jueves, 10 de enero de 2008

Mi papi



Hoy es 11 de Enero, y si mi papi viviera en esta tierra, ¡cumpliría 81 años!
A pesar de los años que han pasado, ya son 11 años en que él partió con el Señor a gozarse en la gloria con nuestro amado Salvador.
Todavía le recuerdo con mucho cariño y algunas veces al recordarle, se me salen algunas lágrimas a pesar de los años transcurridos. Extraño su presencia, sus consejos, sus chistes, sus oraciones y todos aquellas cosas que él hacía para hacer más agradable su tiempo que compartía con nosotros. Nos inventaba trabalenguas, adivinanzas,juegos, poemas,dramas, ¡admirable padre!
Recuerdo perfectamente que él fue uno de los instrumentos que Dios utilizó para traer mi vida a los pies del Salvador, porque el cambio que observé, no sólo en mi papá, sino también en mi mamá, hizo que yo anhelara ser igual que ellos...¡de Cristo!

Siempre admiré a mi papi, porque su estilo de disciplina y educación para con nosotros, era completamente diferente a la del estilo de educación que en esa época se utilizaba.
Sólo una vez me dió con el cinturón en el trasero.¡Lloré mucho!, pero él me consoló, tomándome en sus brazos y diciéndome lo que me amaba y que no volviera hacer esa misma cosa que desencadenó la disciplina punitiva. ¡Acertó!, ¡Nunca más lo hice!. Le amaba y quería agradarle. Él apoyaba, que si necesitábamos algún golpe para quitar ciertas costumbres adquiridas incorrectas, se nos debía dar con un cinturón ¡no con la mano! en el trasero.
Nunca supe dónde lo aprendió, porque él no era cristiano, nunca lo ví leer la Biblia, en casa había de todo tipo de lectura, excepto esa. Debido a los problemas habidos y ciertas circunstancias que él observó cuando joven en la iglesia tradicional, la abandonó al igual que mi mamá, por lo tanto, crecimos en "tierra de nadie", teológicamente hablando.
Siempre trataba de platicar con nosotros y lo hacía de tal manera, que nos hacía sentir compungidos por lo que habíamos hecho. ¡Admirable! ¡No era cristiano! ¡Wow!.
No bebía alcohol. No era como los hombres clásicos "estilo mexicano" que salían tanto en las películas de charros: borracho, mujeriego y parrandero. ¡Nada de eso fue él!.
Sin ser cristiano, lo parecía, porque llevaba una vida recta, honesta, sin vicios destructivos y de una sola línea.
Desde niño fue sobresaliente en su escuela por su coeficiente intelectual. Estaba en lo alto de la lista del IQ. Le decían los psicopedagogos, que un puntito más y hubiese sido un genio. Aún ya siendo de aproximadamente 60 años, cuando era calificado por psicólogos por causa de su trabajo, estos quedaban asombrados al observar su capacidad mental, y aunque sufrió embates de la vida, conservaba su inteligencia. Creo que de ahí nació mi admiración por todos aquellos varones y mujeres inteligentes y capaces, no importando su físico.

