miércoles, 13 de agosto de 2008

¡Dios lo sabe todo!

No sabía cómo titular este post, porque al estar observando los juegos olímpicos, y en especial a las gimnastas con sus ejercicios en el piso, me recordé, los juegos olímpicos de hace 8 años.

Estaba con mi hija menor, viendo a las gimnastas, cuando de repente se soltó a llorar. La verdad es que me asombré ante ese llanto tan desconsolado que salía de ella. No comprendía que estaba pasando, y la abracé y la dejé que llorara en mis brazos, hasta que me dijo entre sollozos: "mamá, ¿verdad que yo tuve la posibilidad de poder haber ido si hubiese seguido?, ¡perdí la oportunidad! ¡no hice todo mi esfuerzo!... ¡y entonces comprendí!.

Cuando sucedía este suceso que relato, ella tenía 13 años, y cuando ella tenía 7 años, no recuerdo bien, quiso entrar a gimnasia olímpica. Su papi estuvo de acuerdo, y además, algunas de las pacientitas de mi esposo, asistían a esa escuela de gimnasia.

La llevé ahí, con una maestra francesa que daba clases en la Escuela de Física de la Universidad Veracruzana, aclaro que la maestra sólo utilizaba los espacios que la UV le prestaba, y llevé a mi niña con ella. La examinó físicamente, me hizo algunas preguntas referente a su salud y le puso a que hiciera algunas piruetas, y me dijo que la iba a aceptar, aunque estaba ligeramente grandecita de edad pero que por el momento si reunía los requisitos, bla,bla,bla.

Y la hija, ya aceptada, inició su entrenamiento completamente feliz. Muchas veces, yo sólo podía ir a dejarla a los entrenamientos porque tenía que continuar mis estudios de posgrado, así que mi otra hija, fue la encargada de estar con ella en los ensayos (abro un paréntesis para decir que eso parecía una tertulia, o romería, o club, o no sé cómo decir, porque todas las mamás de las chiquitinas que asistían a entrenarse, se reunían ahí y platicaban, tejían, chismeaban, etc,etc, en otras palabras: ¡componían el mundo!, ja,ja,ja,). En lo personal, me daba algo de tristeza no poder estar con mi hija y observar sus adelantos, pero algunas de las mamás que sí iban y que eran pacientes de mi esposo, se encargaban de decirnos "santo y seña" (o sea: ¡todo!, je,je.).

Pues sí, a los tres meses me llamaron -vía la hija que iba con ella- para que le comprara todos los aditamentos del equipo porque había progresado de una manera tremenda que había sorprendido a todo mundo (las pacientes corrían con mi esposo para decírselo). La maestra la quería mandar a concursar ya a los eventos que tenían. Una de las pacientes, estaba super admirada y me dijo: "pero si mi hija la tengo desde hace más de dos años y apenas la van a mandar, es que su niña lo hace super bien". Bueno, los gastos de $$$$ para comprar todo, ¡uf!, fue...¡un ojo de la cara! como decimos por acá, porque la maestra, mandaba a traer todas las cosas de su propia patria (Francia), así que todo era muy caro, pero en fin, los hijos eran pequeños, el dinero alcanzaba ¡y todavía alcanza!, pero...bueno, ese será otro post, je,je, creo que le llamaré: "¿Qué es lo necesario?"

Al observar ahora a las gimnasta y ver a mi hija, me digo: "probablemente sí hubiese llegado", porque físicamente reúne los requisitos. Es pequeña de complexión, delgadita, muy flexible, ¿ya vieron a las chinas?, pero yo le dije cuando ella estaba sollozando y añorando lo que había dejado y cambiado ¡por la natación! : "Dios lo sabe todo, y siempre nos da una oportunidad cuando nos negamos a hacer algo en lo cual él ve que sí podemos, claro que ahorita, ya es muy tarde, pero que esto te sirva de lección para el tiempo que tienes adelante, pero recuerda hija, que todo lo que decidamos y hagamos ahora, cambia nuestro futuro y algunas cosas jamás tendrán remedio, asi que piensa bien lo que quieres en un futuro, al escoger tu carrera, pero sobre todo, siempre pide la dirección de Dios". Lo que yo quería era que aprendiera, que las cosas que decidimos hacer o no hacer, siempre van a afectar nuestro futuro, así que yo quería que ella tomara eso, no como algo para quedarse lamentando, sino que le sirviera para que pensara y más que ya era una adolescente, tenía que fijarse muy bien en lo que iba a hacer ¡y no dejarlo!, en especial las cosas del Señor ¡y al Señor mismo!".

Quisiera decirles que aprendió la lección, ¡pero no!. Después entró a clases de violín y un tiempo después, dejó sus clases ¡ay! ¡más dinero gastado inútilmente!.

