viernes, 28 de noviembre de 2008

Sal. 73

Quiero escribir este salmo que en estos días me ha ayudado mucho y deseo compartirlo. Pondré en negrita los versículos que tengo subrayados en mi Biblia y que para mí ¡han significado mucho! Claro que eso no quiere decir que a fuerzas es lo mismo para todos. El Señor nos habla de maneras diferentes a cada uno de sus hijos, y nos subraya e imprime en nuestra mente, lo que desea que aprendamos o gocemos.
¡Feliz lectura de la Palabra de Dios!
Ciertamente es bueno Dios para con Israel, para con los limpios de corazón.
En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies; por poco resbalaron mis pasos.
Porque tuve envidia de los arrogantes, viendo la prosperidad de los impíos.
Porque no tienen congojas por su muerte, pues su vigor está entero.
No pasan trabajos como los otros mortales, ni son azotados como los demás hombres.
Por tanto, la soberbia los corona; se cubren de vestido de violencia.
Los ojos se les saltan de gordura; logran con creces los antojos del corazón.
Se mofan y hablan con maldad de hacer violencia; hablan con altanería.
Ponen su boca contra el cielo, y su lengua pasea la tierra.
Por eso Dios hará volver a su pueblo aquí, y aguas en abundancia serán extraídas para ellos.
Y dicen: ¿Cómo sabe Dios? ¿Y hay conocimiento en el Altísimo?
He aquí estos impíos, sin ser turbados del mundo, alcanzaron riquezas.
Verdaderamente en vano he limpiado mi corazón, y lavado mis manos en inocencia;
Pues he sido azotado todo el día, y castigado todas las mañanas.
Si dijera yo: hablaré como ellos, he aquí, a la generación de tus hijos engañaría.
Cuando pensé para saber esto, fue duro trabajo para mí,
Hasta que entrando en el santuario de Dios, comprendí el fin de ellos.
Ciertamente los has puesto en deslizaderos; en asolamientos los harás caer.
¡Cómo han sido asolados de repente! Perecieron, se consumieron de terrores.
Como sueño del que despierta, así, Señor, cuando despertares, menospreciarás su apariencia.
Se llenó de amargura mi alma, y en mi corazón sentía punzadas.
Tan torpe era yo, que no entendía; era como una bestia delante de ti.
Con todo, yo siempre estuve contigo; me tomaste de la mano derecha.
Me has guiado según tu consejo, y después me recibirás en gloria.
¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? y fuera de ti nada deseo en la tierra.
Mi carne y mi corazón desfallecen; mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.
Porque he aquí, los que se alejan de ti perecerán; Tú destruirás a todo aquel que de ti se aparta.
Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien; he puesto en Jehová el Señor mi esperanza, para contar todas tus obras.
¿Alguna oración o frase, te gustó en especial?

El Señor te continúe bendiciendo.





22 comentarios:

amor dijo...

estoy a favor de esa confianza absoluta que da fuerza

la parte que más me ha gustado, al final, donde dice "isa"

:)

s

elim-el oasis de Eva dijo...

"¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? y fuera de ti nada deseo en la tierra.
Mi carne y mi corazón desfallecen; mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.", ´¡cuánto consuelo y seguridad en estas palabras!Oí una canción en mi juventud con este texto y me has hecho recordarla. Gracias Isa.

Isa dijo...

Gracias Amor porque podemos gozar de tu compañía en este manantial. Y sí es verdad, la bendición de Jehová es la que enriquece y no añade tristeza con ella.
Saludos.

Isa dijo...

Mi amada Eva, en este mundo tan revuelto, estas frases son un canto de quién es nuestra confianza y esperanza,¡precioso! ¿verdad?. Gracias mi guerrera en Cristo por venir a visitarme.
Te quiero mucho.

Keila dijo...

Uf, este es uno de mis textos favoritos: ¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? y fuera de ti nada deseo en la tierra.

Gracias por compartir.

Rafael dijo...

Un Salmo muy bonito, aunque es el primero que leo , me ha parecio bonito.Pero lo que a mi realmente me hace sentirme feliz y previligiado es cuando me he quedado mirando ese pedazo de atardecer, con la vista perdida en el horizonte...insinificante,ante tanta grandeza. Que foto mas bonita!!!
saludos mi querida amiga , y pido perdon, por no estar a la altura de dejarte un comentario a ese salmo que nos dejas con tanto Amor.