Recuerdo perfectamente la lucha que mi padre sostuvo para poder aceptar a Cristo. Él tenía que quitar el ídolo que le robaba su tiempo, aunque no nos lo quitaba a nosotros,porque lo compartía con la esposa e hijos. Pero él ponía en balance su pasión y el Señor, y no se atrevía a decidirse por Cristo.
¿Saben cuál era esa pasión, ese ídolo que le impedía seguir a Cristo? ¡EL FUTBOL! ó FOOTBALL, según lo quieran escribir, no hay problema.
Pero habiendo participado en este deporte desde que era un niño, era una pasión completamente desarrollada y arraigada.
Había sido campeón goleador de la cuarta liga en el Puerto de Veracruz, Mex. Lucía con orgullo el número 10 en su camiseta. Casi todos sus hermanos participaban en el equipo, así que era casi "El equipo de los Fernández", ja,ja,ja,ja.
Y él sabía, que si aceptaba a Cristo, tenía que dedicarle el domingo, ¡y todos los juegos de futbol eran en domingo!, esta era la gran traba para él.
Pero no hay Dios tan poderoso como nuestro Señor, que todo lo puede y el Espíritu Santo ablandó su corazón y rompió el gran y enorme ídolo en su vida. Así que cuando él rindió su vida a Cristo, su vida tal cual había sido cuando inconverso, se convirtió en un siempre: Sí-SÍ ó NO-NO.
Le molestaba profundamente la indecisión de los hermanos y por vivir una vida. Como él decía: "con un pie aquí y otro allá". Para él era: "eres de Cristo, ó no lo eres."
Se volcó completamente al Señor. Y ya siendo cristiano, aunque le fascinaba el fut, siempre decía: "el domingo es para el Señor, no para jugar futbol o hacer otra cosa". Y no sólo lo decía, sino que lo cumplía en su propia vida. Y así crecí desde mis 11 años, sabiendo que el domingo, nuestro día de descanso, era para darlo por completo a Cristo.
Qué tristeza que todas estas cosas se han perdido. Han ingresado a las filas de Cristo, muchos soldados de chocolate, como lo decía el hermano Jorge Werver de Operación Movilización, y han hecho que ese poco levadura, leude toda la masa.
Ya el día de reposo que tenemos ahora como occidentales, lo dediquemos a irnos a diversiones,al cine ó teatro, en cuanto ponemos un pie fuera del local de nuestra congregación. ¿La razón?, nos decimos para nuestro propio interior: ¿acaso no tengo derecho de descansar y tener un relax en este día, ya que trabajo toda la semana?. Yo pregunto: ¿no te relaja Cristo?. ¿Así se relajaba el Señor?. ¿Él aprobaría mi actitud realizada? ¿Qué cuentas le voy a entregar de la mayordomía que me ha dado acerca de mi tiempo y las cosas que hago en él?
Quizá algunos se molesten conmigo,y piensen que soy fanática, pero estoy viviendo probablemente los últimos días de mi año que Dios me concedió. No lo sé, ni tampoco quiero que sientas lástima por mí, porque no es así, ni lo deseo. Pero Dios me ha encomendado a la lectura, la exhortación y la enseñanza (1° Timoteo 4:13) y si no lo cumplo, ¡ay, de mí! ¿qué cuentas entregaré?