Pero a Dios gracias, al entrar a la universidad, ha persisitido, ¡uf! ¡qué alivio! porque el papi ya le había dicho: "una materia reprobada, ¡y te saco!, ¡uy!, entendí perfectamente a mi esposo porque como es una carrera que no hay en la universidad del gobierno, de manera particular sale ¡un ojo de la cara! ¡wow!.

¡Ups!, lo siento, he olvidado decir que estudia Diseño de Modas. La escuela de Diseño a la que ingresó en el Puerto de Veracruz, está reconocida a nivel nacional junto con otras cuatro escuelas en el país y ¡todas son particulares!. Pero ella ha seguido adelante y contra todo pronóstico -mi hija tiene Discalculia ó sea, dislexia para las matemáticas- y este 18 de agosto iniciará el séptimo semestre (son 8 semestres), parece que por fin ha madurado y va alcanzando lo que verdaderamente quiere.

Abro un paréntesis para platicarles que cuando ya hace casi dos años, cuando México vivía un periodo muy difícil por el que sería Presidente de nuestro país, se perfilaba López Obrador (AMLO), muy amigo de Chávez ¡ay! y todas las muchachitas de la Gestalt -la universidad de Diseño en la que está mi hija- todas temblaban por el temor, (mi hija incluída entre ellas), porque ya AMLO había dicho, emulando a Chávez de Venezuela, todo lo que iba a quitar en caso de ser Presidente de México, y ¡obviamente! estaban en el "ojo" todas las "fresitas" de las diseñadoras, ja,ja,ja.

¿Cuándo se ha visto que se busquen a diseñadoras para crear los uniformes de los países comunistas?, ja,ja,ja, ¡ay!, me río por la incongruencia, pero creo que mi familia es una incongruencia también, je,je, porque no somos ningunos "fresitas", ja,ja,ja, ni tampoco estamos sin dinero. Queremos que nuestros hijos estén ubicados en ese aspecto, pero eso, será otro post, je,je. ¡y cierro el paréntesis!.

Me pongo a pensar, cuántas veces somos así ante Dios -pensando en la actitud de mi hija que relataba en el inicio-.

El Señor nos manda hacer cosas para las cuales Él sabe que sí podemos, nunca nos mandará a hacer algo que no podamos, y nosotros reaccionamos igual que mi muchachita, ¡sigh!(suspiro), no la critico, no la juzgo, porque muchísimas veces, Dios me ha tenido que tomar en sus brazos y consolarme y decirme que me ama y decirme que puedo seguir, que tengo todavía oportunidad de salir adelante. Es más, muchas veces, yo misma le he pedido la oportunidad, porque me he dado cuenta que no lo he hecho bien ¡sigh!(suspiro). Es increíble de todas las cosas de las que nos hemos de dar cuenta cuando estemos con él, no de en balde, dice la Biblia a través del apóstol Pablo, que cuando somos niños, hablamos como niños...pero un día conoceremos como fuimos conocidos. ¡Hay que prepararse para ese día!, como digo yo: "ir preparando nuestra veliz o maleta o equipaje", pero ¿qué voy a llevarle?.

¿No es acaso maravilloso nuestro Dios? ¡que nos da siempre una segunda oportunidad!, volvernos a levantar y seguir adelante, porque Él lo sabe todo.

Maravilloso nuestro Amado Padre, rico en amor y misericordia para nosotros sus hijos miedosos. Siempre nos da un empujoncito para seguir caminando, y un día llegar a la estatura de la plenitud de Cristo.

Y hablando de Juegos Olímpicos, en la Biblia dice:

"¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis." 1 Corintios 9:24

Que todos obtengamos ¡LA MEDALLA DE ORO!

Saludos desde México.

23 comentarios:

Guille dijo...

Ay Isa, que tema, los errores del pasado, las oportunidades que dejamos pasar, las cosas que cambiaríamos, seguro a todos se nos escapa algún suspiro pensando en estas cosas.

Pero me quedo con esta frase:

"Dios me ha tenido que tomar en sus brazos y consolarme y decirme que me ama y decirme que puedo seguir, que tengo todavía oportunidad de salir adelante"

Me resulta consolador saber que el me ama a pesar de los errores que haya cometido o las oportunidades que dejé pasar... que sabe que soy imperfecto y me ama igual :)

Muy linda reflexión, saludos!

Claudia Gonzalez Cañas dijo...

