domingo, 19 de julio de 2009

¡100% despistada!

Mis hijas me mandaron este archivo que dice: "Gracias por venir de nuevo, pero espere... ¿olvida algo? y entre las cosas olvidadas ¡está un bebé!, ja,ja,ja,ja. Recordando que cuando ellas fueron pequeñas, especialmente mi hija Ana Isabel, yo la dejaba olvidada. Ellas (Ana y Raquel) me dicen que fueron varias veces y yo me defiendo valientemente diciendo ¡que sólo fueron dos!, ja,ja,ja.
Gracias a Dios, mi hermosa Ana no guarda ningún trauma ni resquemor de esos episodios tan pocos agradables para ellas, que en su momento causaron llanto de parte de Ana especialmente, porque sí es verdad que en una ocasión las olvidé en la escuela, pero los limpiacoches que ya las conocían, las consolaban diciendo que pronto iríamos por ellas, hasta que...¡tatatán! la despistada mami aparecía. ¡Ups!
Y recuerdo la ocasión, que en el vorágin de asistir a dos escuelas diferentes a recoger niños a la misma hora, al entrar al kinder de Ana Isabel, a la maestra se le ocurre ponerse a darme instrucciones sobre algunas cosas que había que traer al día siguiente y yo, después de recibir todo ésto, salgo a la carrera, cargando a la más pequeña, y al llegar al auto y meter las llaves en la puerta del automóvil, me digo: "Siento que algo se me olvida, ¡ups!, ¿qué será?. ¡Ay!, ¡se me olvida mi hija!" y regreso más rápido que "Flash" y atravesando los salones, (ya había corrido la noticia de que había olvidado a mi hija ¡sigh!) sin importarme nada, llego hasta el salón de mi hija. Yo toda jadeante y sudorosa por la carrera y una bebé de dos años cargando en un canguro, encuentro a la niñera tratando de consolar a mi hija que lloraba a todo pulmón por su mami que la había olvidado. ¡Sigh!(suspiro)
Pobre hija. Por mucho tiempo me hacía y volvía hacer esta pregunta: ¿porqué me dejaste? La respuesta siempre fue la misma. Incluso cuando me envió ésto, puso: "pero no me vayas a olvidar ¿eh?".
Junto con su hermana, ahora ambas se ríen por las situaciones en que esta despistada mami con tantas cosas y presiones encima, vivía de manera desbordada y que ellos disfrutaban. En especial cuando paseábamos en el automóvil y se me olvidaba disminuir un poquito la velocidad y los "topes" (en México) o "túmulos" (en Guatemala) me los pasaba sin darme cuenta ¡sigh! y ellos felices gritaban: ¡yújuuuu!. Sentían que los había llevado a una especie de montaña rusa o qué se yo. ¡Vaya que sí lo disfrutaban! Aunque ustedes ¡y yo! no lo creamos. Lo que ellos saben ahora, y es que ¡NO LOS VEÍA!, je,je, pero en esos momentos, era la mami encargada de darles diversión, ¡pobre autito!
Pero todo le soportaban a esta despistada mami, porque ella se encargaba de darles momentos felices que ellos no se esperaban después de pasar cierto número de horas en la escuela, les tenía de sorpresa un chapuzón en la playa, o una vuelta al parque en donde se podían dar una vuelta en el trenecito o andar en bicicleta, o una ida al zoológico aunque pequeño, pero estaba ahí para pasar un buen tiempo de solaz y así, ellos sabían, que al llegar la mami, había diversión.
Claro que cuando vieron esta foto en el internet, ja,ja,ja,ja, se dieron una divertida recordando viejos tiempos.
Agradezco al Señor por las vidas de mis hijos, por que Dios me los haya concedido. Porque todavía me puedo divertir con ellos. Tenemos mucho por platicar. Muchos recuerdos guardados y atesorados en el corazón, tanto de ellos como mío. ¡He disfrutado inmensamente a mis hijos! Dios me ha concedido el gozo de saber que son sus hijos, así tengo la seguridad, de que por cualquier situación, ya no los pudiese ver acá sobre esta tierra, nos veremos en la patria celestial.