Es más, cuando mi papi llegó al final de su vida sin Cristo, su pasión por el deporte, la convirtió en pasión por ganar a otros para Cristo. Yo me avergüenzo ante su testimonio, pero no por él, sino por mí. Tengo que seguir su ejemplo, tener ese mismo celo que él tenía. Dejar que sea el Señor el que mueva mi vida a sentir compasión por las almas perdidas. Pero nunca lo voy a lograr si mi mirada se encuentra en tener posesiones, ropa, viajes, estudios ó alcanzar conocimientos del mundo.
No quiero que se malinterprete mi actitud, ni mis palabras. Es sano practicar deportes, realizar ejercicios, es bueno tener distracciones y más cuando se hacen en familia si ya tenemos hijos y estamos casados. Es lindo tener una casa hermosa y disfrutar una buena cocina, si es que hay las posibilidades para ello. También es bueno tener conocimientos y obtener un título,¡yo he disfrutado de todo esto!, PERO, ¡ay, esos peros!...¿Qué tanto, en porcentaje hablando, le doy a mi Señor? ¿dónde está mi celo por mi Redentor que no le importó tomar semejanza de hombre, sólo por venir a salvarme de mi irremediable destino dado al pecado que en mí estaba?
¡Ay, Señor! ejemplo me has dejado en mi propio padre.
Recuerdo cuando él empezó a sentirse cansado (después supimos que tenía ya colapsado un pulmón), al salir como siempre lo acostumbraba, todas las tardes a visitar con dos hermanos (unos de los muchos a los que les hizo partícipes de la obra) a los cuales trataba de enseñar para que continuaran cuando él ya no estuviera. Ya progresaba su enfermedad que daría fin a su vida terrenal.
Recuerdo que después de diferentes estudios, y habiendo salidos todos negativos, los médicos se encontraban perplejos por desconocer qué exactamente era lo que le estaba consumiendo.
Habiendo sido él un hombre siempre deportista, no habiendo sido fumador ni dado al vino, no teniendo problemas de hipertensión, ni diabético, ni asmático, ni cosas semejantes, todo mundo pensaba: ¿de qué irá a morir Luis?. Pero Dios, ya lo tenía previsto, todo lo sabe mi Señor. Tal cual lo dice en el salmo 139: 16: "...y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas.".
Uno de nuestros maestros en la maestría, un eminente Patólogo, fue quien encontró la causa: "Mesotelioma pulmonar". Tenía probabilidad de vida máxima, sólo 5 años. Podía morir en el siguiente minuto o llegar hasta los 5 años. Estaba deshauciado. No había remedio.
Recuerdo que me llamó y me dijo: "dime la verdad hija, cualquiera que esta sea". Yo le dije: "papi, Dios le está concediendo una oportunidad muy grande en su precioso amor hacia ud., porque le está diciendo al igual que al rey Ezequías: "ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás". Y él me contestó: "gracias hija". Y recuerdo que efectivamente, mientras hubo fuerzas y voz en él, puso en orden las cosas de la iglesia.
Quiero comentarles, que Dios le utilizó para levantar la congregación en donde ahora asistimos. Recuerdo que le ayudaba con lo poco que sabía, ¡tocar mi guitarra! y después, conforme se fue expandiendo la obra, él continuaba predicando y dejó en mí, el encargarme de los niños. Por algo Dios fue a lo primero a que me llamó a servirle años atrás, ¡maravilloso Dios que todo lo sabe. (Pueden leer mi post anterior a éste si desean saber más de lo que hablo).
Conforme venían los adultos, también los niños crecían en número, ¡los adultos los traían con ellos!; teniendo después que utilizar más maestras para poder suplir la necesidad de diferentes clases.
Fue para mí, un gran privilegio trabajar con mi padre levantando esa iglesia local.
También salía con él en las visitas a los enfermos, inconversos, etc, llevando el abuelo a Alex -mi hijo mayor- con nosotros por ser pequeño. Así que cuando llegó el momento de partir, él, como Anciano(Pastor) de la iglesia en donde nos congregábamos, arregló todo lo que faltaba por hacer. Le encomendó a mi esposo, la iglesia local en la que estábamos, porque esa era su preocupación, que la iglesia siguiera caminando en el Señor. ¡Tanta era su devoción y preocupación!.
Murió como él lo deseaba: En cama, entre oraciones y cantando la familia su himno preferido:
"Si me preguntan de quién seré
Y a quién he de seguir;
Por Cristo siempre declararé,
servirle es vivir"
Recuerdo que estábamos cantando la tercera estrofa que dice:
"Al buen Jesús le aclamo hoy,
mi Dios y mi Señor...".
Pero hasta ahí él nos escuchó, -murió en plenitud de todas sus facultades- porque exhaló su último suspiro y el resto, lo fue a cantar con nuestro amado Dios y Salvador.
Ejemplo tengo, no podré decir delante de mi Padre Celestial: ¡yo no sabía!, ¡ay!
¡Ay, amado Señor!, que verdaderamente seamos dignos seguidores tuyos. Que todavía nos asombremos ante tu majestuosidad. Que cuando tomemos la Cena que tú instituíste, nuestro corazón rebose de gratitud y adoración ante ti. Que vayamos cargados para darte, no de egoísmo para recibir como si la iglesia fuese un Club Social en donde vamos para que nos den o nos entretengan, sino que seamos SIERVOS, dispuestos a dar. Que anhele reunirme con mis hermanos y no siga el ejemplo de aquellos mencionados en Hebreo 10:25. Pero sobre todo, que arda en mí ese anhelo por alcanzar a los que no te conocen.
Que cada día viva en una casa de cristal, en donde todos puedan ver mi vida y mis acciones. Que recuerde que ya no tengo derechos. Un siervo no los tiene. Y pertenecerte, es lo mejor que me pudo haber pasado. Dejé de servir al amo malo y ahora tú eres mi Señor. ¡Que sea cierto siempre en mi vida!. Que no sólo mi boca diga: "Te amo", sino que también mis hechos lo corroboren ante todos. Que mi vida sea una evidencia tuya en mí.
Hace falta de esta clase de discípulos. ¿Lo soy? ¿lo eres?
El Señor te continúe bendiciendo todos los día de tu vida, este es mi deseo.
Nota: La primera foto, es de mi papi predicando a sólo cuatro meses antes de partir a la presencia del Señor y la última foto, le regala su trofeo a su nieto Alex (mi hijo). La niña pequeña es mi hija Ana Isabel, autora del blog: "Inspiración Silenciosa".

