lunes, 23 de febrero de 2009

¡Hasta luego, don Mario!

Este es un post que no estaba previsto, pero ante la noticia recibida ya hace algunos días -¡gracias Guille!- en este día ventoso, con una ligera disminución en la temperatura y un ataque de sinusitis en mi persona, me instalo ante la lap-top matrimonial y coloco una taza de café calientito junto a mí, para acompañar mis recuerdos.
Nuestra vida siempre está llena de pequeñas vivencias que nos van formando hasta ser lo que somos hasta ahora. Y hay una persona que formó parte de ese proceso en mi vida y que fue ¡Don Mario Mulki!
Él, un lindo sirio-argentino. De hablar suave, pero con un poder en su boca cuando nos dirigía la palabra para comunicarnos la Palabra de Dios, ¡wow! Si había algo que había que componer en nosotros, de inmediato hacíamos caso de la voz de Dios hablando a nuestra vida a través de él.
Y qué no decir de su poder evangelista. Con decirles, que muchas veces hasta se me antojó volver a convertirme al escucharlo, ja,ja,ja, tal era su poder en el Señor al hablar.
Recuerdo no tener ni siquiera un año de haber aceptado a Cristo como Salvador, cuando hubo la oportunidad de asistir a un campamento.Yo ya estaba en México,D.F. la capital. Este sería mi primer campamento. Tenía 16 años. ¡Sigh!(suspiro) ¡Cuánta juventud tenía! E iba ansiosa por conocer más del Señor. Mi vida estaba tan sensible a la voz de mi Amado, que quería saber más y más de Él. Entonces el orador de ese campamento de Abril ¡que venía por primera vez a México! era un argentino muy joven.
Aclaro que no era la primera vez que él predicaba, porque desde que dejó a Cristo que morara en su corazón, desde los 16 años, él se dedicó de lleno a hablar de nuestro Señor. Sino que era la primera vez para él en México en un campamento, y era mi primera vez de asistencia a un lugar así.
Recuerdo tan claramente como si hubiese sido hace rato, cuando le escuché por primera vez. Su voz era tan suave y tan dulce, que todos los jóvenes ¡en completo silencio!. ¿Qué influjo ejercía sobre nosotros? ¡no lo sé! pero hasta los más bulliciosos, guardaron silencio para escucharlo.
Su porte de él era...¡ay! ¡cómo describir a mi querido hermano! No vestía lujos, pero tenía "algo" que jalaba nuestros oídos, vista, ¡todo!
Creo que todos hemos tenido la presencia de algún hermano así junto a nosotros. ¡Cuánta responsabilidad tenemos ahora! Es a nosotros a quienes se queda el proseguir. Espero hacerlo bien.
Me quedé con tantas preguntas en mí para hacerle a mi querido hermano.

Recuerdo todavía escuchar su voz cuando nos consolaba como pareja al enterarse de nuestro accidente. Sabíamos que algunos hermanos habían sido hirientes, ya saben, que en seguida piensan: "algún pecado tenías", ja,ja,ja,ja, ¡ah, qué hermanitos!,buenos representantes de los amigos de Job, pero, bueno, hay de todo en la viña del Señor. Pero este precioso hermano trajo consuelo a nuestra vida. Puso aceite en nuestras heridas, no causadas por el accidente, sino por la lengua de los hermanos, ja,ja,ja. ¡Pero cuánto aprendimos! Aún de lo negativo se aprende. No hay que vivir enojados en contra de algunos hermanos.También a perdonar se aprende, no es algo que sea innato en nosotros. Eso hay que dejarlo al Señor. Tampoco vivir resentido ni amargado. El Señor trae beneficio a nuestra vida y a la de los demás.
Me cuesta decir ¡hasta luego don Mario! las lágrimas asoman a mis ojos, pero sé que el Señor me dio el privilegio de escucharle y compartir con él y su querida esposa su última estancia con nosotros. Nadie lo sabía. Por eso debemos de vivir como si siempre fuera esa nuestra última vez. Por eso, al escribir este post, lo reviso, no para pasar a la posteridad ni que digan: "ella sí sabía escribir" ¡para nada! Sino que reviso para que no halla ninguna palabra que hiera a ninguno de los que me leen. Edificación no se combina con mentira. El que diga la verdad no quiere decir que voy a edificar. ¡Arte tan grande el de edificar! pero que tenemos que aprender a dominar todos los que nos llamamos hijos de Dios.
"Ninguna palabra corrompida (inútil, sin sentido, grosera, hiriente) salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes." Efesios 4:29
¡Cosa más dura chica!, ja,ja,ja, soné muy jarocha, ja,ja,ja.
Besitos a Ellen y a toda su apreciable y querida familia.
¡Hasta luego don Mario!

20 comentarios:

Keila dijo...