Yo les comento a ellos, que los momentos en que me estresé, fue cuando celebraban el "Día de las madres". ¡Ay! un verdadero martirio, porque tenía que estar en tres lugares a la vez. Mi hijo Alex, siempre me concedía el no asistir con él, excepto cuando salió de sexto año de la escuela primaria. Recuerdo que me dijo: "mami, nunca me ha importado el que no vayas a verme, porque sé que tienes que correr mucho por nosotros, y yo prefiero que estés con mis hermanas, pero este es mi último año y voy a recitar, así que ahora sí quisiera que estuvieras para poder verme." Y yo le dije: "sí mi amor, ahí estaré" Así que ese día, les dije a las niñas, sólo estaré un ratito con ustedes y me voy con su hermanito y ellas me pidieron que hablara con sus maestras para que pudieran estar ellas también con su hermano. ¡Todo arreglado! ¡Y a correr se ha dicho! Para muchos, yo era "taxista", je,je, por la forma en que zigzageaba entre los automóviles para poder avanzar. Cuando llegué, miré a mi hijo que estaba cantando con su grupo, pero que miraba entre la gente para ver si me veía, y yo como desesperada, empecé a pegar de brincos para que él me viera. La altura no es uno de mi fuertes, je,je. Así que preferí ir hacia delante, entre pequeños empujoncitos y algunos "con permiso" y ¡llegué! y mi hijo al verme, su cara se le iluminó.
Se imaginarán a esta mami, haciendo señas de "hola, hijo" con las manos, que ya no era tan necesario, pero era tal mi gusto por haber llegado y que mi hijo me hubiese visto cumplir mi promesa.
Atrás de mí, fueron apareciendo las caritas de las hijas, y la sonrisa de mi hijo se distendió más.
Lindos recuerdos que guardo en mi corazón y que comparto con ustedes. Si esto sirve para rejuvenecer, ¡soy una chiquilla!, ja,ja,ja.
Ustedes se han de preguntar: ¿y el papi?, pues...¡trabajando! Y como dice un dicho acá: "trabajando como negro para vivir como blanco", PERO, yo digo: "trabajando como negro para mantener a su blanca", ja,ja,ja. La gente se ríe, porque precisamente ¡ese no es mi color!, ja,ja,ja.
Gracias por compartir estas odiseas conmigo. Por todo ésto...¡los quiero mucho!
Quiero aclarar, que el accidente automovilístico que tuve, nada tuvo que ver con mi manera de manejar, porque dentro de todo, nunca he sido alocada para hacerlo ¡aunque usted no lo crea! Eso...¡es otro rollo!, ja,ja,ja,ja.

26 comentarios:

Yahuan dijo...

jeje, a pesar de no haber empezado mi mañana con toda la frescura que sería propia, llegué aquí y me vino como un remanso de aguas, es simpática la historia.

Abrazo

Isa dijo...

Gracias,Yahuan por venir al manantial y compartir conmigo mis vivencias.
Estamos en contacto.
Besitos.

Brisa dijo...

Jejeje :-) Isa, me haz hecho reir con tus despistes...y bue...todos padecemos de estos lapsus!
Un abrazo.

Patricia dijo...

¡Ja!!! qué recuerdos!!! ¡Hay algo más lindo que estar reunidos alrededor de la mesa familiar recordando esas anécdotas y riendo juntos? Creo que no. Un gran abrazo, despistada amiga; me has hecho reir con tu historia!!!

Keila dijo...

Me gustan tus historias =) Siempre me robas una sonrisa.

Triple dijo...

Insufrible olvidó a la Princesa adentro del auto en un estacionamiento. Yo me había bajado antes con el Campeón en la puerta del centro comercial... cuando lo veo llegar a dónde lo estábamos esperando sin mi hija... "¿y la Princesa?". Más tardé yo en decirle que él en salir corriendo. Lo bueno es que ella no se despertó y nunca se dio cuenta de que había sido olvidada por su papá. "Le grité que había dejado a la niña, señor, pero no me hizo caso", le dijo el joven del estacionamiento.
Yo nunca he olvidado a mis hijos, sí olvido cosas, hoy por ejemplo, tuve que regresar a la casa por una receta médica para poder hacerme unos estudios... y alguno que otro despiste... sobretodo cuando traigo muchos pendientes y ando pensando en todo y en nada.

Isa dijo...

¡Mi Brisa preciosa! Qué bueno que vengas a compartir mis despistes, ja,ja,ja. Ya me platicarás cómo te va a ti cuando tengas a tus niños, je,je. Y mientras eso sucede...¡Te envío mi cariño!

sgv dijo...

No se porque tiene mucho humor olvidar "un hijo" :-) Por eso tuvieron exito las peliculas "Mi Pequeño Angelito" (Home alone).

Yo creo que todos reimos de ello, siempre y cuando el olvido sea momentaneo. :-)

Rafa dijo...

Mí querida Isa, tu sencillez, naturalidad y ese carácter "nerviosillo", hacen que tengas esos despistes jejeje, que son de lo mas normal, yo soy el hombre mas despistado del mundo.

¡ eres genial!, me encanto la historia, gracias por compartir esos trocitos de tu vida, que nos llevan a estar mas unidos a ti.

Isa dijo...

Mis queridas Patricia, Keila y Triple: Me hacen sentir importante y querida al venir a mi manantial y comentar. Sé que a todos de alguna manera tenemos algún despiste, pero creo que yo,¡me pasé de la raya!, ja,ja,ja.
Besitos para las tres.

Isa dijo...

¡Qué tal Andrés! Qué bueno que te hayan gustado mis aventuras y como tú dices, si el olvido fue momentáneo ¡perfecto! porque luego ¡ay! ¡ni qué contar! eso se vuelve... ¡un desastre!
Gracias por venir querido amiguito.Te envío un fuerte abrazo.

Isa dijo...

