viernes, 4 de junio de 2010

Cuento callado

Ustedes me dirán qué opinan de este cuento callado y yo les diré en los comentarios, según me lo pidan -sin ser yo su autora- cuál fue el marco histórico que dio origen a este relato.

CUENTO CALLADO.
Nunca el hombre se hubiera podido imaginar que algún día podría escuchar un cuento callado.
Todas las tardes, se puede apreciar a una linda niña, que en su brazo lleva un ramillete de hermosas flores de todo tipo. Camina por aquel largo patio hasta llegar donde está su mamá. Se sienta cerca de ella, y como todas las tardes, espera oir de ella un cuento.
Pero en este cuento no hay héroes, ni princesas, ni valientes caballeros de brillante armadura. No hay brujas, ni ogros, sino solamente el silbido del viento...
La niña todos los días escucha un cuento callado de su madre, y cuando por fin termina casi al anochecer, la niña deja el ramillete y besa la lápida de la tumba y se despide y se va, después de haber escuchado un cuento callado.
Saludos desde el manantial.

23 comentarios:

Adán Cortés dijo...

Vaya, lo tiene todo eh, es corto pero muy enriquecido, Dramatico pero inocente, y sin duda deja mucho espacio a la reflexion!!

Isa dijo...

Qué bueno que te gustó Adán, porque este cuento es de Ana Isabel y aunque ella no me lo dijo directamete, fue una manera de expresarse cómo se sintió cuando estuvo a punto de quedarse sin su mami. A mi también me gustó. Gracias por venir.
Saludos.

Hno. Huerta dijo...

Fue hermoso... la veradad, ahora, para algo de humor....

"Se me hizo muy padre la parte esa donde el joven le da su pañuelo a la princesa antes de irse a la guerra..."

(Hay que tener imaginación)..

La verdad es muy sutil, hermoso, sensible, apacible éste relato... :)

La quietud siempre es un hermoso lugar para el pensamiento.. :)

Isa dijo...

¡Hola,Hermano Huerta! Me da mucho gusto recibir tu comentario en el manantial. Y pues quise poner este cuento de mi asesora de computación, que tiene muchas "gracias", je,je, y esta es una de ellas. La verdad es que si me gustó mucho su cuento callado y hace años, recogí este escrito que ella estaba tirando y lo guardé y me gustó y ahora quise compartirlo.
Un abrazo fraterno mi papanteclo hermano hasta donde te encuentres.

Hno. Huerta dijo...

Ejem.-... jejeje por su asesora en computación se refiere a su querida hija...???
En fin jejeje.. Ya extraño Veracruz, ejjee espero un día ir, aunque no soy de allá, me siento como si así fuera... :P
Aunque vivo en un lugar tranquilo, es bello poder apreciar la quietud que se encuentra en un ranchito... :D

Isa dijo...

¡Hola,Hermano Huerta! Efectivamente, mi querida hija es mi asesora en computación y es la que escribió este cuento, cuando hace ya 19 años estuvo a punto de perder a su mami, o sea...¡YO!, je,je. Ella era sólo una niña de 5 años, pero es increíble como Dios prepara todas las cosas, porque por un año estuve orando por ella para que tuviera a Cristo como Salvador (¡porque era tremenda!), y Dios me concedió este deseo, aunque el pago fue grande pero ¡valió la pena!
Nuestro Señor Jesucristo nos compró a precio de su sangre, así que sólo mínimamente podemos comprender su Amor.
Pues mire hermano, yo pensaba que era de la zona de Papantla, pero no hay problema, todo México es precioso. Haber qué día nos visita.
Un fuerte abrazo.

Rafa dijo...

Ana Isabel es clavadita a ti, no es solo físicamente, también en lo imaginativa, ha sacado tu vena literaria. Soy sincero, te digo que este Cuento Callado me ha puesto el vello de punta.
Ana Isabel en momentos de inspiración puede ser muy creativa, esta chica es súper especial….

Isa dijo...

Gracias mi estimado Rafa por visitar el manantial y por colocar tu comentario. Es un gustazo ver tus letras, y tienes razón, mi hija Ana se parece más o menos a mi, aunque su papi también tiene su vena poética. Acá en México decimos y creo que en muchísimas partes del mundo se dice esto: "De poeta, médico y loco...¡todos tenemos un poco!, ja,ja,ja.
Saludos a tu preciosa Lulú y a Alex y Rafa Jr.

