lunes, 27 de junio de 2011

Antes de...

Antes de que llegue el 8 de julio, quiero colocar este canto, que me ¡encanta! Vean por favor la letra. Sé que no todos lo podemos decir, pero qué bueno que así pudiera ser, y esto lo digo por escuchar a mi esposo batallar con el novio -que como se estila ahora vive con la novia- que anoche, ¡ya noche! trajo a la novia desmayada, toda intoxicada con droga en su cuerpo y se le había pasado la mano, ¡ay!
El pobre chico ante esta situación y no sabiendo a quién acudir, pensó: "mi médico..." y...¡ayayyaay! ¡Uf! hay situaciones que luego la gente que no está en esto, piensan que con la sola presencia del médico ¡todo desaparece! Por la gracia de Dios, mi esposo la pudo sacar ¡con Homeopatía! ¡aunque muchos no lo crean! (y abro este paréntesis para mandarle desde este manantial una felicitación a mi esposo como médico, ¡arriba Rudy! ¡muacccccs y chuiquitos!) e inmediatamente la mandó a un Centro de Rehabilitación Cristiano. ¡Sólo Cristo puede hacer la diferencia!... ¡COMPROBADO, Y RATIFICADO! Y aunque yo jamás le hice a esas cosas, sé que hay situaciones muy dentro del corazón que son peores que estas drogas, así que cuando vi este canto -el mes pasado en un Regional Juvenil- me encantó por la letra y también por la música. Me gustó e incluso le escribí al margen: "para post", y uniendo todos los acontecimientos, se los quiero poner ya, porque es una realidad en mi vida y no porque yo sea la gran persona, sino que Cristo hace el cambio y lo hizo en mí.

"Gracias, Señor, por todos esos años
cuando hablabas a mi corazón.
Con qué paciencia tú me esperaste,
gracias, Señor, por ese gran amor.

Gracias, Señor por tu misericordia:
me recibiste tal cual un día fui.
No era nadie, ni tenía nada,
Gracias, Señor, por aceptarme así.

Gracias, Señor, dejaste tus pisadas
y me invitastes a tomar mi cruz.
Todo entregaste: todo ahora pides,
Gracias, Señor, por ser mi ejemplo tú.

Gracias, Señor, por darme tu confianza
y por pensar que puedo útil ser.
A ti me entrego y yo a mí renuncio,
Gracias, Señor, por lo que harás de mí.

¡Saludos y bendiciones desde el manantial!

8 comentarios:

elim-el oasis de Eva dijo...

Hermoso canto Isa, espero encontrar la música para escucharlo con ella. Espero que esa chica y su novio experimenten la sanidad física y del alma que solo Dios puede dar...
Un abrazo muy caluroso desde España

Isa dijo...

¡Hola, Eva! Sinceramente que sí es lindo este canto, me gustó mucho cuando lo escuché y al leer la letra me conmoví. Voy a tratar de buscar las notas ó preguntar en dónde viene y te digo.
Besitos mi amada y preciosa española.

sgv17 dijo...

Ahora a grabar un video cantando esta cancion Chabelita!!! :-)

Para disfrutar la letra y tu voz!

Isa dijo...

¡Hola, Andrés! Déjame decirte que yo ya no canto, "todo por servir se acaba y acaba por no servir", ja,ja,ja,ja, bueno, lo buscaré y/o preguntaré a don Eglón en dónde lo puedo hallar porque es precioso y ya te aviso.
Bendiciones!!!!!

Alí Reyes H. dijo...

Letra bella...Pero...¿Será que en algún momento podemos oir la música?

Isa dijo...

¡Yo espero que sí, Alí! Ya te aviso si la hay.
Saludos.

Rafa dijo...

Que buena unión tenéis Rudy y tu, Doctores de Cuerpo y Alma, mi admiración por vosotros…

Isa dijo...

Gracias, Rafa! La verdad yo ya me jubilé ¡aunque el que me paga la jubilación es Rudy!, ja,ja,ja.
Te agradezco infinitamente tu visita. Luego te escribiré para decirte esto de la jubilación mía.
Besitos a Lulú y afectuosos saludos a tus hijos.