¡Mi estimado y leal Rafa! Verdaderamente que es un gustazo para este manantial recibir tu comentario. Y...ja,ja,ja, yo creo que de alguna manera, todos los que somos despistados ¡nos entendemos muy bien!, je,je.
Gracias por venir. Te sigo leyendo.
Besitos a Lulú y a tus campeones.

elunicodiosverdadero dijo...

Hola Isa, aun yo tengo remordimientos por la vez cuando olvidé a mi hijo mayor en su kinder, pero el me estaba esperando tranquilito, menos mal...

Me acuerdo que estaba en la casa y me decia: algo tengo que hacer! y no recordaba qué! y luego recordé que tenia que pasar a buscar a mi hijo (ahora tiene 13 años).

Mas encima mientras iba en el auto mas que apurada, se me desinfló un neumático y tuve que pedir ayuda para cambiarlo por el de respuesto.
¿Por qué pasaran esas cosas?

Gracias por tu historia, muy bella y entretenida...

Viviana Véjar

GUSMAR SOSA dijo...

Que recuerdos!!!! Buenos tesoros. Saludos.

Isa dijo...

¡Hola, Viviana! Qué gusto encontrar tu comentario en mi manantial.Por cierto, ya puse tu linnk dentro de los que tengo para así encontrarte más rápido. Y mira que ahorita para mí, velocidad es agilidad y facilidad.
Gracias por tu visita, y cuando menos lo esperes, ¡ahí estaré en tu casita!
Besitos.

Isa dijo...

Qué gusto ver tu comentario Gusmar.Sí que vamos acumulando tesoros con la vivencia con nuestros niños. Goza a tus hijos, ese es ¡el mejor tesoro!
Bendiciones de parte del Altísimo.

elim-el oasis de Eva dijo...

Me gustaría que cuando mis hijos fueran mayores supieran que los he querido mucho a pesar de mis despistes e imperfecciones.
Un abrazo querida Isa

Isa dijo...

Gracias mi querida Eva por venir al manantial y hacer tu comentario. Seguramente que tus hijos cuando sean grandes, recordarán con cariño todo lo que por ellos hagas en este tiempo, así que adelante mi querida Eva.
Besos.

Alí Reyes H. dijo...

Caray...què despiste

Bueno, veo que tienes otro blog ¿Còmo es posible, si a veces se te olvida postear en Manantial, còmo se te ocurre asar dos conejos?

De paso, tratè de entrar pero no habìa nada en ese blog ¿tan ràpido y se te olvidò postear?

Gracias por haber pasado por el blog de mis amigas. vì tu comentario.

Isa dijo...

¡Hola,Alí! Me da gusto ver tu comentario y que me visites en el manantial y con respecto al otro blog, ja,ja,ja, ¡para nada tengo otro!, ja,ja,ja. Lo que sucedió es que me puse a experimentar y moverle a la computadora y resultan cosas como estas. Ya le dije a mi asesora de computación que me borre ese "lapsus", je,je.¿Te imaginas? Con tanto carrereo como tengo en estos días, que siempre llego a los blogs de mis amigos "corriendo y llegando tarde",¡ay!, de plano que no podría yo tener otro blog. Quizá cuando no tenga más quehacer, pero creo que por ahorita, me quedo sólo con el manantial por un buen tiempo.
Gracias visitarme estimado amigo. Te envío un saludo afectuoso.

Hernan Dario dijo...

muy buen texto, pero descuida, no eres la unica persona despistada en el mundo =)

Isa dijo...

¡Qué tal Hernán Darío! Es un gusto abrir el blog y mirar tu comentario. Sinceramente que da gusto recibir tu visita. Y por cierto, tú eres buen escritor.
Gracias por venir al manantial. Estaré visitando tu casita.
Saludos.

GerardoA dijo...

Amada Isa. felicitaciones por la entrada tan simpatica y valiente. la verdad yo le huyo a personas que olvidan todo, y que no saben donde están paradas muchas veces. Por otra parte algunos de mis amigos y amigas me hacen reir cuando les ocurre esto de andar despistados con frecuecia. en fin.Adelante muy lindo.Kadosh. G.A. besos infinitos

Victor Cabrera dijo...

Espero que de mi no te olvides cibermami! :D

Saludos con la paz del Señor!

Isa dijo...

¡Hola, hermano Gerardo! No crea que siempre ando así despistada. Para muchísimas cosas tengo memoria de águila, je,je. Esto de los hijos, fue algo chusco que se me hizo gracioso comentar, pero no era lo frecuente ni cotidiano, más bien, puedo decir que era lo extraño. Lo de las pasadas de los topes de manera brusca, se debía a ¡que no los veía!, ja,ja,ja, y si no los pintaban como tales...¡menos los veía!
Gracias por venir al manantial y comentar.
Saludos.

Isa dijo...

Gracias mi hijociber por venir al manantial. Y ya ves,¡no te he olvidado!
Gracias por venir al manantial. Es mucho gozo para mi, ver tu comentario en el manantial.
Saludos a toda tu apreciable familia. En este manantial se te quiere mucho.
Tu cibermami.