Mi querida Isa, no sé porque cada vez que te leo me da una ternura. Bueno creo que tu sabes porqué...... Sabes yo soy una gimnasta traumada, jajajajaja, ya que cuando era niña, igual me encantaban las gimnastas y todo eso, y mas encima reunía las condiciones físicamente, ya que soy delgada, y hasta ahora a la edad que tengo, puedo hacer las piruetas que me pidan, jajjajajaja. Pero a diferencia de tu niña, mis padres no podían siempre comprarme la ropa tan cara. Y ahora que yo puedo comprarme todo eso, ya no puedo por mi edad, jajjaajajja. Pucha que lata, jajaja. pero bueno me río, pues tal vez ese no era mi camino. Y gracias a DIOS por eso. Igual que tí Isa, yo deseo con todo mi corazón tener mi corona en el cielo. Además Isa, creo que no hay escuelas para ser padres y estoy segura que todo lo que le das a ti hija, ella sabrá en un futuro agradecerlo, y qué mejor enseñanza que el amor de DIOS, ufff, aunque no tenga oro ni plata, pero si le tenemos a él, tenemos todo.

Un besito y un apretóoooooon bien grande de abrazo.

Claudia

Isa dijo...

¡Hola Guille!, me da gusto que me visites y dejes tu comentario en mi manantial, y si es cierto, que Dios nunca nos deja caídos, siempre nos da una oportunidad para volver a empezar.
Saludos hasta Argentina

Isa dijo...

Mi querida Claudia,pues qué gusto saber que tú también tenías -y tienes- las facultades para la gimnasia, ¿es linda esa rama, verdad?, pues ni modo, no siempre podemos culminar lo que anhelamos, pero algo sí podemos, ¡hablarles a otros de Cristo por amor a la persona y por demostración de nuestro amor hacia Él, ¡y nos dará una corona por ese solo hecho.¡Wow!, así que corramos la carrera, no compitiendo con nuestros hermanos en la fe y en la carne, sino luchando contra potestades espirituales de maldad, y así nos ganaremos nuestra ¡medalla de oro! ¡yúju!, más cosas qué ofrecerle a nuestro amado Señor y Salvador.
Besitos para ti mi hijita cibernética.
Cuídate mucho y cariños desde México.

Rafael dijo...

Mi querida amiga Isa! leyendo tu post, me he puesto yo a pensar;
estando en segundo de primaria unos ocho añitos, fui el primero de clase y me regalaron un carnet para que mis padres me llevaran a la piscina durante todo el verano.
Mi padre ya tendria unos 72 años y mi madre unos treinta menos que él (segunda mujer de mi padre)...bueno te dire que estuve sin faltar ni un solo dia en todo el verano...pero eso si, mas solo que la una, mi madre me preparaba el bocadillo y bucaste la vida!
Me acuerdo que aprendi a nadar solo y ya en los ultimos dias de verano hasta competia en las competiciones que se celebraban...no estaba nada mal! siempre se me han dado bien los deportes y los estudios y mis padres no tenian problemas economicos, me podian a ver costeado cualquier disciplina o carrera universitaria sin ningun tipo de problema...pero ya ves casi soy un analfabeto, y gracias, podia ser aun peor.
A veces pienso que Dios, me guio para que no me pasara nada...

saludos!!

Isa dijo...

Mi estimado Rafael,siempre los papis tratamos de darles a nuestros hijos lo mejor que podemos, pero muchas veces nosotros no aprovechamos. Recuerdo cuando llevaba a mi hijo Alex a sus clases de natación, je,je. En lo personal, ¡me encanta!, pero también hay otra disciplina que adoro y son las carreras de 100 m. ¡wow!. Me pongo a pensar: ¿si hubiese seguido, hasta dónde hubiese llegado?, en fin, cosas que uno piensa. Pero si me hace meditar en las oportunidades en que Dios nos da para llegar a Él a través de Cristo, esas ¡hay que aprovecharlas!, porque nadie sabe el tiempo que tenemos para vivir.Agradezco a Dios por la paciencia que tuvo conmigo y que pude aprovechar.
Saludos desde mi puerto jarocho.

Alex dijo...

Una cosa es cierta, no es lo mismo abandonar algo porque tuviste miedo o no quisiste seguir adelante y otra muy diferente cuando Dios te pide que lo abandones.
Espero que mi hermana ya se sienta mejor.

Isa dijo...

¡Hola Alex!, me da gusto que tengas tiempo para pasar a mi blog, y si hijo, tu hermana ya va "viento en popa" ¡gracias a Dios!.
Saludos mi hijo precioso.

Michel Lagunes Harris dijo...

Hola Isa... pues es bueno a veces recordar por donde hemos andado las decisiones que hemos tomado, y seguir pensando cada día que podemos hacerlo mejor, seguir unas pisadas dejadas por nuestro Maestro en TODAS las cosas que hagamos, saludos!

Brisa Nocturna. dijo...

Hola Isa querida.