28 comentarios:

Keila dijo...

¡Hermoso e inspirador! Gracias por compartir con nosotros a tu papi. Me hubiera encantado conocerlo, pero sé que te heredó muchas cosas, así que veo en ti muchas facetas de él. ¡Te quiero mucho!

Isa dijo...

¡Gracias mi amada amiga! y aunque muchos dicen que me parezco a él en cosas físicas -excepto el color de la piel- yo creo que traigo muchas de sus enseñanzas impresas en mí.
Tu tío Eglón y mi papá, ambos eran mutuos admiradores el uno del otro. Es increíble como Dios nos juntó amiguita para continuar esta amistad.
Oro por tí en las noches cuando se me va el sueño -ya te compartí- y la voluntad más maravillosa, es la del Señor en nuestras vidas.
Recibe más que mi cariño para ti sin agraviar a los demás que me visitan.

Brisa Nocturna. dijo...

Wow,se me hizo un nudo en la garganta.Que lindo testimonio,que manera de reflejar,de transmitir.Querida Isa,aun en la distancia eres bendicion e inspiracion para mi.Sigue escribiendo de tu manantial fresco.

Un abrazo cubano!.

Guillermo Soto Garcia dijo...

que bellas palabras
yo te entiendo muy bien
pero mi caso es que a veces recuerdo con mucha nostalgia a mi abuelo

es bueno para el alma recordar a estas personas especiales sintiendo un gran orgullo de aberlos tenido en nuestras vidas

hasta pronto
y un gran abrazo

St. Jose dijo...

Aquí y con ejemplos como la de esa alma de Cristo, uno se refresca el corazón con agua viva.

Dios te llene de alegría.

Un abrazo.

♥♥♥JOSELYN♥♥♥ dijo...

PADRE: Es el primer hombre de nuestra vida, y marca tremendamente la existencia su base y muro para ser unas hijas de DIOS. La influencia para el caracter para ser MADRE, ESPOSA, ABUELA, TIA, ETC, etc y etc.

Te escribo estas letras para que sepas que estoy aqui. Gracias por recibirme ISA. Valoramos lo que DIOS nos da prestado nuestro PADRE, lo valoramos en vida y aun mas valioso se vuelve cuando no estan en nuestro lado, ese vacio que nos deja y es irremplazable: SOLO DIOS/SOLO DIOS.

MUCHAS BENDICIONES Y FELIZ 2008

Isa dijo...

Mi amada Brisa, tu aires también me refrescan con esas habilidades tan maravillosas que te dió el Señor, nos haces gozar y vivir. Y ya le dejo ahí, porque si no al rato, vamos a parecer a las "hermanas de la mutua alabanza", ja,ja,ja. Besitos para ti y gracias por comentar.

Isa dijo...

Mi querido y estimado Guillermo, me alegra tanto recibir visitas como las tuyas y leer tu comentario, muchísimas gracias por tus comentarios.
Y mi querido y guajiro José, muchísimas gracias por visitar mi casa y comentar, siempre serás bienvenido.

Isa dijo...

