viernes, 17 de agosto de 2012

El Reloj

Recién me acaba de enviar un archivo mi esposo que se trata de una antigua canción: "Reloj". Cuando escuchaba las notas, me recordé cuando fui joven y en esa época era muy utilizada para las serenatas, o para cantarla al oído, je,je. Bueno, recuerdo perfectamente el sentir que toda la juventud femenina que yo conocía, sentíamos con esta canción, pero al escucharla nuevamente y leer la razón por la cual este autor la hizo, ¡cambió por completo el sentir mío al escucharla! Estoy segura que si hubiese sabido lo que sé ahora, de cualquier manera hubiese seguido pensando lo mismo: "que el que la hizo amaba tremendamente a la musa que la había inspirado".
No les dejo más en ascuas y les platico que el autor: Roberto Cantoral -autor de muchos cantos famosos por acá por México- en cierta ocasión en que su esposa estaba siendo sometida a una intervención quirúrgica altamente riesgosa, los médicos le dijeron:"Quizá esta sea su última noche y mañana ya no amanezca". A todos los que hemos amado, imagínense la desesperación de este cantaautor al escuchar este diagnóstico. De inmediato se abrió su corazón para escribir esta canción:
"Reloj, no marques las horas, porque voy a enloquecer,
ella se irá para siempre, cuando amanezca otra vez.
Nomás nos queda esta noche para vivir nuestro amor,
y tu tic tac me recuerda, mi irremediable dolor.
Reloj, detén tu camino porque mi vida se acaba,
ella es la estrella que alumbra mi ser
yo sin su amor no soy nada.
Detén el tiempo en tus manos, haz esta noche perpetua,
para que nunca se vaya de mí,
para que nunca amanezca."
Recuerdo que esta canción era muy socorrida y con muchísimas peticiones especialmente en los campamentos, cuando los jóvenes enamorados en aquella época, pensaban que su vida se acababa porque se iba la mujer amada y porque esa era la última noche en que se veían en ese campamento, je,je.
Cuando leo, -y ahora sé la razón de tales frases en la canción-, pienso: "qué tan lejos estaba de la realidad de tales pensamientos juveniles" y aunque si se adaptaba muy bien para esas ocasiones, pero pienso que es muy bueno conocer el fondo del asunto, je,je. Por eso, la historia siempre se me ha hecho ¡fascinante! Cambia todo lo que somos y pensamos. Retrocedo más y me voy hasta mi infancia, cuando iba de vacaciones con mi abuelita materna, y por las tardes, cuando ella se peinaba su cabello blanco (¡No usaba colorantes ni tintes para su cabello, y ustedes me podrán decir: ¡no había!, pero les diré que las mujeres siempre han sido...¿qué palabra decir para no ofender? yo diría...¡mañosas!, ja,ja,ja,ja, y siempre hallaban como hacer las cosas) bueno, cierro este paréntesis y regresar a lo que voy, cuando me sentaba a los pies de mi abuelita, siempre le pedía que me platicara cómo era su época cuando ella era niña al igual que yo, y quería yo saber el precio y tamaño del pan, saber qué cosas la mandaban a hacer ella, etc,etc, y me pasaba unas tardes magníficas con ella y yo veía que a mi abuelita no le molestaba esto, sino que era para ella como un lindo momento para recordar muchas cosas que le hacían brillar sus ojos. Bueno, a pesar de los años no tengo nietos, pero nada de acongojarse, porque tengo muchos oidos para que me escuchen y con ustedes, aunque sean pocos, tengo unos ojos que comparten las cosas que aún descubro a pesar de la edad. Por esto y muchas cosas más...¡un besote hasta donde se encuentren!!!!! Y hasta el próximo post.
Nota: Prefiero escuchar esta canción con "Los Panchos", pero fue la forma en que mi Asesora de Computación encontró y le agradezco profundamente haberla puesto, porque también este trío la canta lindo.


9 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

¡Me entero de ésto!
Fíjate, yo me imaginaba la canción por algo así de una noche de apasionado amor ¿Qué cosas no?
Es más parecida a la historia que hay detrás de la canción popularizada por la orquesta Aragón "NOSOTROS" con consecuencia fatal pues el autor murió luego de escribir la canción -sufría de tuberculosis-
Gracias por tan interesante reseña. Y buscaré la canción con los Panchos

Isa dijo...

¡Hola, hermano! Mira que yo también me llevo la sorpresa al enterarme de la canción "Nosotros", como que al leer la letra,yo pensaba: o tiene cónyuge o una enfermedad incurable, y bueno, le atiné a la segunda, je,je, porque es muy triste esta canción.
Gracias por venir al manantial mi estimado Alí!!!!!

Alí Reyes H. dijo...

Chévere Isa, cuando puedas echanos el cuento.
En un blog venezolano que sigo, publicaron que van a hacer una gigantesca de oración por México, algo como lo que te envié de oración por Venezuela
----
Acabo de escribir una entrada acerca de deporte que sé que tiene un dato que te interesará, como mexicana que eres

Isa dijo...

Gracias, Alí. Seguimos en contacto.

Paradise Spirit dijo...

Muchas gracias, Isa, por tu amable saludo. Sí estoy desligado de los blogs, pero todavía doy vueltas por ahí, y suelo visitar a "escondidas" a los viejos amigos bloggeros.

Un placer pasar por este manantial.

Un gustazo tu saludo. Bendiciones para ti.

Jose

Isa dijo...

¡Hola, José! Qué gustazo verte pasar por el manantial y nos sabes el gusto que me da ver tus letras. Ojalá pronto puedas de nuevo poner algún nuevo post.
Un saludo afectuoso!!!!!

Andres sgv dijo...

Ja ja ja

Esa cancion precisamente la aprendi en campamento (Valsequillo), parece que era tradicional.

Nunca pense en aquella epoca que el reloj nunca pararia de marcar la hora y como nunca lo hizo: enloquecí :-)

Que lindo es recordar!

Isa dijo...

¡Hola, Andrés! ¡Mi loco amigo!, ja,ja,ja,ja, no hay de qué preocuparse con esto de la locura, porque creo que si se le preguntara a todos los jóvenes de esos momentos, dirían lo mismo, ja,ja,ja,ja, ¡y mira que somos de diferentes generaciones! pero en todas se da el mismo fenómeno.
Saludos afectuosos mi'jito, je,je.

Noemi dijo...

hola bendiciones desde El Salvador Centroamerica, les visito desde mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com
MI TESTIMONIO DE SANIDAD PARA LA GLORIA DE DIOS.