Creo que la cruz es el mayor simbolo de las segundas oportunidades,lo importante es no dejar de correr.Al final, Dios siempre estara ahi para nosotros y habremos aprendido la leccion.

Un abrazo grande.

Isa dijo...

Sí Michel, seguir los pasos del Maestro es lo mejor que podemos hacer.
Saludos.

Isa dijo...

!lo importante es no dejar de correr! para obtener la medalla de oro y ¡dárselo a nuestro amado Salvador!, que grandioso día será. Adelante con Cristo siempre querida y amada Brisa.

Keila dijo...

Oye, ¿y habrá Juegos Olímpicos en el cielo? Igual y ahí se nos hace a todos los "deportistas frustrados" ¿no crees?

Gusmar Sosa dijo...

Hola!!! Pues aquí estamos con Chavez, que bueno que por allá se libraron de un posible clon!!! Aquí hemos tenido que aguantarlo pero con esperanza de que falta poco pa que se termine la pesadilla,jajajaja.
Pues tu hija me recuerda al hijo de Gustavo Sosa (yo), jajajaja. Pero creo que finalmente uno madura. Saludos, y a tu esposo e hijos, que sigas cosechando exitos maternos!!!!! Saludos a Ava, ya paso por su blogs porque he estado full!!!Pero de aquí voy para allá.

Isa dijo...

Mi querida Keila, que gusto siento con tu visita a mi manantial con el cual me honras, y pues...ja,ja,ja, ni modo, ¡la carrera es aquí!, ja,ja,ja, así que en un lugar llamado "Tribunal de Cristo" nos darán la premiación o nos descalificarán ¡uy! por andar "dopados" con la carne, je,je.
Besitos mi hermosa amiga.

Isa dijo...

¡Hola Gusmar!, te agradezco tanto tu visita y tus saludos, y ojalá que el mentado Chávez no quiera "perpetuarse" en el poder como tantos otros tiranos ¡ay! y más ¡ay!.
Dios guarde a Venezuela y en especial a todos nuestros hermanos en la fe.
Saludos desde México.

Rafael dijo...

Felicidades!! por fin una medalla de oro para mexico...en taekwondo, no esta nada mal, mis hijos estaban siguiendo el desarrollo del torneo, pues tambien practican el taekwondo desde años...por ahora os vamos ganando, España lleva tres oros ...je,je,je
saludos

Rafael dijo...

pido disculpas, quiero decir MÉXICO...no mexico!!

Isa dijo...

OK, Rafael, gracias por las felicitaciones y tu visita a mi manantial, y escuchaba la transmisión "en vivo" por la radio, porque todavía estaba disfrutando la camita ¡rico!.Oye, qué bueno que tus hijos son deportistas, y no sólo practican deportes físicos, sino que mentalmente también se preparan, eso es ¡buenísimo!.
Saludos desde mi Veracruz.

Varo dijo...

Caray! dejar pasar oportunidades es lo más difícil a lo que se enfrenta uno en la vida. Los padres tienen que formarse con el concepto motivacional del futuro de los hijos.

En este momento por ejemplo con mis sobrinos he estado tratando de informar a la familia acerca de esto que es importante "el futuro de las generaciones" no me refiero a la educación (es lo basico pero no lo primordial) si no a lo que los hijos quieren y sueñan hacer. Y eso tiene su peso.

Muy buen post.

Isa dijo...

Mi querido Irreverente, cuando uno llega cierta edad, que ya pasa uno la edad de las "potrancas" (los años 20), ja,ja,ja, ó sea que ya entró uno a los 30, bueno, no sé tu edad, pero no eres viejo, pero claro que no tienes la edad de mi esposo ni la mía, es más, podías ser nuestro hijo mayor, pues todo ésto, lo hace a uno tener ciertas perspectivas de la vida. Y así es cómo tú dices, pero muchas veces, se siente uno como Juan el Bautista, como voz hablando en el desierto, je,je, pero gracias a Dios por darnos siempre oportunidades para seguir y seguiremos hablando que ya habrá quién nos escuche.
Saludos.

Anónimo dijo...

Híjole es que a veces nos sentimos los ultra humanos y Dios nos tiene que bajar de nuestra nube y nos dice por aqui no es la cosa, vente para acá o simplemente sabe que no ibamos a llegar tan lejos como pensamos o de la nube no nos ibamos a querer bajar. Pero todo es para nuestro bien eso no hay dudas

att. Johana

Anónimo dijo...

nmt, zujbt ap rakoqpqy r dessv.
ctvg ujddfalz k gw w!
eey world sex
, eske ol zk d thqb p.
vhorzs gmhbhh aqxw r uvom. uka, jays xxx
, mfbv u owwuutcz v mdyule sr mqlp tpw.

gpp mw uqh.