Querida Josy, es cierto lo que dices que nuestro padre marca nuestras vidas, y a Dios agradezco por el padre que me concedió, tal cual lo menciona también nuestro querido hermanito José, y es por eso que quise recordarlo y que uds. lo conocieran. Te agradezco tu visita infinitamente.
Besos.

Ulysses dijo...

gracias por compartir esta historia de tu Padre, me ha emocionado, ya que mi Padre tambien fallecio hace años
Saludos

Isa dijo...

Gracias mi querido Ulysses por compartir conmigo tu amor por tu papi también. ¿Verdad que dejan huella en nosotros?. Gracias por comentar.
El Señor te continúe bendiciendo.

AGUILA EN VUELO dijo...

hola isabel en verdad don luis fue un varon que anduvo en los caminos del Señor, recuerdo que aun siendo un niño, le admiraba su entrega y aunque el no es mi padre espiritual( en este caso ese privilegio lo tiene rudy)el fue muy importante en mi niñezy aunque en mi regreso a la casa que me vio nacer como cristiano me hubiera gustado saludarlo y darle un afectuoso abrazo, PERO EL SEÑOR ES SABIO Y EL NUNCA SE EQUIVOCA, le doy gracias a Dios por que gracias a don luis me dio la oportunidad de conocerte a ti y a tu familia. Y ESO ES EXCELENTE. GRACIAS POR CONTARNOS TUS VIVENCIAS AL LADO DE TU PADRE.
Y PUES ORARE POR ALEX AHORA QUE DEDICARA SU VIDA AL SEÑOR.

SALUDOS PARA TODOS.

Alas de Aguila dijo...

Hola mi estimada.
Que pequeño es en realidad el mundo. Cuando se imaginaría uno que 2 hombres, amantes del futbol,creciendo en el mismo barrio y hasta haciendo travesuras semejantes se encontrarian en un pequeño templo, donde uno estaría predicando del evangelio y otro, escuchando ese primer sermón evangélico, me refiero a mi abuelo y tu querido papa, don Luis, jeje, que tremenda es la vida. Que privilegio hemos tenido, al tener unos padres que nos aman y disciplinan cuando hacemos mal las cosas, porque cuantos seres humanos están desorientados a causa de la falta de un padre, buen padre, para ser mas específicos. Yo no lo traté mucho, pues era pequeño, pero si recuerdo esos trayectos que daba con mi papa y mama abordo del Kenworth, donde tu papa les comentaba algunas bromas o comentarios acerca del sermón visto. Una vez mas concluyo diciendo, que la vida del cristiano es alegre y feliz.

Isa dijo...

Gracias mis estimadas aguilitas,je,je, por visitar mi casa. Me siento muy complacida al recibir sus comentarios y sé que cuando el tiempo pase y uds. maduren más en el Señor, Él ya les tiene las obras preparadas de antemano y las seguirán cual mi papi, por lo mientras, sigan haciendo las obras que les ha puesto nuestro Señor aunque las consideren pequeñas, pero ante el Señor no lo son.
Saludos.

Carlos Julio Pérez Quizhpe dijo...

Un post precioso de alto contenido sentimental.

¡Qué ejemplo nos has dado al compartirnos algo de la intimidad con tu padre!

Eso me ha hecho pensar en la forma en la que educaré a mi hijo, que tiene ahora 5 añitos, pero que ya está creciendo gracias a Elohim.

Bendiciones hermana y la paz de Jesús te llene a ti y a tu familia.

Carlos Julio

Isa dijo...

Gracias hermano Carlos Julio por visitarme. Tu visita me honra. Y estoy segura que si guías a tu hijo en el camino del Señor, nunca se apartará de él.
Saludos.

Alex dijo...

Mi abuelo siempre ha sido una de las personas que más he admirado y volver a ecuchar su historia de tus labios (o en este caso, leerla desde tu blog) me emociona.
Todavía atesoro el últmo consejo que me dio y que se que será util cuando llegue el tiempo.

Dante dijo...