Adán Cortés dijo...

Wow que fuerte!! sin mas palabras!!

AGUILA EN VUELO dijo...

que hermosa historia, y pues Gracias a Dios todavia estas entre nosotros chabe.

aprovecho para invitarte a mi nuevo blog, espero a este si dedicarle mas tiempo y cuidado.

http://entodotiempo.blogspot.com/

espero tu visita y tu comentario y critica del blog.

Isa dijo...

Mi estimado y querido Adán, me da mucho gusto recibir tu doble visita. Seas siempre bendecido por el Señor y nunca abandones su senda.
Saludos a toda tu apreciable familia.

Isa dijo...

Mi querido y estimado Águila en vuelo, me da tanto gusto que te hayas detenido en este manantial a descansar. Haber qué día pasan a comer a la casa tu esposa y tú y descansen mejor.
Gracias mil por visitarme.

*Denisse* dijo...

Mi querida Isa! Hasta ahora puedo pasar a visitarte, te cuento que Eduardo salio de nuevo de casa y unos hermanos me invitaron a pasar unos dias en su casa, fue una estancia preciosa y lo mejor de todo fue sentir que el Señor me muestra su amor por medio de los hermanos que aqui me acogen tan calidamente!!

Pero me ha encantado este cuento que tu hija ha hecho, no cualquiera tiene esa habilidad, y no cabe duda que las hijas de DIos siempre resultan ser muy bendecidas con dones celestiales.

Un beso enorme para ti y tu familia, y ya volví a internet jaja! ahora si me tarde en comentar vaya! Dios te bendiga

Andres sgv dijo...

Quien lo escribio sabe cuanto se puede escuchar en el silencio!!!

Solo hay que poner atencion.

Excelente!

Isa dijo...

¡Hola,Denisse! Qué gusto verte de nuevo por el manantial, y me da gusto que hayas disfrutado de esa estancia con los hermanos en la fe. No cabe duda que no importa el lugar, pueblo o idioma, los hijos de Dios enseguida encontramos seguro resguardo en el Señor. Esto es algo increíble. Me alegro que lo hayas comprobado y disfrutado.Fui a ver si encontraba otra receta, je,je, pero seré paciente y esperaré.
Besitos.

Isa dijo...

Gracias Andrés por tu visita al manantial, y la que escribió este cuento fue mi hija Ana Isabel, y pienso que ella pudo escuchar las notas del silencio cuando todo se volvió sombrío a su alrededor, pero en el Señor, nuestras sombras pasan, porque después de la tormenta viene la calma, viene la paz.
Un fuerte abrazo fraterno.

Rafa dijo...

Mi querida Isa, eres la mas grande, la mejor, te quiero un montón… pasaba por aquí a ver como iban los comentarios, saludos…

Isa dijo...

Gracias mi estimado Rafa por visitar nuevamente el manantial y je,je, por aquí tenemos infinidad de comentarios y todos muy ilustrativos y cariñosos.
Da de mi parte un fuerte abrazo a tus hijos y a tu linda esposa Lulú.
Saludos desde el Primer Ayuntamiento de América.

Isa dijo...

¡Hermosa Eva! ¡Qué gustazo ver tu presencia a través de este comentario en el manantial!
Lo que dices acerca de gozar de nuestros seres amados es tan cierto y sobre todo de nuestros hijos que los tenemos tan corto tiempo con nosotros porque luego se van siguiendo su propio camino. Hermosa frase de Hellen Keller, Y muy cierta.
Besitos.

Hno. Huerta dijo...

Bueno, mi familia vive en el municipio de Papantla, pero es en el rancho de San CArlos... Claro, cuando vaya, oraré para poder dar una vuelta, jejeje y salimos "en familia" a echarnos un agua de horchata al jardín de Papantla... Jejejjee...

Bendecida..

Isa dijo...

¡Hola,Hermano Huerta! Estaremos encantados de tomarnos "en familia" esa agua de horchata. Y también será unn placer compartir las bendiciones que el Señor nos ha dado en todo nuestro caminar desde que lo conocimos. Mientras tanto, nos seguimos visitando.
Saludos afectuosos.

♀♥†♥ PERLA_DE_DIOS ♀♥†♥ dijo...

Solo decirte Ausente
ESTANDO PRESENTE


Dios te Bendiga

Isa dijo...

¡Mi amada Jossy, querida Perla de Dios! Me han enternecido tus letras.
TQM