Isa dijo...

Gracias mi amada Keila por compartir en este manantia que se goza al recibir tu visita.Y sí que ese texto que nos ha gustado a las tres ¡es precioso!
Besitos para mi escritora favorita.

Isa dijo...

Mi estimado Rafael,imagínate cómo será de maravilloso contemplar al que hizo este precioso atardecer y estar con Él ¡toda una eternidad! ¡sigh!(suspiro) . Esta es la esperanza con que contamos muchos de los que venimos a este manantial (Eva, Lisi,Keila,Victor, Peregrino, etc.) y que quisiéramos poder transmitirte, porque un día, todos los humanos hemos de entregar cuenta a este maravilloso Dios acerca de lo que hicimos con su Hijo -el Señor Jesucristo-
Sigo orando por ti y tu preciosa familia.
Un abrazo muy graaaande hasta tu hermosa tierra.

El Peregrino dijo...

Hola Isa, el salmo entero es precios, de gran riqueza, pero me quedo con algo que he expermentado de primera mano, eso que dice:
"En cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien"

Yo andaba desde muy joven (14 años) agobiado por el miedo a morir. Mi madre murió cuando yo tenía esa edad, y me hizo plantearme "el sentido de la vida". Nada tenía sentido claro, pero cierto día, me di cuenta de que Dios era real, que nos había dejado un libro, a modo de "salvavidas" (lo llamamos Biblia) y en él hay esas respuestas existenciales que andaba buscando. Lo primero fue creer que esa podía ser la verdad... Y luego, sin poder explicar como, vino el más profundo convencimiento de que Dios se había interesado por mí´, me había alargado la mano, había escuchado mis pensamientos, y me había dicho que sólo debía creerle para dar a la muerte por vencida... Y así fue. Ahora no pienso que cumpla años como la desgracia de tener menos días de vida, sino como la alegría de lo que con seguridad y paz aguardo, el pasar la puerta que me lleve a la vida de verdad...

Bueno, parece que me alargué ¿Verdad? En fin, es que no podía contener mi alegría al saber que uno puede acercarse a ese Dios que las religiones nos pintan como rígido, ensangrentado o lejano, porque mi Dios es el que pinta los atardeceres de naranja y malva, el que me despierta poniendo la canción en los jilgueros, el que me arrulla con la cálida luz de la Luna, el que me ama con un amor tangible y real...

Saludos amiga, gracias por tu selección de hoy. Un abrazo.

Isa dijo...

¡Siempre eres bienvenido hermanito Peregrino! Muchas gracias por tu maravillosa reflexión nacida de un corazón limpiado por la sangre de Cristo. ¿No es esto maravilloso? ¡Alto es, no lo puedo comprender!
¿Te gustó tu pastel?
Saludos.

Patricia dijo...

Isa, precioso salmo el que compartiste. Me gusta mucho esta frase: me tomaste de la mano derecha.
Me has guiado según tu consejo, y después me recibirás en gloria.
Creo que resume la esperanza que tenemos de verlo un día cara a cara, mientras él mismo nos sustenta a lo largo de este peregrinar.
¡Un abrazo!

Alí Reyes H. dijo...

Dios te bendiga Isa

En efecto, no en vano los Salmos son uno de los libros más leidos de la Biblia...Es que retratan ciertos momentos del alma de una forma tremenda.

En otro orden de ideas, te invito a que leas una entrada en mi blog que sé que te va a interesar, se titula "Asesinada por la causa de Cristo" y para el momento se trata de la 3ra desde la última hacia atrás. agradezco tu comentario al respecto Isa

Que el Señor te bendiga

Isa dijo...