Uffff que hermoso, gracias por compartirlo y mostrar un poco de tu testimonio a través de lo que nos cuentas ;)

Isa dijo...

Mi querido Alex, estoy segura que si tu abuelo viviera, estaría gozoso por tu decisión de servir al Señor y también sé que todos los consejos que te dió te servirán a su debido tiempo. Sólo imita su fe y su arrojo por el Señor.
Cariños para ti.

Isa dijo...

Gracias Dante por visitarme y también por tu comentario. Me gozo contigo al compartir las bendiciones del Señor.
Saludosdesde mi casa.

melania dijo...

Puezz no sé q es decir "puñal" en tu contexto =|

saludoz desd Peru!

i x cierto, un mui buen scrito sobre tu papa!!


genial =)

Isa dijo...

¡Hola mi querida Melania! gracias por visitarme y comentar y paso a la tuya para platicar.
Besos.

Ingrid U J dijo...

Hola!!

Vengo aquí de la mano de Boris que me ha recomendado tu sitio y encuentro mucha bendición en él.

Gracias por compartir semejante testimonio de amor y ejemplo de vida en Jesús...

Te mando un abrazo inmenso desde Puebla.

Qué el Señor llene tu vida de bendiciones pues ciertamente Él te está usando para bendición de muchos...

Isa dijo...

¡Hola Ingrid! Muchas gracias por tu visita y tu comentario y ya te visité pero no entró mi comentario, así que al rato regreso y quiero decirte que escribes precioso.
El Señor te continúe bendiciendo siempre.

Anónimo dijo...

Chabe:
Hasta ahora estoy leyendo lo que escribiste sobre nuestro padre, en realidad no me hago el propósito de sentarme a escribir sobre tus temas, ya que, tengo trabajo atrasado sobre los estudios que realizamos en la iglesia, además como Comisión de Educación Cristiana de la Convención, tengo que repartirme entre las casi 40 iglesias para llevarles los talleres que me solicitan. Ayer estuve en Tampico en la iglesia Horeb, después en Ébano y posteriormente en Cd. Mante, etc. etc. Después de este comentario; me es grato conocer tu opinión sobre mi padre; ahora nos toca a cada uno de nosotros vivir la vida que agrada a Dios, puestos los ojos en Jesús, sin mirar a los demás; no buscando la paja del ojo ajeno, limitándome a hablar sobre los juicios de Dios ya establecidos y no de los míos; haciendo lo que dice el apóstol Pablo: "olvidando ciertamente lo que queda atrás y extendiéndome hacia lo que está delante, prosigo a la meta" trabajando para sobreedificar sobre la doctrina de apóstoles que están fundados en las roca que es Cristo, con el mejor ingrediente, que impide seamos iracundos, impacientes, porque "todo lo sufre, todo lo soporta" EL AMOR DE DIOS.
El ejemplo de mi padre es un buen ingrediente a mi vida y que bueno que se te ocurrió escribir, porque yo no viví con él los momentos floridos de su vida en Cristo.
Te ama
Luis Ángel

Isa dijo...

Mi querido hermano en la carne Luis, me honras tanto con tu visita y compartir con nosotros tu comentario. ¿Te acuerdas cuando eramos "Los Tres mosqueteros"?je,je. Gracias a Dios por tu vida. Sigue adelante, que sólo Él es el que recompensa el caminar en sus caminos.Gracias a Dios, que me dió ese privilegio de trabajar con mi padre, pude aprender muchísimas cosas que quizá de otra manera no hubiese podido.
El Señor recompense tu obra.
Te quiere tu hermana.

Jenny dijo...

Que bueno encontrarme con tu blog y este lindo testimonio de tu padre! No hay mejor ejemplo que un padre temeroso de Dios, El te dejo una gran herencia! Muchos saludos y bendiciones desde Peru!

Isa dijo...

¡Hola Jenny! Gracias por visitarme y ya hice lo mismo contigo y ¡me encantó tu post!.
Seguiré visitándote y animémonos al amor y las buenas obras.
Bendiciones.