Yo también tengo recuerdos bonitos y profundos de sus enseñanzas. Pero sabemos que su huella ha quedado grabada, y no por él mismo, sino por el Señor al que amó y sirvió hasta el fin.

Isa dijo...

Así es mi querida Keila.Quiera el Señor, a los quedamos, a los que venimos detrás, sigamos el ejemplo que él nos dió porque imitaba a Cristo.

Alí Reyes H. dijo...

"He acabado la obra", decía Pablo, y así ha dicho Mario.

Ahora bien, me gustó eso de que trajeras a colición a los mensajeros de la "prosperidad" que inmediatamente te etiquetan de haber fallado en vista de las situaciones adversas y de enfermedad que se enfrentan.

elim-el oasis de Eva dijo...

Gracias por compartir Isa, aunque no conocí a "Don Mario", qué bien que se le recuerde por su buena labor, todos tenemos algún "Don Mario" en nuestra vida y debemos de dar gracias por ellos, porque fueron instrumentos del Señor en algún momento de nuestras vidas.

Isa dijo...

¡Hola Alí! Gracias por visitarme y darle ¡saaaabor! a este manantial, je,je.Y sí es cierto lo que escribes. Algún día tendremos que presentar cuentas de lo que nos fue encargado para administrar.
Un fuerte abrazo hermano querido.

Isa dijo...

Mi amada Eva, todos tenemos algún "don Mario" que Dios manda para que seamos forjados a la imagen de Él. ¿No te parece una buena cosa, que seamos un "don Mario" para otros?
Besitos querida guerrera.

Alex dijo...

Un hombre al que admiré por su poder en la palbra del Señor, que bueno que finalmente esté descansando en su gloria.

Isa dijo...

Así es hijo. Con seguridad podemos decir que descansa en el Señor o como dice la religión popular "descanse en paz", pero nosotros aseguramos: ¡descansa en paz"
Besitos hijo mío.

Rafa dijo...

Bellas palabras, seguro que allá donde se encuentre se sentirá muy orgulloso, la labor realizada, ha sido grande.

DESCANSE EN PAZ

sgv dijo...

"Estimada es a los ojos de Jehova es la muerte de sus santos"
Salmo 116:15

Isa dijo...

¡Hola Rafa! Más que un anhelo para don Mario, es una seguridad que tenemos los que estamos en Cristo: descansa ya en los brazos de Aquel que le amó hasta la muerte y muerte de cruz.
Gracias por venir al manantial y comentar mi leal amigo.

Isa dijo...

Siempre serás bienvenido al manantial mi querido Andrés. Y qué precioso texto tenemos en la Biblia y que tú tan acertadamente nos lo recuerdas.Esta es también una esperanza para nosotros los que creemos y tenemos a Cristo como nuestro Salvador.
Un fuerte abrazo.

kurtosis dijo...

Aunque a veces recaemos al llanto cuando extrañamos personas valiosas para calmarlo y cuidarlo todo lo que nos hace falta su presencia. Que DIOS PAGUE Y PREMIE ABUNDANTEMENTE a quién fué: ¡Don Mario Mulki!.

Atte.
Kurtosis.

El Peregrino dijo...

Lo hermoso de una vida es dejar huellas que perduren en otros, cosas buenas que nos hacen ser mejores personas, a eso le llamo edificar.

Gracias por compartir tus momentos con nosotros, y hasta luego Don Mario, si Dios quiere nos veremos...

Isa dijo...

Gracias Kurtosis por venir al manantial. Y es el Señor el que cura las heridas.
El Señor te continúe bendiciendo.

Isa dijo...

Mi querido Peregrino, muchas gracias por tu comentario. Ojalá todos aprendamos a edificar. Por lo pronto, tú estás edificando muy bien a través de tu blog.
Bendiciones del Altísimo para ti querido hermanito.

ツ●♥♪ LUNATICA ツ●♥♪ dijo...

Isa hermana y amiga ¡Alaben al Señor porque él es bueno, y su gran amor perdura para siempre! Conocer una persona que te enseña y regala conocimiento y sabiduría y aún ausente te bendice de manera especial a tu familia, amigos y aquellos que lo conocieron, es díficil olvidar personas maravillosas y ahi que dice el amor no tiene fin, porque también se dice te amo a los amigos... GLORIA A DIOS

Guille dijo...

De nada Isa :)
Perdón, ando atrasado con la lectura de post, jeje.

Isa dijo...

Mi Jossy preciosa, gracias por visitar mi manantial y por tus palabras también. Aprecio bastante tu presencia en mi manantial.
El Altísimo te continúe guiando, cuidando y bendiciendo.

Isa dijo...

Guille, gracias por venir y no te preocupes, sé que eres estudiante y tienes tu tiempo ocupado.
Muchas gracias por tus palabras de agradecimiento, eso habla muchísimo de ti.
Un fuerte abrazo.