lunes, 20 de agosto de 2007

"El hombre que escogí para amar"


- A Rudy -


Suena a risa, pero así es.

Todavía recuerdo aquella tarde otoñal

cuando le contemplé por primera vez.

Miré sus amplias espaldas.

Sus manos fuertes y firmes.

Su trato amable y hasta delicado;

su hablar cantado, su sonrisa fugaz.

Nada en él era arrebatador,

todo en él era calmado.

Nada que levantara nubes de pasión,

pero si un amor apacible, sosegado.

¡Vaya! me dije,

¡creo que he encontrado lo que buscaba!

Alguien en quien puedo confiar.

Alguien que el Señor me está dando,

y que nunca me va a rechazar.

Creo que por fin tengo

un compañero afable para compartir

el rudo camino de la vida

y juntos con Cristo siempre vivir.


Y ahora...al mirar las arrugas en su cara,

su cabeza con canas al igual que yo.

Al mirar su porte varonil ya decaído,

digo así al Señor:

¡Gracias por su amor compartido!

¡Gracias por las desdichas sin fin!

Por los hijos que tuvimos.

Por los triunfos en ti.


No sé hasta cuándo,

nos permita gozar así;

pero una cosa sí estoy segura:

Que por ti y en ti,

Este es el hombre que escogí para amar

y que siempre he amado.

¡Y me lo mandaste tú!

10 comentarios:

Triple dijo...

Isa:
No te conozco, pero definitivamente eso es lo que quiero para mi matrimonio. Apenas tengo 10 años de casada, pero han sido hermosos porque Dios es la roca de nuestra unión y quien -por su gracia- nos ha traído hasta este momento. Mis hijos aún son pequeños, pero quiero verlos crecer y en un futuro ver a mi esposo y confirmar que sigo apasionada y comprometidamente enamorada de él.
Gracias por compartir estas palabras tan lindas!!

Isa dijo...

Gracias Triple por tus palabras.
Y es verdad lo que dices en cuanto a ver a nuestro esposo y confirmar que ¡seguimos enamoradas de él!. Esto, es algo que sólo en Cristo podemos lograr.
Agradezco tu visita. God bless you.
Isa

Keila dijo...

Hola Isa,
Como siempre, inspirada e inspiradora. Gracias por compartir tu corazón con nosotros. Mi sueño y anhelo es poder decir las mismas palabras que tú algún día; pero no te preocupes, no a Rudy, je, je, sino a mi propio príncipe azul.

Isa dijo...

Gracias Keila por tu visita a pesar de saber que tienes una agenda muy apretada.
Y a ese príncipe azul, que creo yo, que no nada más tú lo estás esperando, sino todas aquellas que te amamos, estoy segura ¡que va a llegar!
Por cierto, ¿ya leiste el artículo de "Mujeres que dejaron huella" en "Caminemos Juntas" sobre Evelyn Brand?, está ¡buenísimo!, sé que te va a gustar.
Gracias por visitarme.
Isa

Triple dijo...

Isa:
Agradezco muchísimo el comentario que dejaste en mi blog, simplemente diste en el clavo.
El próximo 8 de septiembre estaré compartiendo en un desayuno de mujeres y por eso me atreví a "publicar" una encuestilla y ver más o menos los intereses de las mujeres, pero el tema que me sugieres se me hizo de lo más adecuado.
Toda la semana he estado orando, preguntándole a Dios qué quería que yo hablara y no me cabe duda que tu sugerencia fue la respuesta a mi oración.
Desarrollaré el tema y ojalá pueda hacértelo llegar.
Un saludo y un fuerte abrazo.

Keila dijo...

Isa, no me llega la revista. Me mandas una copia del artículo con mis hermanas ahora que vayan a visitarte?

SIlvia dijo...

Estando cerquita de Dios todo es posible.

Isa dijo...

Querida Triple:
Oraré por ti el día 8, que sea la palabra de Dios fluyendo a través tuyo.
Y mi querida Keila mandaré con tus hermanas la revista.
Y querida Silvia, gracias por visitar mi blog. God bless you.

Brisa nocturna dijo...

Hola,que hermoso poema,me evoco a mis padres,muy lindo!!

Gracias por tu visita y espero que nos sigamos leyendo :)

Bendiciones!

Isa dijo...

Gracias Brisa Nocturna por tu comentario y por visitarme.
El Señor te siga fortaleciendo.
Isa