de todo dolor y pena, pero se extraña.
Quisiera estar junto a ti para abrazarte y platicar.
Siempre eres bienvenida a mi casita mi niña hermosa.
Recuerda que: "Jehová te pastoreará siempre y en las sequías saciará tu alma..." (Isaías. 58:11). Sé que el Señor poco a poco hará menguar el dolor. Mientras tanto, todos los bloggeros que te amamos y leemos, nos unimos a ti en tu dolor.
Te quiero mucho.

Isa dijo...

¡Hola,Adán! Da gusto encontrarte por este manantial, y sí que te visitaré.
Gracias por comentar y por tu visita a mi casa.
Saludos.

Vega dijo...

Como resultado de la caída la muerte es consustancial a la vida, así que desde que nacemos sabemos a lo que estamos abocados (si el Señor no viene antes). El dolor por la pérdida es innegable, Jesús mismo lo sintió, pero no nos entristecemos"como los que no tienen esperanza" porque sabemos lo que nos espera al otro lado.
Deseo que el Señor te consuele en estos dias de luto.
Un abrazo.

Isa dijo...

Gracias,querida Vega. Es cierto que mientras estamos en la carne hay dolor, pero ya pronto llegará el día glorioso, así que vivamos día a día, demostrando cuánto amamos a los seres queridos y viviendo para el Señor como si este fuera mi último día o ¡Él viniera hoy!
Te agradezco tanto por tu venida a mi manantial.

Claudia Gonzalez Cañas dijo...

Mi Isa querida, gracias por tus palabras, pero tu sabes que mi pena la llevaré hasta que la vuelva a ver, el Señor es mi consuelo, en Él descanso. Gracias a DIOS estoy muy bien, y tu abrazo lo recibo fuerte y cariñosamente.

Un besito, te quiero mucho.

Isa dijo...

Mi amada Claudia, te envío mis besitos cibernéticos desde el manantial: ¡Muuuuuuuuua!, ¡muuuuuua! ¿Qué te parecen? Esto es algo que aprendí de ti. ¿Soy buena alumna?, je,je.
Yo también te quiero mucho mi hijaciber preciosa.

Humberto Perez dijo...

Isa, estas buenas reflexiones tienen un gran valor. Bendiciones.

kurtosis dijo...

Pero las cosas buenas siempre son opacadas por las malas pero al pasar y superar esa etapa creo que siempre logramos ser mejores seres saca fuerza del último rincón de tu cuerpo.


Atte.
Kurtosis.