¡Amada Patricia! Es maravilloso cuando podemos pensar y ratificar lo que dice el salmo:"me tomaste de la mano derecha, me has guiado según tu consejo..." Y luego viene la esperanza mayor para nosotros: "y después me recibirás en gloria". Simplemente...¡maravilloso! ¡sigh!(suspiro). Uno de los mayores temores del ser humano:¡el temor a morir!,¿qué será de mí después de dejar esta vida? Agradecemos al Señor por la maravilla de proveernos un Salvador que derramó su sangre por expiación de nuestros pecados y que ha ido a prepararnos una morada.
Gracias por compartir. Tus hijos están preciosos.
Besitos.

Isa dijo...

Gracias Alí por visitar mi manantial y por tu comentario. Pronto pasaré por tu casita y también comentaré ante lo que me platicas.
Un fuerte abrazo.

hapuc dijo...

Que buen Salmos...

Cuando lo leí pensaba en todo lo que me representa, a mi me paso lo del salmista, tuve envidia de los que no estan ni ahi con Dios, ver como ellos viven una vida ajena de él, ver como les resulta todo, ver como a ellos le funcionan las trampas, las manipulaciones, la mentira, la cobardia, el placer, el amor propio... y más encima son prosperado, se siente bien

Mientras uno, sigue a Dios, se esfuerza, se reprime, espera, lo insultan, te tratan de loco, peleas con medio mundo, te retan, te tratan mal, tu familia te rechaza, y nos cuesta el dble que a todos ellos.

Pero cuando entramos en su presencia, cuando logramos entender que Dios es justicia, cuando logro saber que no nos movemos segun la cisrcunstancias relativa de este munco, cuando eres lo suficientementemente libre para conocerte entonces uno se da cuenta lo patetico que pudo hacer sido en sentir envidia, y a pesar de ver siempre lo mismo el amor de Dios nos cambia esa envidia a una tremenda comapsión, lastima, pena de la esclavitud del hombre, de la rebeldia para con Dios...

Que buen Salmo

saludos

Isa dijo...

Gracias mi querida Hapuc por visitar mi manantial y por tu comentario tan cierto. A todos los hijos de Dios, siempre, en algún momento de nuestra vida,han venido esos pensamientos a nuestra mente, pero olvidamos que tenemos una lucha feroz contra principados y huestes de maldad, pero, ¡qué lindo es cuando comprendemos el final! y no porque nos alegremos de maldad, sino porque nos alegramos por nosotros mismos al darnos cuenta que un día estaremos con él y eso será ¡maravilloso! Y tal cual tú lo dices, nuestra oración y trabajo para que ellos conozcan esta maravillosa salvación que está también al alcance del que lo desée.
Besitos

Jóse dijo...

Uno de mis salmos favoritos. De hecho, ahí aparece uno de mis versículos favoritos, un versículo que llena y emociona -casi- hasta las lágrimas:

"¿A quien tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra."

Ese "y fuera de Ti nada deseo en la tierra" lo llena todo y lo explica todo.

Bendito sea el Altísimo, siempre nos hace llegar su mejor poesía.

Bendiciones miles, hermana.
¡Shalom!

Claudia Gonzalez Cañas dijo...

Que lindo Salmo mi Isa querida. Pero es cierto, antes tantas preguntas sin rspuestas tantas rabias antes de conocer al Señor. Ahora todo parece tan distinto, lo que antes tenía valor ahora no lo tiene, pues como dice el salmista: ¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? y fuera de ti nada deseo en la tierra.

Gracias por recordarnos esas sabias palabras. Un besito grande grande para usted bella dama.

Claudia

Isa dijo...

¡Hola José!, verdaderamente que cuando el Señor toma posesión de nosotros, este versículo se vuelve tan importante en nuestra vida. Gracias por visitar mi manantial y por opinar.
Saludos mi guajiro hermanito.

Isa dijo...

¡Claudia preciosa!,ya somos varios que nos unimos en este versículo.No cabe duda, tal como tú lo expresas, que sigue siendo el a.C. y el d.C.,en nuestra vida, y eso, ¡cambia toda nuestra perspectiva de lo que esperamos!
El Señor te continúe bendiciendo.

Brisa Nocturna. dijo...

Hermoso salmo,cancion que canto en silencio.
Un abrazo Isa.

Isa dijo...

Mi amada Brisa, siempre eres un canto al visitar mi manantial.
El Señor te continúe bendiciendo.
Recibe un fuerte abrazo desde mi puerto jarocho.